Abrir menú principal

Toy Soldiers (película)

película de 1991 dirigida por Daniel Petrie

Toy Soldiers (Titulada Operación: Soldados de Juguete en España y Soldados de Juguete en Hispanoamérica) es una película estadounidense de acción y drama de 1991, dirigida por Daniel Petrie Jr. y protagonizada por Sean Astin, Wil Wheaton, Keith Coogan, Louis Gossett, Jr., Denholm Elliott, Andrew Divoff, T.E. Russell, George Pérez, y R. Lee Ermey.

Índice

ArgumentoEditar

Un narcotraficante colombiano, Enrique Cali, está a punto de ser extraditado a los Estados Unidos por un acuerdo entre los gobiernos de ambos países. Por ello, Luis Cali, hijo y colaborador de Enrique, determina, ayudado por gente que trabaja en su organización criminal, tomar por asalto el palacio de justicia de la ciudad de Barranquilla, Colombia, con el objeto de presionar al gobierno de su país para que no lleve a cabo la extradición de su padre.

Los medios de comunicación cubren el terrible hecho en el que están involucrados funcionarios y empleados de la sede de justicia. Entre ellos, el juez que debería, teóricamente, presidir el juicio contra E. Cali. Dicho juez intenta convencer a Luis Cali de que su padre fue extraditado y se encuentra en ese momento ya en poder del gobierno norteamericano. Luis rehúsa a creerlo e intenta presionar al juez, dando orden de lanzar por la ventana a una de las empleadas del tribunal. El cuerpo cae hacia las escaleras de acceso al palacio de justicia mientras las cámaras transmiten en directo la escena. Entre tanto, el más cercano colaborador de Luis, un norteamericano llamado Jack, le muestra en un pequeño televisor que han traído, las imágenes de su padre que recién llega a la base aérea de Hommesttead, Florida, demostrando con ello que el juez dice la verdad y que no está en sus manos ni en las del gobierno Colombiano liberar a Enrique Cali. Sumamente disgustado, Luis Cali da órdenes a sus hombres de proteger la retirada y llevando como rehén al juez, consiguen salir del palacio de justicia sin que la policía pueda hacer nada por detenerles, pues colocan al resto de los rehenes como escudos humanos mientras el grupo sube a un helicóptero y se aleja. Ya cuando van a cierta altura, Luis empuja fuera del helicóptero al juez.

La Escuela "Regis" es un colegio para varones de mucha tradición y prestigio, en ella, un grupo de estudiantes regresa de una práctica en las instalaciones deportivas de su escuela, misma que está en un campus bastante grande y de apariencia lujosa. Cuando los jóvenes van pasando por la verja de acceso a las áreas de dormitorios, uno de los chicos (Ricardo Montoya) se hace con el tolette del guardia de seguridad, los chicos comienzan a molestar al guardia, turnándose el tolette sin devolvérselo a su propietario. Esto es solo una distracción para que tres de los jóvenes; Billy Tepper, Joey Trotta y Philip Donaghue, se ocupen de colocar un letrero con pintura de aerosol en el lugar donde se ostenta el nombre de su colegio, substituyendo la palabra "Regis" por "rejected" ("rechazados", en inglés).

Cuando ya han terminado, entran inocentemente en el colegio, mientras Ricardo Montoya le devuelve el tolette al guardia, este al ver pasar a los tres chicos les dice que el Decano Parker les está esperando en su dormitorio. Efectivamente, en el dormitorio que los tres muchachos comparten, se encuentra el Decano (que hace las funciones de sub-director y responsable de la disciplina) con él están dos agentes del gobierno, el decano ordena a Billy y Joey salir para que los agentes puedan hablar con Philip, a quien le informan que deben llevárselo a un sitio seguro porque el padre de Phill es el juez que se hará cargo de el caso de Enrique Cali y deben tomar todas las precauciones con los familiares de los involucrados, en particular por la lealtad que ha demostrado Luis Cali hacia su padre.

