Trípode (mueble)

una mesita redonda con tres pies altos para la ofrenda de frutos y para servir de ara y como instrumento de adivinación

En la Antigua Roma, el trípode era una mesita redonda con tres pies altos para la ofrenda de frutos y para servir de ara y como instrumento de adivinación.

Relieve romano en el que se ve un incensario sobre un trípode.

Varió mucho su figura y ornato. Los hay en forma de urna y existe uno que representa un águila. Pero por lo común se reducían a una vasija de metal, las más de las veces de bronce, sostenida por tres pies.

El más famoso era el de Delfos, hecho con los despojos quitados a los Persas en la Batalla de Platea y en que se sentaba la Pitia para dar sus oráculos. La Columna de las Serpientes, que así se llamaba también ese trípode, originariamente se encontraba en Delfos y fue trasladada a Constantinopla por Constantino I el Grande en el año 324. La columna, de ocho metros de alto, contaba con tres cabezas de serpientes. Las trípodes estaban consagradas especialmente a Apolo y a menudo aparecen adornados de símbolos apolíneos, en particular de laurel, de la serpiente y del cuervo. Cortina se llamaba la cubierta de la vasija pero solía también tomarse por todo el trípode.

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar