Telescopio espacial Spitzer

observatorio espacial infrarrojo

El telescopio espacial Spitzer (SST por sus siglas en inglés) (conocido inicialmente como Instalación de Telescopio Infrarrojo Espacial o SIRTF de sus siglas en inglés), fue un observatorio espacial infrarrojo, el cuarto y último de los Grandes Observatorios de la NASA. Otros telescopios espaciales en el infrarrojo que han precedido al Spitzer fueron los telescopios IRAS e ISO.

Telescopio espacial Spitzer
Spitzer space telescope.jpg
Representación artística del telescopio espacial Spitzer
Estado Retirado
Tipo de misión infrarrojo
Operador NASA/JPL/Caltech
ID COSPAR 2003-038A
no. SATCAT 27871
ID NSSDCA 2003-038A
Página web http://www.spitzer.caltech.edu/
Duración planificada De 2.5 a más de 5 años estimados
Propiedades de la nave
Fabricante Lockheed Martin
Ball Aerospace
Masa de lanzamiento 950 kg
Propulsión Sin Propulsión
Comienzo de la misión
Lanzamiento 25 de agosto de 2003 05:35:00 UTC
Vehículo Delta II 7920H ELV
Lugar Cabo Cañaveral, Florida
Fin de la misión
Desactivado 30 de enero de 2020 (16 años y 5 meses)
Parámetros orbitales
Sistema de referencia Heliocéntrica
Excentricidad 0.011
Altitud del periastro 1.003 unidades astronómicas
Altitud del apoastro 1.026 unidades astronómicas
Inclinación 1.14 °
Período 1 año
Instrumentos


  • IRAC Cámara de infrarrojos
  • IRS Espectrómetro infrarrojo
  • MIPS Conjunto de detectores infrarrojos
NASA-SpitzerTelescope-Logo.svg  

Fue lanzado el 25 de agosto de 2003 desde el Centro Espacial Kennedy usando como vehículo un Delta II. Mantuvo una órbita heliocéntrica similar a la de la Tierra, pero que lo aleja de nuestro planeta a razón de unos 15 millones de kilómetros por año. Spitzer va equipado con un telescopio reflector de 85 cm de diámetro. La vida útil del telescopio Spitzer viene limitada, como en otros telescopios infrarrojos espaciales, por la tasa de evaporación del helio líquido que se utiliza como refrigerante. Inicialmente se esperaba que el helio durase un mínimo de 2,5 años y un máximo de 5. El helio líquido se agotó el 15 de mayo de 2009, lo que supone una duración de más de 5,5 años.

Después de 16 años de actividad, el telescopio Spitzer fue desactivado y retirado el 30 de enero de 2020.[1]

El costo total de la misión se ha estimado en 670 millones de dólares. Entre los retos tecnológicos de esta misión se encontraba la realización del espejo principal de berilio.

Manteniendo la tradición de la NASA, el telescopio fue renombrado después de su demostración de operación exitosa, en 18 de diciembre de 2003. A diferencia de la mayoría de los telescopios, que son nombrados por un panel de científicos, el nombre de este fue obtenido de un concurso abierto solo a niños. El nombre final proviene del Dr. Lyman Spitzer, Jr., considerado uno de los científicos más influyentes del siglo XX y uno de los primeros impulsores de la idea de telescopios espaciales proponiendo esta posibilidad en los años 40.

Con el Spitzer se quiere estudiar objetos fríos que van desde el sistema solar exterior hasta los confines del universo. Este telescopio constituye el último elemento del programa de Grandes Observatorios de la NASA, y uno de los principales elementos del Programa de Búsqueda Astronómica de los Orígenes (Astronomical Search for Origins Program). El telescopio contiene tres instrumentos capaces de obtener imágenes, realizar fotometría en el intervalo de 3 a 180 micras y obtener espectros de gran resolución en el intervalo de 5 a 100 micras.

InvestigacionesEditar

En mayo del 2007 obtuvo datos sobre un diminuto planeta al que se denominó HD14026b, el planeta extrasolar era el más caliente registrado hasta ese momento con 3700 °C en superficie.[2]

En agosto del 2008 detectó una inmensa cantidad de vapor de agua dentro de un sistema estelar en formación llamado NGC 1333-IRAS 4B. El vapor procedente de la nube central del sistema cae sobre un disco de polvo estelar del que surgirían los planetas y cometas. Este sistema crece dentro de su núcleo frío de gas y polvo. El director del estudio Dan M. Watson,[3]​ de la Universidad de Rochester, en Nueva York dijo: "por primera vez estamos viendo cómo llega el agua hasta el lugar en el que se formarían los planetas".[4]

 
Fotografías a falso color de galaxias tomadas por el telescopio.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar