Tena (Cundinamarca)

Municipio colombiano del departamento de Cundinamarca

Tena (Villa del Rosario de Tena, históricamente) es un municipio colombiano del departamento de Cundinamarca, ubicado en la Provincia del Tequendama, a 66 km de Bogotá.

Tena
Municipio
IglesiaParroquialdeTenayQuintaMonPlaisir.jpg

Flag of Tena (Cundinamarca).svg
Bandera
Escudo de Tena (Cundinamarca).svg
Escudo

Tena ubicada en Colombia
Tena
Tena
Localización de Tena en Colombia
Tena ubicada en Cundinamarca
Tena
Tena
Localización de Tena en Cundinamarca
Colombia - Cundinamarca - Tena.svg
Ubicación de Tena
Coordenadas 4°39′17″N 74°23′24″O / 4.6547222222222, -74.39Coordenadas: 4°39′17″N 74°23′24″O / 4.6547222222222, -74.39
Entidad Municipio
 • País Bandera de Colombia Colombia
 • Departamento Cundinamarca
 • Provincia Tequendama
Alcalde Luis Carlos Vargas Lozano (2020-2023)
Eventos históricos  
 • Fundación 11 de diciembre de 1607[1]
 • Erección 1 de junio de 1818[1]
Superficie  
 • Total 55 km²[1]
Altitud  
 • Media 1384 m s. n. m.
Población (2015)  
 • Total 8 941 hab.[2]
 • Densidad 162,56 hab/km²
 • Urbana 849 hab.
Gentilicio Tenense
Huso horario UTC -5
Sitio web oficial

Posee una de las más grandes reservas hídricas de la Provincia del Tequendama y de Cundinamarca, además de una vegetación virgen y bosques espesos de niebla y una enorme riqueza de fauna y flora; además, fue una de las regiones donde José Celestino Mutis empezó la Real Expedición Botánica del Nuevo Reino de Granada y quedó fascinado por encontrar especies únicas en el mundo. Las principales fuentes económicas el municipio son la agricultura, la ganadera, la industria avícola, y la piscícola.

HistoriaEditar

Antes de la conquista de los españoles, Tenazucá estaba situada en los dominios de los indígenas muiscas, quienes la denominaban Zuca. Fue Gonzalo Jiménez de Quesada quien al contemplar la similitud del lugar con el valle de Tena en su lejana patria decidió asignarle este nombre. El actual territorio no es el mismo donde se fundó el pueblo de indios en 1548. El asiento de la actual población de Tena no es el mismo donde se fundó la población de indios por mandato del Presidente de la Real Audiencia Borja el 11 de diciembre de 1607, que tuvo lugar cerca de la Laguna Tenasucá, pero que solo vino a ejecutarse en 1627. El asentamiento en el que fue construido el Municipio durante el siglo XIX se empezó a conformar en parroquia en 1818, como congregación de blancos.

Posteriormente, el extenso territorio de Tena perteneció a la orden religiosa de los Jesuítas, los cuales, además de dedicarse a la conversión de indios, explotaron una legendaria mina de diamantes por el sector conocido como peñas blancas, de la cual no se sabe su localización, pues fue oculta por los religiosos antes de su expulsión de los territorios españoles.

El sabio botánico José Celestino Mutis, impulsor de la Real Expedición Botánica del Nuevo Reino de Granada, reconoció por primera vez en 1772, a seis leguas de Bogotá en el monte de Tena, varias especies de quina, que clasificó y que fueron las primeras encontradas en el virreinato de la Nueva Granada.

Clemente Alguacil compró los terrenos a la Corona española, quién se había hecho de los terrenos dejados por los jesuítas, y en 1785 edificó la Iglesia parroquial en su ubicación actual y en un modesto barroco español, pues la anterior había sido una capilla pajiza arruinada para aquella época, y consagró tanto la iglesia como toda la hacienda a Nuestra Señora del Rosario.

Luego de la independencia, el español Clemente Alguacil, huyó dejando todas sus posesiones abandonadas, entre ellas la Hacienda de Tena donde vivía, naufragando en el camino cuando intentaba volver a España. Luego de la firma del tratado de independencia, muchos de los bienes confiscados a los españoles pasaron a manos de la nueva república, que a su vez dio muchas de estas tierras a los próceres de la independencia. Así, la finca en toda su extensión pasó a ser propiedad de Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander, quienes habían pasado por allí varias veces en su camino a la batalla, y que luego dieron como regalo su propiedad a sus hermanas Juana Bolívar y Josefa Santander, vendiéndole sus derechos de propiedad la primera a la segunda. No obstante, Francisco de Paula Santander ofició como alcalde y señor de la Hacienda de Tena en varias ocasiones antes de su muerte.

A comienzos del siglo XVIII la población se trasladó varias cuadras al sur, donde se encuentra el actual poblado, y ya para el Siglo XX parte de este sitio resultó inestable por deslizamientos del terreno, lo que obligó a la gente que perdió sus casas a invadir terrenos de la antigua plaza de la Hacienda de Villa del Rosario, de donde fueron desalojados el 7 de abril de 1972. Por auto del 3 de julio de 1973 se decretó la expropiación de un lote de terreno de 7 hectáreas aproximadamente 8.647 metros cuadrados, parte de la finca "El Rosario" y que fue entregado al municipio de Tena, con destino al área de población.

