Abrir menú principal

El Terremoto de Santiago de 1552 fue el primer sismo que afectó a la naciente ciudad capital de Chile a 11 años de su fundación. Ocurrió a las 17:16 (hora local) del 11 de septiembre de 1552 —curiosamente en el aniversario de la primera destrucción a manos de los indígenas en 1551—.

Se calcula que su magnitud fue de 7,0 grados en la escala de Richter, que si bien no lo transforman en uno de gran magnitud al ser el primero y no estar la ciudad preparada «postró a Santiago todo entero por el suelo en sólo un minuto», según palabras del historiador Vicuña Mackenna.

Tuvo solo doce muertos contabilizados, explicables por la hora que aconteció y la bajísima población de la ciudad, cuando la mayoría de sus efectivos militares combatían en el sur.

Véase tambiénEditar

Enlaces externosEditar