Seis destinos (película)

película de 1942 dirigida por Julien Duvivier
(Redirigido desde «Tales of Manhattan»)

Seis destinos (título original, Tales of Manhattan) es una película antológica estadounidense de 1942 dirigida por Julien Duvivier. Trece escritores, incluyendo a Ben Hecht, Alan Campbell, Ferenc Molnár, Samuel Hoffenstein, y Donald Ogden Stewart, trabajaron en las seis historias de esta película. Basadas en la novela del escritor mexicano Francisco Rojas González Historia de un frac, siguen la trayectoria de un frac negro que ha sido maldecido por un cortador mientras va pasando de un propietario a otro en cinco historias a las que solo une el frac.

TramaEditar

El frac ha sido hecho a medida para el renombrado actor de teatro Paul Orman (Charles Boyer), que busca reavivar un amorío con su ex-romance Ethel (Rita Hayworth), quien se muestra receptiva. Pero ahora está casada, y su marido John (Thomas Mitchell) los encuentra juntos. John se ofrece a mostrarle a Paul su colección de armas, en particular su rifle de caza favorito. Lo carga deliberadamente. Paul no hace ningún movimiento para escapar y es disparado por el marido celoso. Mientras Paul finge su muerte, John afirma a su esposa, la única testigo, que fue un accidente. Ethel finalmente se da cuenta de que ama a John y se lo dice; acepta apoyar su historia. Paul vuelve a la vida, sorprendiendo a la pareja y diciéndoles que Juan se perdió por completo. Paul entonces deja a la pareja, pero más tarde se derrumba en su limusina y ordena a su ayuda de cámara Luther (Eugene Pallette) que lo lleve al hospital para ser tratado.

Más tarde Luther ofrece el abrigo, con un agujero de bala, como garantía de un préstamo de 10 dólares de su amigo Edgar (Roland Young). Edgar es el mayordomo de Harry Wilson (César Romero), que está a punto de casarse con Diane (Ginger Rogers). Pero la amiga de Diane, Ellen (Gail Patrick), que se está divorciando de su marido por infidelidad, la desafía a examinar el contenido del abrigo de Harry. Así encuentra una carta de amor de alguien llamado "Squirrel" ("Ardilla") (Marion Martin) a su "león apasionado". Harry escucha y convence a su padrino George (Henry Fonda) para que finja que tomó por error el abrigo de Harry después de una fiesta anoche y que la carta es realmente suya. George, que siente algo por Diane, acepta a regañadientes. Diane está completamente engañada... y comienza a ver a George (a quien ella consideraba "débil") bajo una luz completamente diferente, mucho más romántica. Diane se entera de la verdad cuando aparece Squirrel. Deja a Harry y se va con George.

Después, Luther y Edgar empeñan el abrigo por 10 dólares. Finalmente termina con Charles Smith (Charles Laughton), un desconocido compositor de música clásica. Un amigo arregla un encuentro con el famoso director Arturo Bellini (Victor Francen), quien queda impresionado con su composición. Se le ofrece la oportunidad de dirigir el estreno de su obra en el Carnegie Hall. En el último minuto, se le informa que debe vestirse adecuadamente. Elsa se apresura a comprarle el abrigo, pero le queda muy ajustado. Cuando dirige, se rasga en ambos hombros y el público estalla en risas. Charles se pone a llorar. Pero Bellini se levanta en su palco, se quita su propio frac y le pide que continúe; uno a uno, los "caballeros" del público se quitan sus propios fracs. Después de la actuación triunfal, Charles dona el frac frac frac para la caridad.

Joe (James Gleason), que dirige una misión para los pobres, entrega una carta al mendigo alcohólico Larry Browne (Edward G. Robinson). Es una invitación a la reunión de su 25 aniversario en la universidad, celebrada en el hotel Waldorf Astoria. Joe convence a Larry para que asista, esperando que le ayude a reconstruir su vida. Larry logra convencer a sus antiguos compañeros de clase de que tiene éxito, incluso recibiendo una oferta de trabajo, pero uno de ellos, Williams (George Sanders), sabe que Larry era un abogado turbio en Chicago que fue inhabilitado. Cuando un hombre no puede encontrar su billetera, el grupo celebra un simulacro de juicio, con Larry como acusado y Williams como fiscal. Al final, Larry lo cuenta todo y se va. Sin embargo, a la mañana siguiente, tres de sus compañeros de clase vienen a la misión para hacerle saber que el trabajo sigue siendo suyo.

El abrigo termina en una tienda de segunda mano, tiene una aventura con un cuento protagonizado por W. C. Fields, Phil Silvers y Margaret Dumont [ver más abajo]; donde es robado por un ladrón (J. Carrol Naish). Lo usa para entrar en un salón de apuestas ilegales de lujo para robar a los clientes. En su huida en avión, la chaqueta se incendia y el ladrón asustado la tira, con 43.000 dólares de botín en los bolsillos. Aterriza en Luke (Paul Robeson) y Esther (Ethel Waters), una pobre pareja negra. Se lo llevan a su ministro (Eddie Anderson), y deciden dar a su congregación para comprar lo que han rezado. Un viejo granjero (George Reed) le dice a Luke que lo único por lo que rezaba era por un espantapájaros, así que Luke le da la ahora andrajosa chaqueta para hacer una.

