Teología cristiana

estudio de las de creencias y prácticas del cristianismo

La teología cristiana es la teología del conjunto de creencias del cristianismo.[1]​ Este estudio se centra principalmente en los textos del Antiguo Testamento y del Nuevo Testamento de la Biblia cristiana, así como en la tradición cristiana. Para los cristianos, tales creencias son consideradas «verdades fundamentales». Estos estudios se centran principalmente en el análisis del Antiguo y Nuevo Testamento, que llevan a realizar una exégesis de los textos, como también argumentaciones racionales a partir de ella. Las teólogas y teólogos cristianos utilizan la exégesis bíblica, el análisis racional y la argumentación. Dentro de esta teología se encuentra también la teología histórica, la teología bíblica o exegética, la teología sistemática y la teología práctica. Las y los teólogos pueden emprender el estudio de la teología cristiana por diversas razones, como por ejemplo para:

  • ayudarles a comprender mejor los principios cristianos[2]
  • hacer comparaciones entre el cristianismo y otras tradiciones[3]
  • defender el cristianismo contra objeciones y críticas
  • facilitar las reformas en la Iglesia cristiana[4]
  • ayudar a la propagación del cristianismo[5]
  • aprovechar los recursos de la tradición cristiana para hacer frente a una situación actual o a una necesidad percibida[6]

La teología cristiana ha impregnado gran parte de la cultura occidental no eclesiástica, especialmente en la Europa premoderna, aunque el cristianismo es una religión mundial.

La teología se refiere al discurso creyente sobre Dios, la Biblia, la religión y la Iglesia, y en particular sobre las doctrinas cristianas, elaboradas según los medios y la perspectiva indicados anteriormente. No todo discurso creyente es teológico per se, sino que puede tratarse de una confesión de fe (o testimonio), predicación o incluso una alabanza. También es posible hablar de la teología de una u otra gran figura (pl ej., teología juanina, teología paulina o teología agustiniana). También se habla de teología calvinista o teología luterana.

Las autoridades religiosas organizan la enseñanza de la teología como una disciplina universitaria. El carácter científico de la teología sigue siendo objeto de debate: si bien su parentesco con la filosofía haría que fuera más apropiado llamarla un tipo de «sabiduría», en la Edad Media se la consideraba la reina de las ciencias, el culmen de todo el saber humano, según el lugar que la metafísica ocupaba en el sistema aristotélico. Sin embargo, según los criterios modernos de la ciencia, solo algunas ramas pueden considerarse absolutamente como disciplinas científicas.

En la Iglesia Ortodoxa, la teología no se considera una disciplina especulativa y deductiva, sino el conocimiento experiencial de un Dios que se manifiesta a su creación, y por tanto, el título de «teólogo» solo se le concede a tres santos: San Juan Evangelista, San Gregorio Nacianceno y San Simeón el Nuevo Teólogo.

Tradiciones cristianas editar

La teología cristiana varía considerablemente entre las principales ramas de la tradición cristiana: Católica, Ortodoxa y Protestante. Cada una de esas tradiciones tiene sus propios enfoques en cuestiones doctrinales, en el manejo de los seminarios y la formación ministerial.

Teología sistemática editar

La teología sistemática, como disciplina de la teología cristiana, formula una exposición ordenada, racional y coherente de la fe y las creencias cristianas.[7]​ La teología sistemática se basa en los textos sagrados fundamentales del cristianismo y, al mismo tiempo, investiga el desarrollo de la doctrina cristiana a lo largo de la historia, especialmente a través de la evolución filosófica. Inherente a un sistema de pensamiento teológico es el desarrollo de un método, que puede aplicarse tanto de forma amplia como particular. La teología sistemática cristiana suele estudiar:

Referencias editar

  1. Entwistle, David N. (30 de junio de 2015). Integrative Approaches to Psychology and Christianity. p. 148. ISBN 9781498223485. 
  2. Véase, p. ej., Daniel L. Migliore, Faith Seeking Understanding: An Introduction to Christian Theology (Grand Rapids: Eerdmans, 2004)
  3. Véase, p. ej., David Burrell, Freedom and Creation in Three Traditions (Notre Dame: University of Notre Dame Press, 1994)
  4. Ver, por ejemplo, John Shelby Spong, Why Christianity Must Change or Die (New York: Harper Collins, 2001)
  5. Ver, p. ej.., Duncan Dormor y cols. (eds), Anglicanism, the Answer to Modernity (Londres: Continuum, 2003)
  6. Ver, p. ej., Timothy Gorringe, Crime, Changing Society and the Churches Series (Londres: SPCK, 2004).
  7. Comparar: Jenson, Robert W. (1997). «1: What Systematic Theology Is About». Systematic Theology (en inglés). 1: The Triune God (revised edición). Oxford: Oxford University Press (publicado el 2001). p. 22. ISBN 9780195145984. Consultado el 5 de febrero de 2019. «La teología sistemática se denomina así porque retoma cuestiones planteadas no solo por la urgencia actual, sino también por las conexiones inherentes a la fe que se perciben. Así, la teología sistemática puede plantear problemas que aún no han surgido en la vida de la iglesia, y mantener discusiones cuyo desafío eclesial-pastoral inmediato está en suspenso. [...] La teología 'sistemática' [...] se ocupa de la verdad del Evangelio, definida dogmáticamente o no. » 

Véase también editar

Enlaces externos editar