Abrir menú principal

La tortura blanca es un tipo de tortura psicológica[1][2]​ que incluye extrema privación sensorial y aislamiento.[3][4]​ La realización de este tipo de tortura moderna hace que el detenido pierda la identidad personal a través de largos períodos de aislamiento.[5][6]

Índice

Historia por paísEditar

VenezuelaEditar

El 2 de marzo de 2015 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos dictó medidas cautelares de protección en la resolución 6/2015 a favor de Lorent Saleh y Gerardo Carrero como respuesta a la solicitud hecha el 8 de julio de 2013 por Tamara Sujú en nombre del Foro Penal, en la que pidió al organismo que requiera al gobierno venezolano la protección de la vida e integridad personal de Saleh y, más adelante dentro del procedimiento, también la protección de Carrero por la presunta violación de sus derechos humanos. El documento de la CIDH reseña que Saleh y Guerrero “estarían ubicados en un sótano (cinco pisos bajo tierra), conocido como ‘La Tumba’, del edificio que funciona como sede principal del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN)”, donde son sometidos a un “aislamiento prolongado sin contacto con otras personas, en un espacio confinado de 2×3 metros, con cámaras de vídeo y micrófonos en cada una de sus celdas, sin acceso a la luz del sol o al aire libre”, y que los dos presos han denunciado que padecen “crisis nerviosas, problemas estomacales, diarrea, vómitos, espasmos, dolores en articulaciones, dolores de cabeza, dermatitis, ataques de pánico, trastornos musculares y desorientación temporal” sin “presuntamente recibir atención médica adecuada”. La Comisión consideró que los estudiantes "se encuentran en una situación de gravedad y urgencia, puesto que sus vidas e integridad personal estarían en riesgo", y de acuerdo con el artículo 25 de Reglamento de la CIDH el organismo le pidió al gobierno venezolano que adoptara las medidas necesarias para preservar la vida y la integridad personal de los detenidos, particularmente proporcionar la atención médica adecuada de acuerdo con las condiciones de sus patologías, y que asegurara que sus condiciones de detención se adecuaran a estándares internacionales, tomando en consideración su estado de salud actual.[7][8]​ El 20 de abril Lorent intentó suicidarse en su celda, hecho que fue evitado por los funcionarios del SEBIN. Su abogado denunció que para entonces no había recibido respuesta por parte del Ministerio Público sobre la solicitud de realizarle evaluaciones psiquiátricas a Saleh y a Gabriel Valles.[9]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Ruxandra Cesereanu, «An Overview of Political Torture in the Twentieth Century». 
  2. «Educational Aids to Work with Survivors of Torture and Organized Violence».  (704 KiB), Canadian Centre for Victims of Torture (CCVT), 2004, p. 50.
  3. Helping to break the Silence: Urgent Actions on Iran, Amnesty International, April 1, 2004.
  4. Lionel Beehner, Iran's Waning Human Rights, Council on Foreign Relations (CFR), August 9, 2006.
  5. Call for Action Against Isolation and Torture, TML Daily, December 12, 2003.
  6. David Morgan, Violations of human...rights of the Kurds in Turkey, Kurdish Media, March 22, 2005.
  7. «CIDH dictó medidas cautelares de protección a favor de estudiantes Saleh y Carrero». El Nacional. 3 de marzo de 2015. Consultado el 3 de enero de 2018. 
  8. «CIDH concede medidas cautelares a Lorent Saleh y Gerardo Carrero». El Impulso. 3 de marzo de 2015. Consultado el 3 de enero de 2018. 
  9. «Lorent Saleh intentó suicidarse dentro de su celda en el SEBIN». Runrun.es. 13 de mayo de 2015. Consultado el 3 de enero de 2018. 

Enlaces externosEditar