Billy y Joey permanecen tras la puerta escuchando a través de la ventana alta sobre ella, el decano los ve y les ordena entrar a ayudar a empacar a su compañero, después de todo, ya se han enterado de lo que los agentes del gobierno han dicho. Cuando Donaghue se marcha el decano le pregunta a Billy si salió del campus y le comenta que "alguien" ha puesto letreros de "Rechazados" por todos lados en el pueblo cercano al colegio, Billy finge inocencia alegando que él está a prueba, y que por lo mismo no se le permite salir del campus. El Decano no le cree pero debe dejarlo ir pues no tiene pruebas en su contra.

Más tarde Billy solo espera a que el encargado de los dormitorios se retire a descansar para convocar, por medio de señal preconvenida (golpeando con un palo la tubería de la calefacción) a otros tres amigos, Ricardo Montoya, Snuffi Bradberry y Henrry Giles, junto con su compañero de habitación Joey, todos se dirigen sigilosamente a las cocinas del colegio, ahí entran en el sótano, luego se escabullen en un pequeño reducto a través de un agujero en la pared y se instalan en esta parte desconocida del sótano, Billy tiene una sorpresa para sus amigos, les sirve un líquido claro de una botella de enjuague bucal, entre bromas les dice que lo prueben afirmando que no es enjuague, los chicos lo prueban y le reclaman que si lo es, pero Billy les explica que es una combinación de vodka, ginebra y sabor a menta, que sabe, huele y parece enjugue bucal, pero que es una bebida alcohólica de la que ha conseguido vender entre otros condiscípulos 8 botellas más. Billy tiene una diversión extra preparada para su "noche de juerga" ha traído un equipo que conecta con habilidad a la red telefónica de el colegio, gracias a el consiguen una llamada a una "Hot line" y comienzan a divertirse con la chica que les atiende. En su habitación, el Decano trabaja en su escritorio, se da cuenta que el teléfono tiene una luz encendida mostrando que alguien está usándolo, cosa que por la hora no debería suceder, al descubrir que alguien ha llamado a un servicio de "línea candente" se dirige a donde está siendo realizada la llamada, los muchachitos se apresuran a ocultarse cuando escuchan venir al Decano, solo Billy, que estaba desconectando el teléfono es descubierto por el Decano quien no se muestra sorprendido. El Decano se da cuenta de lo que las botellas de "enjuague" son en realidad y pregunta si el muchacho esta solo en el sótano, aunque Billy intenta cubrir a sus compañeros pronto son descubiertos. El Decano les manda a sus habitaciones ordenando que se presenten en su oficina al día siguiente pero retiene a Billy, le obliga a destruir el aparato usado para conectarse.

Entre tanto Luis Cali atraviesa la frontera México-EE. UU. una patrulla les cierra el paso pero los criminales liquidan a los guardias fronterizos introduciéndose en los Estados Unidos.

El decano obliga a Billy, poniéndolo en evidencia ante sus compañeros, a recuperar el resto de las botellas vendidas. Una vez en su despacho el decano le recrimina su conducta, el muchacho admite que no le importa ser expulsado (ya fue expulsado de otras 3 preparatorias antes) a pesar de la actitud retadora del muchacho el decano le hace saber que no le expulsara, castiga a Billy durante el resto del semestre, deberá hacer labor de limpieza en la cocina, Billy amenaza con seguir fastidiando hasta conseguir que le echen del colegio, pero el decano le asegura que no lo conseguirá. Billy sumamente molesto regresa a su habitación, explica a Joey lo humillado que se siente, decide vengarse del Decano, organiza, ayudado por sus amigos, una enorme travesura. Al día siguiente el Director y los alumnos descubren todos los muebles y pertenencias de el Director han sido sacados al patio frente a los dormitorios colocando todo absolutamente como estaba en la oficina. El decano y el director miran la escena intentando no reírse por la habilidad de quien ha hecho esto, el Decano en su calidad de encargado de la disciplina sabe quien es el responsable y ordena a Billy y sus amigos que regresen los muebles a su lugar. El decano, con las botellas decomisadas a Billy en el portaequipajes de su auto sale del colegio rumbo al pueblo, Luis Cali y sus hombres ingresan en el colegio matando al guardia, los muchachos están en ese momento desayunando, todos se quedan helados al escuchar los primeros disparos y ver a Luis y a sus hombres penetrar en su comedor.

Enrique Cali ordena, tras someter los ocupantes del colegio, que todos permanezcan quietos en el comedor, sus hombres se distribuyen por el colegio comenzando a tomar el control, un alumno se escurre hacia el hall tratando de usar los teléfonos públicos para llamar a la policía, uno de los terroristas le ve y dispara sobre el aparato obligado al muchacho a encogerse, tratando de proteger al alumno un profesor interfiere, Luis se aproxima y mata al profesor, ordena al terrorista que termine de destruir el resto de los teléfonos evitando así toda comunicación no autorizada. Los terroristas se esparcen por el colegio colocando cables conectados a explosivos, así como artillería en la torre del campanario de la escuela. Una vez tomado en total control del colegio, los terroristas comienzan a buscar entre los asustados estudiantes (a los que han obligado a sentarse en el piso) a Donaghue, Billy alcanza a percatarse de a quien están buscando y se imagina de que va la cosa.

En el despacho del director, Luis Cali intenta obligar al Director del colegio a confesar en donde esta el estudiante que buscan, el director asegura que agentes del gobierno de los Estados Unidos se han llevado al muchacho e ignora su paradero. Jack muestra pruebas de que el director dice la verdad, el jefe terrorista lo deja reunirse con sus alumnos. Cali se muestra molesto, manifestándole a su socio, Jack, que debieron (sus informantes) decirles esto, que han entrado en el colegio inútilmente (es evidente que tenían la intención de tomar a Donaghue como rehén para así obligar a su padre, el juez, a liberar a Enrique Cali) Jack hace ver a Cali que no todo está perdido, le muestra los archivos de otros estudiantes.

En el comedor, Luis Cali comienza a mencionar nombres de estudiantes y se percata de que muchos alumnos de la escuela "Regis" son hijos de funcionarios gubernamentales y/o políticos influyentes, así como personas de muchos recursos económicos. Luis se percata de que uno de los jóvenes (Joey Trotta) es hijo de un conocido mafioso, Joey se muestra evidentemente avergonzado de su padre. Al mencionar el nombre de Ricardo Montoya y su relación con un prominente abogado Luis cae en la cuenta que el muchacho es de raíces hispanas, le pregunta si es Mexicano y si sabe hablar español cosa que Ricardo (por miedo) niega, como Luis Cali sabe que miente se dirige a uno de sus subordinados ordenándole (en español) que lo saque y lo mate, como Ricardo obviamente ha entendido, pide que esperen, Luis sonríe y con la culata de un arma golpea al muchacho en una pierna, Billy corre a defender a su amigo y Luis Cali le pregunta quien es su padre y a que se dedica, descubre que el padre de Billy es un constructor importante. La actitud algo altanera de Billy obliga a Cali a ponerle en claro quien manda. Luis y Jack deciden usar a los muchachos que ya tienen como rehenes para negociar con el gobierno la liberación del traficante Enrique Cali.

En el pueblo cercano al colegio, el alguacil en jefe se encara con el Decano, mostrándole su patrulla pintada con los mismos letreros que Billy y sus amigos pintarrajearon por todo el pueblo, en lo que ambos discuten, un oficial les avisa que en el colegio hay un muerto. Al aproximarse al colegio ambos son informados de que nadie puede aproximarse pues les han disparado, el alguacil intenta entrar a "negociar" y solo consigue que vuelen su patrulla con el cañón anti-tanque emplazado en la torre.

El agente especial Ottis Brown del F.B.I. es informado de la situación y determina que deben pedir el apoyo del Ejército de los Estados Unidos para organizar una acción en conjunto. En el despacho del director Luis recibe, por medio de un equipo de radio avanzado, una serie de números que son el medio que su padre utiliza para comunicarse con el de forma codificada. Jack termina en ese momento de instalar un equipo que, conectado a todos los cables y por consecuencia a las bombas que rodean la escuela, le permitirá a Luis tener el control de las bombas por medio de un control remoto adherido a su muñeca. Ya anocheciendo el ejército y el F.B.I. se reúnen, comenzando a contrastar la información para determinar quien o quienes tomaron control de la escuela y que se puede hacer para conseguir la liberación de los rehenes. Reunidos en el comedor por órdenes de Cali los estudiantes son informados de la situación relativa a las bombas y a el control remoto que Luis posee, así mismo, les hace saber que si alguno llega a escapar del colegio, ocasionara la muerte (en replesalia) de cinco de sus compañeros, Luis Cali explica que a partir del día siguiente comenzaran a contarlos (Jack se ocupa en ese momento de saber exactamente cuantos estudiantes son) y que deberán estar cada hora en el comedor para ser contados, aunque les permitirán salir al patio.

