Abrir menú principal

Tienda de ultramarinos

Establecimiento comercial pequeño con variedad de productos de primera necesidad
Tienda de ultramarinos (alimentación, colmado, tienda de abarrotes, pulpería, supermercado, minisuper, chino, badulaque, etc.)

En España y algunos países hispanoamericanos, se denomina tienda de ultramarinos,[1]​ de coloniales,[2]​ o colmado,[3][a][4]​ a una tienda o establecimiento comercial que vende diversos productos alimenticios. Toma su nombre del conjunto de importaciones traídas de las antiguas colonias españolas.

En el proceso de occidentalización del comercio y la sociedad urbana fueron sustituidos por los supermercados de la segunda mitad del siglo xx. Ya en el marco del inicio del siglo xxi y en Europa, el establecimiento que más se aproxima quizá a este tipo de tienda de barrio, pero con un perfil sociológico muy diferente, es el llamado 'chino de barrio' y el “badulaque” definido en la versión española de doblaje de Los Simpson.[5][6]

En el Museo Etnográfico Extremeño González Santana, instalado en el Castillo de Olivenza (Badajoz), se puede ver una tienda de ultramarinos con todos sus elementos de medida.[7]

Índice

HistoriaEditar

 
Interior de una tienda de ultramarinos (Museo Etnográfico de Grandas de Salime (Asturias, España).

La palabra «ultramarinos» proviene de que los productos que originalmente se vendían en estas tiendas, solían proceder de territorios de «Ultramar», como café, especias y otros productos de importación. Solían ser, en su origen, establecimientos con uno o varios mostradores de mármol blanco y cierta apariencia entre el almacén y la tienda, y se caracterizaban por no especializarse en un único tipo de producto, circunstancia que les confería un personal conjunto de aromas mezclados (desde el café, al bacalao).[b]​ A lo largo de su historia y evolución también se han caracterizado por la flexibilidad de horarios.

Otros nombresEditar

  • En México y Centroamérica se usan términos sinónimos como «abarrotes», 'minisuper', «tienda de la esquina», «tiendita» o «misceláneas».
  • En Nicaragua y Costa Rica se les conoce como «pulpería».
  • En Colombia se les conoce como «tiendas de barrio».
  • En Miami y Puerto Rico se les conoce con el falso amigo «grosería», calco erróneo del inglés «grocery store».
  • En Venezuela reciben el nombre de «abasto» o «bodega».
  • En Chile, Uruguay y Argentina es conocida generalmente como «almacén» o «despensa» y forma parte de la idiosincrasia de los barrios.
  • En República Dominicana y algunos lugares de España se les conoce como «colmado».

Tipos y costumbresEditar

 
Una tienda de ultramarinos en Madrid.

En España, todavía se conserva la antigua costumbre de «pedir la vez» cuando se accede a estos locales para establecer un turno de espera, debido a que no suele haber una cola (fila), físicamente establecida ni máquinas de reserva de turno. La fórmula habitual era el típico ¿Quién es el último-a? o ¿Quién da la vez? [8]

En la República Dominicana, durante los fines de semana, los llamados colmados tienen una función de casino cultural de barrio, para beber ron o cerveza, jugar al dominó u otros entretenimientos, o ver televisión.[cita requerida]

En México, un expendio o ultramarinos vende principalmente cerveza, refrescos embotellados y algunos abarrotes no perecederos que utilicen código de barras y puedan ser cobrados con una terminal de punto de venta. Sin embargo, la tienda de abarrotes es aquella que ofrece cierta variedad de productos a granel (frutas, verduras, lácteos y carnes locales).[cita requerida]

En Argentina y en Uruguay, en tanto, las almacenes suelen ser los proveedores de mercadería de varias cuadras a la redonda. Sin embargo, con el paso de los años la mayoría de las almacenes han ido quebrando o deviniendo a autoservicios.[9]

Véase tambiénEditar

NotasEditar

  1. El flamencólogo José Blas Vega, explica que un colmado, en España, y con mayor desarrollo en el Madrid del siglo veinte, era también el establecimiento que convocaba reuniones flamencas de cante y baile, con servicio de comida y -especialmente- bebida, permaneciendo abierto hasta altas horas de la madrugada.
  2. Entre los antiguos instrumentos para medir las cantidades ‘a granel’, se pueden enumerar la balanza (desde la balanza romana al peso electrónico); guillotinas para cortar bacalao en salazón, molinillos de café, juego de medidas de aceite, etc.

ReferenciasEditar

  1. Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española (2014). «ultramarino». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Madrid: Espasa. ISBN 978-84-670-4189-7. Consultado el 21 de agosto de 2015. 
  2. Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española (2014). «colonial». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Madrid: Espasa. ISBN 978-84-670-4189-7. Consultado el 21 de agosto de 2015. 
  3. Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española (2014). «colmado». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Madrid: Espasa. ISBN 978-84-670-4189-7. Consultado el 21 de agosto de 2015. 
  4. Blas Vega, José (2006). «IX». El flamenco en Madrid. Córdoba: Almuzara. pp. 170 y ss. ISBN 8488586221. 
  5. Navarro, Mayka (27 de marzo de 2017). «El auge de colmados pakistaníes los sitúa en el punto de mira». lavanguardia.com. Consultado el 12 de marzo de 2018. 
  6. «Los colmados ya suponen una sexta parte del comercio alimentario de calle de Barcelona». agecu.es. 19 de febrero de 2017. Consultado el 12 de marzo de 2018. 
  7. Museo de Extremadura Visita virtual al Museo Etnográfico Extremeño González Santana de Olivenza, en Badajoz (España)
  8. «Ultramarinos, colmados y mantequerías, chinos y franquicias». bocadosdemadriz.com. Consultado el 12 de marzo de 2018. 
  9. 'El comercio cambió: quiebra el Centro de Almaceneros', en Diario Clarín

Enlaces externosEditar