Tito Didio

cónsul romano y gobernador de la Hispania Citerior.

Tito Didio (en latín, Titus Didius) fue un político y militar romano de la gens Didia célebre por restaurar la Villa Publica[2]​ y su recordado proconsulado en la Hispania Citerior, actual España.

Tito Didio
Torreciega.jpg
La torre Ciega es quizá la tumba de un hispano descendiente de algún individuo beneficiado por Tito Didio con la ciudadanía romana.[1]

Cónsul de la República romana
1 de enero de 98 a. C.-1 de enero de 97 a. C.
Junto con Quinto Cecilio Metelo Nepote
Predecesor Marco Antonio el Orador
Aulo Postumio Albino
Sucesor Gneo Cornelio Léntulo
Publio Licinio Craso

Información personal
Nombre en latín Titus Didius Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento Siglo II a. C.juliano Ver y modificar los datos en Wikidata
Antigua Roma Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 90 a. C.
Herculano (Italia) Ver y modificar los datos en Wikidata
Causa de muerte Muerto en combate Ver y modificar los datos en Wikidata
Religión Religión de la Antigua Roma Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Padres Tito Didio; madre desconocida
Información profesional
Ocupación Militar y político

Carrera militar y políticaEditar

Era hijo del tribuno de la plebe del mismo nombre. En 103 a. C. alcanzó el tribunado de la plebe.[3]​ En este tiempo intentó vetar el proceso que inició Gayo Norbano, otro tribuno, contra Quinto Servilio Cepión por la debacle de Arausio.[3]​ En 101 a. C. le nombraron pretor. Un año después, ya como propretor, estuvo destinado en Macedonia donde derrotó a los escordiscos;[3]​ gracias a este triunfo, el Senado le concedió un triunfo que celebró el año 100 a. C.[4]​ En 98 a. C. alcanzó el consulado con Metelo Nepote el Mayor, durante el cual ordenaron la reconstrucción de la Villa Publica,[2]​ y aprobaron la ley Caecilia Didia que estableció de nuevo un plazo —trinundinum— entre la promulgatio de un proyecto y su votación, y prohibió mezclar en un proyecto de ley materias independientes —per saturam rogare—.[5][6]

Como procónsul le correspondió la administración de la provincia de Hispania Citerior (97-93 a. C.).[3]​ En estos cinco años centró su atención en derrotar a los celtíberos;[3]​ alcanzó numerosas victorias en las que murieron unos 20 000 arévacos y asaltó las ciudades de Termes, ubicada en la provincia de Soria, y Colenda, que después de nueve meses capituló siendo sus ciudadanos reducidos a la esclavitud.[7]

Los senadores decretaron la concesión de otro triunfo por «acabar con una colonia de ladrones»,[8]​ que en realidad eran antiguos aliados celtíberos de Roma en la guerra contra los lusitanos, asentados allí por Marco Mario en 102 a. C., y luego sublevados «a causa de su pobreza», según Apiano.[7]​ Apiano escribió que la crueldad de Didio causó un levantamiento que aplastó su sucesor, Flaco.[9]​ Según Salustio, Quinto Sertorio sirvió como tribuno militar bajo las órdenes de Didio.[10]

Cuando retornó a la capital sirvió como legado de Lucio César y Lucio Porcio Catón y Sila durante la guerra Social.[3][11]​ Poco después de la conquista de Herculano, Didio murió en combate en el año 90 a. C.[3]

ReferenciasEditar

  1. Instituto Diego Velázquez Archivo Español de Arqueología.
  2. a b Makin, 1921, p. 27.
  3. a b c d e f g Broughton, Robert. The Magistrates of the Roman Republic.
  4. Cicerón In Pisonem.
  5. Historia del derecho romano.
  6. Cicerón De Domo Sua.
  7. a b Apiano. Historia de Roma.
  8. William Smith "T. Didius" Dictionary of Greek and Roman Biography and Mythology. 1870.
  9. Leonard A. Curchin Roman Spain: Conquest and Assimilation (Routledge, 1991), p. 41.
  10. Salustio, ap. Gell. ii. 27; Comp. Plutarco Sertorio 3
  11. Cicero, Pro Fonteio.

BibliografíaEditar


Predecesores:
Marco Antonio el Orador
Aulo Postumio Albino
Cónsul de la República romana
junto con Quinto Cecilio Metelo Nepote
98 a. C.
Sucesores:
Gneo Cornelio Léntulo
Publio Licinio Craso