Los muchachos son conducidos en grupo a un área de los dormitorios, en ella les distribuyen en los dormitorios logrando Billy y sus amigos quedarse juntos en la misma habitación. Esta pertenece a otros dos chicos novatos, (Derek y Tedd) que son desplazados al suelo. Billy se interesa por un avión de control remoto diseñado por Derek y le pregunta si el control atado a la muñeca de Cali funcionará, a lo que Derek responde afirmativamente. Joey insiste en que deben hacer algo para conseguir su liberación pero el resto de los chicos no parecen interesados. El Agente Ottis Brown ha conseguido comunicarse al interior del colegio, le responde el Director, explicándole la situación por órdenes de Cali. Este toma el teléfono y amenaza al F.B.I. sobre intentar ingresar al colegio con fuerzas armadas, amenaza con ejecutar rehenes si no liberan a su padre. El agente del F.B.I. y el decano pasan junto al letrero rayado por Billy y el decano explica al agente el serio problema disciplinario que padecen la mayoría de sus alumnos, pues muchos de ellos han sido expulsados de otros colegios, es por ello que se dan a sí mismos ese nombre "rechazados". Luis Cali ha accedido a soltar a los profesores para que sean ellos quienes lleven la lista con sus demandas. Ante la vista del grupo de maestros que cargan el cuerpo del profesor liquidado al principio de la incursión, el decano Parker pregunta si ellos (el ejército y el F.B.I.) creen que Cali será capaz de volar (como ha amenazado) la escuela con todos adentro. El agente Brown asegura que Luis Cali hará cualquier cosa con tal de liberar a su padre.

En el dormitorio los chicos intentan descansar, pero Joey no puede estar en paz, Billy se acerca a él y comienzan todos a discutir la idea de Joey de intentar algo contra los terroristas, después de un conato de pelea entre los chicos (por una broma de Snuffy respecto al nexo mafioso de Joey) Billy les dice que efectivamente deben hacer algo, pero no la loca idea de Joey de atacar al terrorista que custodia el pasillo, sino reunir toda la información posible respecto a los terroristas para luego pasársela, de alguna manera al ejército que, suponen, ya rodea la escuela.

Al día siguiente, medios de comunicación y curiosos se aglomeran cerca del perímetro montado por la policía local alrededor del colegio, el ejército patrulla por tierra y aire la zona, en el interior del colegio los estudiantes juegan bajo la vigilancia del grupo terrorista. En una zona del jardín, el Director tiene a un grupo de novatos a los que da clase, con la idea de distraerlos un poco de la terrible situación en que se encuentran. Billy y sus amigos comienzan su proyecto de reunir información. Henry Giles, Sunuffy, y Montoya curiosean los cables y conexiones de las bombas, entre tanto Joey y Billy interrogan a un estudiante que, saben, ha podido ir hacia la enfermería, le piden describa los terroristas que ha podido ver así como su armamento, Joey se encarga de tomar notas.

En una reunión con el F.B.I los padres de los estudiantes secuestrados manifiestan su enojo por la situación, el agente Brown se interesa por la presencia del padre de Joey, un conocido jefe de la mafia. El Decano asegura que no puede rechazar al hijo por las culpas del padre. Diversos padres expresan su frustración por las disposiciones del F.B.I. El agente Brown explica que las políticas de la agencia no permiten la negociación con terroristas. Algunos influyentes padres pretenden ir a la Casa Blanca y el Decano Parker interviene para calmar a los padres. Tras el conteo de cada hora, Jack autoriza a salir de nuevo a los chicos, Luis, en la oficina del director (que ha ocupado como su centro de mando) mira una declaración de prensa de la presidencia, en la que la vocera asegura que no negociaran con los terroristas, Luis asegura que cambiaran de postura. En el comedor, para la hora del almuerzo, Billy substituye al chico designado para llevar la comida a los terroristas de guardia en la torre, antes de subir se asegura de escupir en los sándwiches. El objetivo de hacerlo es poder echar un vistazo al armamento colocado ahí. Joey completa algunos dibujos de los terroristas mientras Snuffy vigila la proximidad de alguno de los terroristas y Montoya le indica los nombres que ha podido captar de los guardias. En el anuario del colegio, que incluye fotos del edificio, los chicos señalan la ubicación de los terroristas y terminan de anotar los datos que han conseguido reunir.

