Abrir menú principal

Teófano Anastaso (en griego: Θεοφανώ Αναστασώ) nacida 941 Peloponeso muerta hacia ¿980? ¿Constantinopla?. Emperatriz bizantina, madre de los emperadores Basilio II y Constantino VIII, así como de la princesa Ana Porfirogéneta quien contrajo matrimonio con el príncipe Vladímir I el Grande, monarca de la Rus de Kiev. En la historiografía bizantina es famosa por su belleza física y sus supuestos crímenes[1]​.

Índice

IniciosEditar

 
Constantino VII, envenenado por Teófano

Su verdadero nombre era Anastasia, familiarmente, Anastaso,[2]​ y según Juan Escilitzes (quien escribió un siglo después) era hija de un tabernero del Peloponeso, llamado Crátero.[3][4]​ Sin embargo, el patronímico Crátero corresponde también a una gran familia de militares que destacó a partir del siglo IX[5]​.

Nacida en 941, su belleza sedujo al que sería su primer esposo y entonces heredero del título de emperador bizantino Romanos II quien se casó con ella en 956. A partir de entonces fue conocida por el nombre, más aristocrático, de Teófano. Para distinguirla de otros personajes homónimos se la conoce como Teófano Anastaso.

La llegada a Constantinopla de una mujer que no pertenecía a la aristcracia local, originó una serie de rumores en la corte, algunos de los cuales fueron recogidos por los historiadores de la época[6]​. El primero de ellos la señala como responsable de la muerte del emperador Constantino VII; siendo, según estos cronistas y los historiadores que los siguieron como Gibbon, ella misma quien preparó la pócima[7]​.

Muerte de Romano IIEditar

Tras cuatro años de reinar con Romanos II, éste murió súbitamente el 15 de marzo de 963 a la edad de 26 años. Teófano devino así en regente de sus hijos Basilio II y Constantino VIII, con la ayuda del eunuco José Bringas. Teófano y Bringas se deshicieron de prácticamente toda la burocracia: El hermano de Romanos II, Basilio, fue desposeído de su posibilidad de acceder al trono y de su cargo de "chambelán", otorgándosele el cargo de proedus. La suegra de Teófano, Elena Lecapena, fue apartada de la corte, relegada a un exilio interno en un rincón del palacio real junto a las cuatro hermanas de Romanos II -Zoe, Agatha, Ana y Teodora-. Luego Teófano obligó al patriarca Polyeuktos a que consagrara como monjas a tres de las cuatro hermanas de Romanos II (la cuarta hermana, Teodora, se casó con Juan Tzimisces), quitándoles con esto toda posibilidad de poder dinástico.

Historiadores posteriores acusaron también a Teófano de haber envenenado a su esposo; lo cual es improbable pues la muerte de Romano ocurrió un par de días después de que Teófano diera a luz a su hija Anna y en tal momento la muerte de su primer esposo la colocaba en una situación poco segura[8][9]

Alianza con Nicéforo FocasEditar

Su rol al frente del Imperio bizantino se hizo difícil dada la carencia de aliados políticos. A fin de estabilizar el trono hizo un acuerdo secreto con Nicéforo Focas quien era entonces un general prestigioso; éste entró violentamente en Constantinopla el 15 de agosto del 963, dando muerte entre otros a Bringas y se hizo coronar e Hagia Sofía al día siguiente. Al mismo tiempo recluyó a Teófano en la fortaleza de Petrión en las colinas del Cuerno de Oro. En diciembre del mismo año, sin embargo, ambos se desposaron el 20 de diciembre de 963, en el palacio imperial; de manera que Teófano recupó el poder, dándole legitimidad a Nicéforo al integrar, por matrimonio, la dinastía macedonia[10]​.

Alianza con Tzimiskes y asesinato de FocasEditar

Las torpes acciones militares del nuevo soberano resultaron contraprudecentes en el campo diplomático y el Imperio se vio envuelto en varios frentes de combate, aumentaron los impuestos y el apoyo popular se vio resentido. Al mismo tiempo, las malas cosechas provocaron hambrunas. Nicéforo, para remediar esta situación, puso límites a la acumulación de riquezas en los monasterios, lo cual le enajenó el apoyo de la Iglesia. Se gestó una amplia conspiración y la noche del 10 al 11 de diciembre de 969, su sobrino Juan I Tzimisces cruzó el Bósforo en plena tormenta, se ocultó en el Palacio y se introdujo en la cámara imperial, donde mató a su tío.

La leyenda supuso que Teófano era amante del apuesto Tzimisces, dado que aquella noche ella abandonó la habitación imperial dejando las puertas abiertas. Más allá de la realidad de una implicación amorosa, lo cierto es que ambos conspiraron contra el emperador[11]​.

Caída y exilio de TeófanoEditar

Tzimisces se proponía contraer enlace con Teófano, como manera de ligarse a la dinastía, sin embargo habia un poderoso partido en la corte que se oponía a ella, encabezado por el Patriarca Polieuctos. Éste se negó a coronar al nuevo emperador a menos que castigase a todos quienes lo habían ayudado en el asesinato de Nicéforo, comenzando por la "emperatriz escarlata" (alusión a la Ramera del Apocalipsis) y repudiando los decretos de su predecesor que lesionaban los intereses de la Iglesia. El nuevo emperador consideró entonces que el apoyo eclesiástico era preferible al de una emperatriz desprestigada, por lo cual la exilió a la isla de Proti en el mar de Mármara. Si bien el Patriarca falleció dos meses más tarde, el exilio no le fue levantado[12]​.

RetornoEditar

Aún prisionera, Teófano continuó interviniendo en los asuntos imperiales; y el 9 de diciembre de 971 logró concretar el matrimonio de Teófano Skleraina, sobrina de Tzimisces, con el emperador occidental Otón II.

Tras la muerte de Tzimisces (976) los hijos de Teófano, Basilio y Constantino asumieron el poder en conjunto. Su primer decreto fue levantar el exilio de su madre, quien retornó a palacio, en donde tuvo nuevamente gran influjo.

La última mención de Teófano corresponde al año 978, cuando solicitó al general georgiano Juan Tornikio la concreción de una alianza con David III Curopalata para apoyar a sus hijos contra la rebelión de Bardas Skleros. Las circunstancias de su muerte son poco conocidas[13]​.

ReferenciasEditar

  1. Ash, John (1995). A Byzantine Journey. I.B. Tauris & Co. Ltd. p. 243. ISBN 1 84511 307 1.
  2. Davids, Adelbert (2002). The Empress Theophano: Byzantium and the West at the Turn of the First Millennium. Cambridge University Press. p. 325. ISBN 0-521-52467-9. «The emperor Romanos II was married to the daughter of a merchant, called Anastaso, who took the name of Theophano at marriage». 
  3. Bréhier, Louis (1977). The life and death of Byzantium. North-Holland Pub. Co. p. 127. ISBN 0-7204-9008-1. «Anastasia, daughter of Craterus, of illustrious parentage according to the panegyrist, but a former barmaid nicknamed Anastaso according to the other chronicles. Not only did Constantine approve this marriage, but he had it celebrated with great splendour in the church of Hagia Sophia and gave his daughter- in-law». 
  4. Diehl, Charles (1927). Byzantine portraits. A.A. Knopf. OCLC 1377097. «Her father, Craterus, of Laconian origin, was an obscure plebeian who kept a public-house in one of the slums of the capital. She herself, before her marriage, was called Anastasia, or more familiarly, Anastaso». 
  5. Signes Codoñer, Juan. The Emperor Theophilos and the East, 829–842: Court and Frontier in Byzantium during the Last Phase of Iconoclasm, Routledge, 2016. Página 89.
  6. Ash, John (1995). A Byzantine Journey. I.B. Tauris & Co. Ltd. p. 243. ISBN 1 84511 307 1.
  7. Gibbon, Edward (1904). The Rise and Fall of the Roman Empire. Londres Ballantyne, Hanson & CO. Tome V.p. 247.
  8. Reuter, Timothy; McKitterick, Rosamond (1995). The New Cambridge Medieval History: c. 900-c. 1024. Cambridge University Press. p. 597. ISBN 9780521364478.
  9. Norwich, John Julius. Byzantium: The Apogee. New York: Alfred A. Knopf: 1992, p. 192-194
  10. Ostrogorsky, George (1969). History of The Byzantine State. New Brunswick: Rutgers University Press. p. 284. ISBN 0-8135-0599-2.
  11. Ash. John (1995). A Byzantine Journey, 1995. I.B. Tauris & Co. Ltd., London. p. 248.
  12. Ash. John (1995). A Byzantine Journey, 1995. I.B. Tauris & Co. Ltd., London. p. 248.
  13. Kaldellis, Anthony (2017) Streams of Gold, Rivers of Blood: The Rise and Fall of Byzantium, 955 A.D. to the First Crusade. OUP USA
Precedido por:
Helena Lekapene
Emperatriz bizantina consorte
(959-969)
Sucedido por:
Teodora, hija de Constantino VII
Precedido por:
Helena Lekapene
Emperatriz-madre del Imperio bizantino
(15 de marzo de 963-15 de junio de 991)
Sucedido por:
Eudoxia Macrembolitissa