El nombre completo del pueblo es Villa del Rosario de Tena pues, desde su origen en la colonia, la Hacienda de Villa del Rosario y el caserío de Tena estuvieron ligados, funcionando como unos solo, a modo de las antiguas haciendas coloniales con vastos sembradíos, esclavos y campesinos arrendatarios de parcelas. Posteriormente la hacienda se industrializó para la explotación de café y caña de azúcar, con un beneficiadero y trapiche, y se embelleció como villa de recreo con grandes jardines y elaborados edificios clásicos.

En 1945, en la Hacienda de Tena, en la Capilla de Nuestra Señora de las Mercedes y Santa Teresita de Jesús Tena, construida como mausoleo familiar en 1927, contrajeron matrimonio Lyna Elisa Clothylde Rodríguez Restrepo, heredera de la hacienda, con el príncipe austriaco Peter Karl Marie Anton Pius Benediktus Markus Johannes von Schönburg-hartenstein. Para poder oficiar allí la boda, fue necesario pedir la consagración de la capilla por parte de la curia eclesiástica del Vaticano, quienes por oficio canónigo la consagraron a Santa Teresa de Lisieux.

La hacienda perteneció a los Rodriguez Maldonado, descendientes del conquistador Don Francisco Maldonado de Mendoza; perteneciente a la orden de Santiago, hasta que a mediados del Siglo XX, luego de su abandono, se subdividió para adherir su extenso terreno y sus edificios al pueblo, loteando y escriturando a muchos de los actuales moradores. Lastimosamente, muchos de los edificios históricos del pueblo y de la hacienda se perdieron en este proceso.

En el libro Hacienda de Tena: IV centenario, 1543-1943, escrito por Carlos Rodríguez Maldonado, último propietario de la Hacienda que vivió en ella, se encuentra la más completa y detallada historia de la antigua hacienda y el poblado. El libro está actualmente en la Biblioteca Nacional de Colombia y en la Biblioteca Luis Ángel Arango, para consulta abierta.

BanderaEditar

Tres franjas horizontales de igual proporción, con gran significado sobre la riqueza que la historia nos cuenta hubo en el municipio, como fueron las minas de diamante que allí existieron, de donde sacaron las incrustaciones de diamante que tiene la famosa custodia "La Lechuga", expuesta en el Museo del Oro de Bogotá. También hace referencia a la riqueza antigua de grandes cultivos de café.

  • Amarillo: significa la riqueza heredada por de los antepasados, poseedores de invaluables tesoros y en cuya laguna sagrada Pedro Palo, se realizaban rituales de la tradicional leyenda del Dorado.
  • Blanco: significa la pureza y abundancia de sus aguas, lo mismo que la tranquilidad del sector.

GeografíaEditar

El municipio posee tres pisos térmicos: el frío, el templado y el caliente, y se encuentra ubicado en la Cordillera Oriental. Por el costado Sur pasa el río Bogotá, y además cuenta con la quebrada La Honda, que cruza por el cerro Santo Domingo.

Límites del municipio: Tena limita al Norte con Bojacá, al Occidente con La Mesa, al Oriente con San Antonio del Tequendama y al Sur con El Colegio.

TurismoEditar

  • Quinta Mon Plaisir y piscina Petits Plaisir.
  • Casa Desireé y Villa Zoilo-Emilia.
  • Casonas coloniales y republicanas en el marco de la Plaza central.
  • Edificio Fould de beneficio del café de la empresa francesa (Hoy solo quedan las ruinas).
  • Templo Parroquial a la Virgen de Nuestra Señora del Rosario datado en 1785 construido por Don Clemente Alguacil, restaurado en 1885 por Lastenia Maldonado, con altares de los escultores suizos Luigi y Colombo Ramelli, y puerta en hierro forjado de los Talleres Salesianos.
  • Capilla de Nuestra Señora de las Mercedes y Santa Teresita de Jesús de 1927, mausoleo familiar y capilla de bodas de las herederas de la hacienda con el Marquéz de La Falaise y el principe austriaco Peter von Schönburg-hartenstein. Ahora Biblioteca y Casa de la Cultura.
  • Caminos reales en piedra.
  • Laguna de Pedro Palo: localizada a 12 km del municipio de Tena. Rodeada de muchas leyendas sobre encantamientos y poderes mágicos, la laguna de Pedro Palo es la mayor reserva hídrica de la Provincia del Tequendama y un escenario de gran importancia histórica, pues en esta región se efectuaron los primeros viajes de la Real Expedición Botánica del Nuevo Reino de Granada en 1783.
  • Bosque de Niebla.
  • Casa del Café.
  • Cascada natural El Tambo.
  • Sendero Ecológico Tenazucá.
  • Toscala: Finca agroturística que ofrece hospedaje. Su casa conserva la arquitectura de la región, con más 80 años de historia, y en ella se mantiene el perfecto equilibrio con el ecosistema. Está rodeada de cultivos de café, y árboles frutales de plátanos, aguacates, mandarinas, naranjas, mangos y guayabos, siendo es un típico referente del paisaje Colombiano.

FiestasEditar

  • Ferias y fiestas (a finales de agosto).
  • Fiesta de la Virgen del Carmen (15, 16 y 17 de julio).
  • Fiestas de La Gran Vía (a principios de diciembre).

ReferenciasEditar

  1. a b c «Información general de Tena». Alcaldía del municipio. Archivado desde el original el 10 de marzo de 2014. Consultado el 1 de mayo de 2015. 
  2. «Resultados y proyecciones (2005-2020) del censo 2005». DANE. Consultado el 1 de mayo de 2015. 

Enlaces externosEditar