El padre de Joey, Albert Trotta, se reúne con un socio, al que le pide interceder a favor de su hijo con Enrique Cali, esperan que por mediación de él, Luis Cali acceda a liberar a Joey. Albert Trotta asegura con pesar que su hijo lo odia, pero que no puede permitir que siga cautivo. Por la noche, en la habitación, Billy interroga a Derek respecto a su avión y al control remoto, el resto de los chicos se muestran incrédulos respecto a parte del plan de Billy de cambiar los circuitos que controlan tanto el avión como el detonador de los explosivos. Todos colaboran en terminar la "bitácora" que intentaran mandar al ejército de liberación. Derek hace un comentario que interesa a Billy y le hace redondear un plan para cambiar los circuitos de ambos controles remotos. A pesar de las burlas y dudas de sus amigos, deciden llevar a cabo el proyecto.

Tras el primer conteo del día, los chicos son autorizados a salir y el grupo de Billy, llevando con ellos el avión de Derek, salen al patio ya dispuestos a comenzar el plan. Billy será quien, arriesgando mucho, se escape del colegio llevando consigo la bitácora elaborada para ayudar a que sean rescatados. Como distracción los chicos han planeado lanzar un balón contra el cristal alto del comedor, al mismo tiempo que Billy rompe el que, bajo las escaleras, permite el acceso al salón de dibujo, pasando de ahí a los jardines posteriores del colegio. cuando Billy ya está oculto tras unos matorrales. Derek pone en marcha su avioncito y lo eleva causando que los guardias apostados en vigilancia se distraigan un poco, así Billy puede correr y escabullirse. Cuando ya esta fuera del colegio es detenido por soldados a los que intenta entregar la bitácora, por supuesto es retenido para verificar su identidad. El agente Brown consulta con el decano sobre la aparición de Billy, le pide ir a verificar su identidad. En el colegio los chicos se disponen a ejecutar la segunda fase del plan, destinada a conseguirle paso libre a Billy para reingresar al campus. El encargado de ello es Snuffy, que se dirige a la cafetería en donde recoge un termo que será llevado a la torre, en donde sabe, dos guardias vigilan el campus trasero del colegio. Deben distraerlos de nuevo para que Billy regrese por donde salió. Entregado el termo, el muchacho coloca un cigarrillo encendido en un paquete de cerrillos, de manera tal que se enciendan tras un par de minutos poniendo en marcha el detector de humo localizado en el segundo tramo de escaleras que dan acceso a la torre. Billy discute con un oficial exigiendo que le dejen marchar, en ese momento el Decano Parker aparece y confirma la identidad de Billy, este acude a el para que le dejen marchar, le explica que matarán a sus compañeros si no regresa, el Decano comprende que Billy tiene razón y le cree cuando afirma ser capaz de regresar a salvo pero el soldado no esta dispuesto a dejarle ir. Billy enojado se fuga robando un jeep del ejército y emprendiendo la carrera para regresar a la zona del Colegio. La treta del cigarrillo es eliminada por los guardias, como Billy aun no esta en el sitio correcto resulta inútil la distracción, sus amigos le aguardan preocupados por el tiempo que ha tardado en regresar. Billy evade la detencion dejando el vehículo robado en marcha en una colina lo que obliga a los perseguidores a salirse de la ruta. El muchacho consigue llegar a la alcantarilla por donde se escabulló aunque cae mojándose todo, de inmediato corre hacia los arbustos que lo ocultan esperando el momento de correr, cosa que no puede hacer mientras los guardias de la torre permanezcan en sus puestos. Los muchachitos aguardan impacientes temiendo lo peor al ver que solo resta un minuto y Billy no regresa. El reloj de la torre comienza a dar la hora, en el aire dos helicópteros del ejército buscan a Billy en la zona en que se oculta, los chicos son obligados a entrar al comedor para el conteo. Mientras tanto Billy espera el momento oportuno para correr, en el interior del colegio el conteo de alumnos comienza, el helicóptero en el que el Decano Parker busca a su alumno se aproxima en dirección a la torre, alertando a los guardias y permitiendo a Billy correr de regreso al colegio. Luis ordena alejar el helicóptero con un par de tiros de advertencia. El conteo hace saber a Jack y Cali que falta un estudiante, mientras Billy se desviste corriendo por los pasillos Cali ordena que el director y cuatro alumnos (entre ellos Montoya) se coloquen contra la pared, dispuesto a cumplir su amenaza de ejecutar a cinco por cada alumno faltante, en ese momento Billy entra corriendo al comedor vistiendo solo una toalla, se disculpa diciendo que estaba duchándose y que no escucho las campanadas. Tras comprobar que viene mojado, Cali acepta su mentira pero le obliga a acompañarlo a la oficina del director, los chicos se miran entre ellos preocupados por su amigo. Luis Cali explica a Billy que su padre le envió a una escuela militarizada para enseñarle disciplina, cosa que en su concepto, Billy necesita aprender, tomando un señalador de acero sujeta a Billy contra el escritorio dándole varios golpes en la espalda.

