Tirotoxicosis ficticia

La tirotoxicosis ficticia es un trastorno metabólico caracterizado por una ingesta de grandes dosis de hormonas tiroideas de forma deliberada o por terapia inadecuada, constituyendo la causa más frecuente de tirotoxicosis no asociada a hipertiroidismo.[1]​ En la tirotoxicosis silente hay una captación de yodo baja, por lo tanto, el trastorno se diagnostica con pruebas de captación de yodo.[2][3]​ A diferencia de la tiroiditis subaguda, la velocidad de sedimentación globular no suele estar aumentada y la ausencia de anticuerpos antitiroideos, la distigue de procesos como la tiroiditis de Hashimoto.[4]

ReferenciasEditar

  1. Sopena Monforte, Ramón; Luis Martí-Bonmatí y José Vilar Samper (2006). Algoritmos en diagnóstico por la imagen (2da edición). Elsevier, España. p. 9. ISBN 8445815733. 
  2. MICHAUD CH., Patricio. Proposición de consenso para el uso de yodo 131 en el tratamiento de la tirotoxicosis y el cáncer del tiroides (en español). Rev. méd. Chile [online]. 1998, vol.126, n.7 [citado 2009-10-12], pp. 855-865. ISSN . doi: 10.4067/S0034-98871998000700015.
  3. SANZ R, Jorge. Síndrome de Down e hipertiroidismo.: Comunicación de 3 casos (en español). Rev. méd. Chile [online]. 1999, vol.127, n.8 [citado 2009-10-12], pp. 967-969. ISSN . doi: 10.4067/S0034-98871999000800011.
  4. GARCIA DE FRANCISCO, A. y PRIETO ZANCUDO, C. Tiroiditis subaguda: revisión a partir de un caso clínico (en español). Medifam [online]. 2001, vol.11, n.5 [citado 2009-10-12], pp. 87-94. ISSN 1131-5768.