RepartoEditar

Sexto relato eliminadoEditar

Un sexto relato presentaba a W. C. Fields, Phil Silvers y Margaret Dumont. Un estafador (Fields) compra la chaqueta a la tienda de segunda mano que la adquirió en la misión de rescate del cuarto cuento, pensando que está llena de dinero de su antiguo propietario, quien, según el vendedor de la tienda de segunda mano (Silvers), era "un millonario". El estafador lleva la chaqueta a una conferencia que va a dar sobre la abstinencia del alcohol en la casa de una mujer rica (Dumont), donde la leche de coco que se sirve como alternativa al alcohol ha sido rociada con alcohol por su marido - convirtiendo la conferencia en una fiesta de borrachos.

La secuencia fue escrita principalmente por Bert Lawrence, Anne Wigton, William Morrow y Edmund Beloin, con el director Mal St. Clair "aconsejando (Duvivier) sobre gags y rutinas de comedia para Fields y otros cómics". Este cuento era el quinto de la secuencia y fue cortado cuando se estrenó la película para reducir el tiempo de rodaje. Era el más fácil de cortar sin perder la continuidad, e irónicamente, era de lejos el más divertido. Algunas fuentes indican que el "tiempo de ejecución" era una excusa conveniente; otros entre el elenco estaban descontentos porque la secuencia de Fields quitaba la atención del resto de la película.

Esta secuencia fue descubierta en las bóvedas del Zorro a mediados de los 90, aparentemente intacta. Fue usada en "Hidden Hollywood II: More Treasures from the 20th Century Fox Vaults" de Kevin Burns' un documental de televisión de 1997 que destaca las secuencias cortadas de las películas del estudio. [1]​ Más tarde se incluyó como suplemento en el lanzamiento en VHS de Seis Destinos. El Fox Movie Channel transmite la película en su totalidad, con los seis relatos intactos y en su secuencia prevista.

La controversia en torno al quinto relato sobre el lanzamiento de 1942Editar

El cuento final, protagonizado por Paul Robeson y Ethel Waters y que describe lo que se consideraban estereotipos raciales incluso en 1942, fue criticado severamente tanto por Edward G. Robinson como por Robeson, un defensor de los buenos papeles en las películas para negros. Seis destinos fue el último intento de Robeson de trabajar en Hollywood tras haber hecho sólo 12 películas y rechazar ofertas de películas lucrativas durante más de tres años. Robeson estaba profundamente decepcionado con la secuencia, que incluía números musicales de Robeson y el coro de Hall Johnson.

En un primer momento pensó que él y sus asociados podrían utilizar la descripción de la difícil situación de los negros pobres del campo -que se muestra en la película como la inversión de la mayor parte de sus ganancias en tierras comunales y herramientas- para mostrar un modo de vida de compartir y compartir. Aunque intentó cambiar parte del contenido de la película durante la producción, al final lo encontró «muy ofensivo para mi pueblo. Hace al negro infantil e inocente y está en la vieja tradición de gritar aleluya de las plantaciones... la misma vieja historia, el negro cantando su camino a la gloria».[2]​ Para Robeson, era una cuestión de dignidad humana, y pesaba más que lo que consideraba su deber de promover la propiedad comunal, insertado en la historia de Robeson por el guionista Donald Ogden Stewart, como Robeson un miembro del Partido Comunista de EE. UU.

Algunos críticos y artistas negros (entre ellos Clarence Muse), señalaron que la película exponía las condiciones de vida de los negros bajo el sistema de aparcería, pero Robeson estaba tan descontento que intentó comprar todas las copias y sacar la película de la distribución. Tras su estreno, celebró una conferencia de prensa en la que anunció que ya no actuaría en películas de Hollywood debido a los papeles degradantes de que disponían los actores negros. Robeson también dijo que con gusto haría un piquete contra la película junto con otros que la encontraran ofensiva.[2]

RecepciónEditar

Bosley Crowther escribió en el New York Times que «Seis destinos es una de esas películas raras, una desviación difícil de la norma, que, a pesar de su naturaleza de cinco anillos, logra un efecto impresionante. No es profunda ni muy exigente, pero logra transmitir una comprensión suave y distante de la ironía y la piedad de la vida, y constantemente se ocupa de los intereses de cada uno con su serie de incidentes variados».[3]

ReferenciasEditar

  1. Hidden Hollywood II: More Treasures from the 20th Century Fox Vaults Dirigida por Kevin Burns. 1997, Twentieth Century-Fox.
  2. a b Duberman, Martin. (1989). «The Discovery of Africa». Paul Robeson. pp. 259–261. ISBN 978-1-56584-288-5. 
  3. Bosley Crowther (25 de septiembre de 1942). «'Tales of Manhattan,' Starring Charles Boyer, Henry Fonda, Edward G. Robinson, Charles Laughton, at the Music Hall». The New York Times. 

Enlaces externosEditar