El FBI y el ejército analizan con el Decano la viabilidad del plan de Billy, los militares no parecen convencidos, el agente del FBI señala que es el plan de un muchacho alocado y rebelde, que no pueden fiarse de el, el Decano les aclara que confia en la capacidad y liderazgo de Billy para realizar lo que ha planeado. En ese momento se enteran de que el alto mando ha decidido ceder a las demandas de Cali, por tanto no se realizará ningún intento de rescate. Luis es enterado de la postura del gobierno, que aunque no cede del todo, parece estar plegándose a sus demandas, por eso accede a suspender la ejecución de rehenes que había prometido para esa tarde. En prisión, Enrique Cali habla con un contacto que le explica la situación de Joey Trotta, y la petición de su padre de liberarlo, Cali acepta mandar un mensaje a su hijo en ese sentido. Cuando Luis recibe el mensaje manda llamar a Joey, quien se encuentra en ese momento con sus amigos atendiendo a las serias lesiones que Billy tiene en la espalda. Joey reacciona con furia al saber que las influencias de su padre le han garantizado la liberación, afirma que no se irá sin sus amigos, Cali ordena a uno de sus hombres obligarle a salir. Ya en el pasillo Joey ataca al guardia haciéndose con el arma, corre hacia los jardines en donde sus amigos son testigos de su alocado intento por liberarlos que y finalmente termina en la muerte del muchachito, pues al disparar contra otro guardia este responde matándole. Gilles y Montoya deben contener a Billy que al ver caer a su compañero parece dispuesto a lanzarse contra Luis Cali. Este, disgustado, ordena que todos vuelvan a sus dormitorios. En la escalera de acceso al colegio queda tendido el cuerpo de Joey. Cali autoriza que el Decano Parker y dos paramédicos ingresen a los terrenos y se aproximen al colegio con el fin de recuperar el cadáver, el Decano hace saber a Cali que es responsable de la muerte de ese chico, Cali asegura que es culpa del Gobierno norteamericano por no liberar a su padre.

El jefe mafioso, Albert Trotta, se entera de el asesinato de su hijo y asume, aunque su contacto lo niega, que no se trato de un accidente, da las órdenes pertinentes. En sus dormitorios, los muchachos se notan tristes, Billy en particular, lamenta la muerte de su mejor amigo, tristemente pasa las páginas de un cuaderno perteneciente a su amigo, en el se ven dibujos varios, anotaciones y un hábil retrato de Luis Cali, sintiéndose responsable, Billy se aparta. En la prisión, un motín en marcha, instigado por la gente de Albert Trotta, culmina en el asesinato de Enrique Cali a manos de otro reo, tras ser abiertas las celdas por un guardia corrupto. Los militares comienzan a coordinar un ataque, comentan que medidas habra que tomar, incluyendo un bloqueo completo de señales de radio y televisión hacia el colegio, el Decano Parker se aproxima para informarse, le interrogan sobre la forma en que Billy pudo escabullirse del colegio. El Decano da cuenta de la existencia del drenaje oculto, al insistir en saber lo que está ocurriendo, le informan del asesinato de Enrique Cali, lo que, tanto los militares como el FBI calculan, desencadenará una masacre al enterarse Luis Cali. El agente del FBI a cargo explica que no tienen opción más que entrar al colegio, aclaran que temen víctimas numerosas si es que Billy no cumple su parte del plan. Utilizando una luz especial dirigida hacia la ventana del dormitorio, los militares lanzan el mensaje a Billy y sus amigos de que el ataque esta en marcha, esperando que cumplan con lo ofrecido. Billy ve la señal, pero se siente tan mal que decide ignorarla, sus amigos, ignoran la orden, Gilles toma un espejo grande refractando el haz de luz, dando la respuesta que los militares esperan, Billy se molesta, los chicos empiezan a forcejear, en la discusión las heridas de Billy sangran, este dice que no quiere provocar que les maten a todos. Gilles le recrimina diciéndole cobarde. Billy asegura que su plan es una estupidez que ocasionara que los manten a todos. al notar que las heridas de su amigo sangran Gilles le hace ver que no pueden echarse atrás, al final Billy acepta que tienen razón y comienza a dar las instrucciones para cumplir con su parte del trato.

Luis Cali despierta despuntando el alba, nota la falta de electricidad y toma el teléfono para interrogar al responsable, el agente Ottis, del FBI trata de convencerlo de que se trata de una falla en todo el condado, que pronto se reanudará el servicio, lo que se trata es de ganar tiempo. Por eso han bloqueado las señales de radio y TV pues temen la reacción de Cali al escuchar en noticiarios sobre la muerte de su padre. Cali asegura que matará rehenes si no restablecen el servicio y la energía. En el comedor, los chicos ya están en marcha, poniendo sobre aviso a sus condiscípulos de las acciones que deberán tomar en el momento oportuno, Billy dice a Dereck y Todd que deben entrar al baño en la siguiente ronda. En la cercanías de las cloacas, el decano da instrucciones al comando que incursionará, quisiera ir con ellos, pues asegura, es complicado dar con el acceso usado por Billy, pero el líder del comando niega que les acompañe, solo permite que les muestre el sitio pero manteniéndose al margen. Billy, Dereck y Todd se dirigen al baño, mientras Billy y Dereck suben al techo a través del sistema de aire acondicionado, Todd vigilará, le han dado la instrucción de que, si existe peligro de que sus compañeros desciendan, solo debe alertarlos cerrando los grifos de agua que han abierto. Dereck no parece muy convencido, pregunta si esta seguro que ese ducto los lleva a la oficina del director, Billy aclara que así fue como se introdujo a la oficina de este a sacar sus muebles. Mientras los chicos se arrastran silenciosamente por el ducto, controlando cuidadosamente los tiempos, Bradberry finge estar ahogándose, se deja caer a mitad del comedor durante el almuerzo, pronto se ve rodeado de alumnos, un guardia se aproxima, el director también se acerca tratando de que Bradberry utilice su inhalador. El guardia va donde Cali a pedirle que vea al estudiante, apenaz Cali sale de la oficina, Billy abre la puertita del ducto que está directamente encima del escritorio, desciende con precaución por ella, Dereck lo aguarda sin bajar del ducto, desde ahí comienza a dar las instrucciones para intercambiar los circuitos del controlador de las bombas y reemplazarlo por el circuito que tiene el avioncito de Dereck mismo que fue confiscado por Cali. El Plan de Billy es que, al momento de atacar los militares, Cali ya no tenga manera de controlar los explosivos diseminados por todo el colegio. En el comedor, Bradberry sigue haciendo teatro, fingiendo un ataque de asma, Luis Cali se acerca, al perdirle el Director que traiga una ambulancia. Cali ordena a Jack ir por el historial médico del muchacho, entretanto Billy intercambia exitosamente los chips receptores, cuando Jack se dispone a entrar Billy se oculta, al regresar al comedor, Cali lee en el expediente de Bradberry comprobando que efectivamente padece asma. El muchacho, que ha visto apagarse y re-encenderse el receptor que Cali conserva en la muñeca, sabe que el plan ha funcionado, por lo que deja de fingir un ataque, declarando sentirse mejor. Para ese momento el escuadrón que incursiona por las coloacas ya se ha colocado en posición, con habilidad abaten a los dos guardias del techo. El decano no ha soportado quedarse como espectador y decide aproximarse también. Por desgracia uno de los guardias, con su último aliento suelta una granada con el fin de alertar a sus socios, la explosión mata a dos de los soldados y hiere al que comanda el grupo, el Decano, que lo ha visto se acerca a auxiliarlos. Luis Cali, comprende, al escuchar la explosión, que les atacan, da un golpe iracundo al Director y corre, junto con Jack a investigar, pues no tiene contacto por radio con sus hombres. En el comedor, Montoya vigila el acceso a los baños. Un guardia entra en ellos y Todd se ve forzado a salir. Mientras los chicos se acercan a la entrada del ducto escuchan agua correr. Esto les hace creer que todo marcha bien. El guardia, que se lavaba las manos los ve descender y los encañona. Al entrar Montoya los tres muchachos aprovechan el desconcierto del terrorista y lo desarman, noqueandolo con su propia arma. El Decano auxilia al líder del comando que le pide llegar a las oficinas del dierector con el fin de cumplir su misión a pesar de la herida. Dereck, Billy y Montoya regresan al comedor aparentando tranquilidad. Billy entra en la cocina atrayendo al terrorista de el comedor que le pregunta porque esta en la cocina. Billy explica que es castigo, mostrandole que debe lavar ollas y sartenes. El terrorista se da por satisfecho. Al darle la espalda Billy lo golpea con la sartén dejándolo inconsciente. Cali sube a la torre en donde dos de sus hombres permanecen vigilando. Los tres escuchan un ruido fuerte. Son los helicópteros militares que se aproximan. Jack, que ha trepado al techo también lo escucha. Comprueba que los dos terroristas del tejado han muerto. Al salir a descubierto es acribillado. Luis Cali escucha los tiros y ordena a uno de sus hombres (Cesar) bajar con el para repeler el ataque. Gilles y Montoya se coordinan para atacar a otro de los terroristas que siguen vigilandolos en el comedor. Al dejarlo fuera de combate Billy entra y ordena a sus condicipulos salir del comedor y entrar en la cocina. Un grupo de soldados ya descienden sobre el despejado techo. El helicóptero que los ha bajado, tirotea a los guardias de la torre. Los estudiantes son conducidos con celeridad al sótano secreto que Billy y su pandilla usaban como escondite. Los guardias de las habitaciones escuchan el ataque ya en marcha y abandonan sus posiciones para intentar repeler a los soldados. Dos soldados ingresan por las ventanas descendiendo de otro helicóptero. Billy después de hacer bajar a sus compañeros, permanece en la cocina para cubrir el acceso evitando que los localicen los terroristas. Cali reúne y coordina a los hombres que le restan, solo dos, les ordena permanecer afuera mientras el se dirige al edificio principal. Los dos terroristas restantes pronto caen abatidos. Militares norteamericanos controlan gran parte del colegio y están cerrandole las vías de escape a Luis Cali, quien entra en el comedor para descubir que ha perdido a los rehenes. Billy observa a Cali desde la ventanilla de la cocina. En el sótano los muchachos ordenan guardar silencio. Cali iracundo llama a sus hombres, ignorando que están fuera de combate, se aproxima a la cocina en donde espera encontrar alguien. En el sótano, Bradberry da al Director una tapita del "enjuague bucal" fabricado por Billy. El Director lo toma, ignorando que es vodka. En la cocina, Cali entra buscando a su gente, puede notar la precencia de Billy tras la puerta, hace ademan de salir solo para golpear al adolescente con la puerta, desarmarlo y tomarlo como rehén.

RepartoEditar

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar