Trap (música)

género musical desarrollado en Estados Unidos

El trap es un subgénero musical del hip hop que se originó en la década de 1990 en el sur de los Estados Unidos.[1][2][3]

Trap
Orígenes musicales Hardcore rap, gangsta rap, crunk, rap, música electrónica, snap, memphis rap, jazz rap
Orígenes culturales Principios de los años 1990 en Estados Unidos
Instrumentos comunes Secuenciador, sampler, caja de ritmos, sintetizador, bajo, teclado
Popularidad Alta desde los Años 2010 en EE.UU y alta desde 2015 al nivel mundial
Derivados Footwork (música)
Subgéneros
Fusiones

CaracterísticasEditar

La música trap usa sintetizadores, cajas rítmicas, sub-graves, hi-hats de subdivisión binaria o ternaria y uso del auto-tune y los modos armónicos menores para darle una estética oscura y triste.[4]​ Estas características primarias conformarán el sonido característico de la música trap procedente de productores como Shawty Redd.[5]

El trap se diferencia de otros géneros por su ritmo, arreglos electrónicos densos y sombríos. El trap mantiene una fuerte influencia del hip hop, tanto estética como técnicamente. Sin embargo, en la mayoría de los casos la métrica de la música trap es considerablemente más sencilla que la del rap tradicional, llegando en ocasiones a ignorar completamente la medida de los versos o la rima. Esta es la mayor diferencia entre ambos géneros, que a menudo suelen confundirse.[6][7]

Surgió a principios de los años 1990 con discreta popularidad; el término se originó en Atlanta (Georgia), donde raperos y grupos como Three 6 Mafia, UGK, Outkast y Goodie Mob fueron de los primeros en usar este estilo en su música siendo considerados los padres del trap y creadores del subgénero del rap. Incluyendo algunos temas inspiratorios del género de trap con algunos temas del cantante Michael Jackson, con ejemplo del solo Blue Gangsta de su álbum Xsape u otros temas del álbum Invincible.

A mediados de los años 2000, el número de raperos dedicados al trap aumentó, empezando a ser reconocido después del éxito de varios álbumes y sencillos con letras que cubrían temas sobre la vida en el gueto, el tráfico de drogas y la lucha por el éxito social.[2]​ Varias personalidades del Southern Rap, como T.I., Young Jeezy, Gucci Mane y Rick Ross produjeron éxitos que comenzaron a aparecer más fuertemente en discos de mezclas y en emisoras de radio fuera de Estados Unidos.

A principios de los años 2010, la segunda ola de artistas del trap alcanzaron el top de los Billboard y ayudaron a aumentar la popularidad del trap. El productor y pionero del trap Lex Luger ganó popularidad, llegando a producir más de 200 canciones en 2010 y 2011, incluyendo numerosos singles de artistas raperos famosos como Rick Ross con la canción «BMF (Blowin' Money Fast)», H•A•M de Kanye West y Jay-Z. Rick Ross, Future,[3]Young Thug, Kanye West, Cardi B y especialmente Chief Keef puso de moda por su estilo. Muchos utilizan los ad-libs famosos de Keef tales como «aye», «gang gang», «let's get it» (versión de Lil Pump:esskeetit) y «phew» se convirtió en tendencia en el mundo del trap. En varias entrevistas con Playboi Carti, YBN Almighty, Lil Uzi Vert, Lil Pump, Smokepurpp, Ski Mask the Slump God y Juice WRLD dieron crédito a Keef por la mayor influencia de la ola del «mumble rap». Desde el surgimiento de Luger, su sonido característico ha sido de uso intensivo en el trap de los 808, las trampas nítidas, los hi hats de alta velocidad, las teclas de sintetizador y la orquestación de metales, cuerdas, instrumentos de viento y teclados. Muchos de sus sonidos fueron adoptados e incorporados por otros productores del hip hop. Lex Luger y 808 Mafia se consideran los pioneros del trap moderno.

Trap latinoEditar

 
Bad Bunny, uno de los máximos exponentes del Trap latino, muy popular desde mediados de la década de 2010.

También llamado en inglés latin trap, es un subgénero y una fusión del trap norteamericano con el reguetón. Fue popularizándose masivamente recién a mediados de la década del 2010 en Puerto Rico. Muchos de sus canciones son en conjunto con otros artistas, y hasta a veces una especie de "remix" de los mismos. Algunos de sus máximos exponentes son:Bad Bunny, Anuel AA, Arcángel, De La Ghetto, entre otros.

Así como el reguetón en su momento, el trap latino es duramente criticado por sus letras obscenas, incitando al sexo, drogas, violencia, machismo, infidelidad, etc. Por ejemplo, el sencillo «Cuatro Babys» de Noriel y Maluma fue fuertemente criticado por su contenido ofensivo hacia las mujeres, según expresó la activista Yolanda Domínguez quien trató al intérprete de machista y misógino e incluso pidió que su vídeo musical fuera retirado de YouTube.[8]​ La polémica rodeó a Maluma durante algunas semanas por el tema, y varios de sus colegas, entre ellos Farruko, opinaron que la controversia surgió debido a que el cantante venía haciendo un tipo de música distinto, estableciéndose como un cantante pop comercial de letras aptas para todos los públicos. A pesar de ello, el sencillo logró alcanzar el puesto 15º en el Hot Latin Songs de Billboard en diciembre de 2016, siendo la canción de trap latino que más escaló en esa lista.[cita requerida] Posteriormente, el trap alcanzaría mayor acogida con la aparición del puertorriqueño Bad Bunny, quien logró incluir quince canciones en la lista Hot Latin Songs en 2017 y en 2018 logró posicionar 27 en el mismo ranking, contando con numerosas participaciones con artistas como Will Smith, Cardi B y Drake y la publicación de su disco X 100pre a fines de ese año.[9][10][11]​ Otros cantantes urbanos como Anuel AA comenzaron a incursionar en el trap latino y acrecentaron la popularidad del género, por lo que muchos otros cantantes de reguetón también graban y lanzan canciones de trap, así como los cantantes de trap graban y lanzan canciones de reguetón, por ejemplo Bad Bunny en su último álbum YHLQMDLG contó con la mayoría de sus canciones siendo del género anteriormente mencionado, en especial los 7 sencillos lanzados de aquel álbum.[12]

Trap en EspañaEditar

El trap llegó a España entre el 2008 y el 2010 con unas primeras pinceladas.[cita requerida] Pero no fue hasta el 2012 que apareció el trap como término musical y pequeños artistas antes desconocidos empezaron a ganar notoriedad en la escena.[cita requerida] El peso de ser el que introdujo este género lo lleva Steve Lean en la producción musical al conseguir hacerse escuchar en la edición del festival Sónar del año 2015, actuando junto a Mala Rodríguez, donde llamaron la atención de la discográfica Sony para publicar con ellos el primer álbum.[13]

Este grupo (y otros que fueron apareciendo a medida que el género musical iba ganando adeptos) reflejó la sociedad actual en sus canciones y eso hizo que millones de jóvenes se sintieran identificados con el trap cada vez con más fuerza.

Actualmente el trap es un estilo musical que va restando espacio en los medios de comunicación a otros estilos más comunes, como ya sucedió en Estados Unidos y Latinoamérica.

Estos son algunos de los representantes del trap español:[13][14]

Trap (EDM)Editar

El trap no solo cuenta con una variante en lo que al mundo del hip hop se refiere, sino que también hace presencia en el mundo del EDM. Esta variante, como en la primera, cuenta con los característicos bajos 808, sintetizadores de audio y los hit hats puesto de la misma manera, en donde diferiría de la primera es que posee la estructura típica de una canción de EDM, no presenta como estándar el rapeo aunque suele verse también en este, no suele llevar cantos en el drop (coro) en vez presta mucho de la presencia de sintetizadores como del electro house y el dubstep. En sí el Trap presenta algo así como un mundo aparte en el contexto del EDM esto dado a que la fórmula del beat de trap encaja con las composiciones y estructuras de su género padre.

Subgéneros del trap (EDM):

Representantes del trap (EDM):

Ve tambiéEditar

ReferenciasEditar

  1. Raymer, Miles. «Who owns trap?». Chicago Reader. Consultado el 30 de mayo de 2013. 
  2. a b Joseph Patterson (19 de enero de 2013). «Trap Music: The Definitive Guide». Topman. Sabotage Times. Archivado desde el original el 25 de febrero de 2013. Consultado el 14 de febrero de 2013. 
  3. a b «Trap Music: under lock & key». DJ Magazine (en inglés). 28 de febrero de 2013. Consultado el 18 de abril de 2019. 
  4. «Quit Screwing with Trap Music: An Interview with Houston-Born Producer Lōtic | Motherboard». 4 de marzo de 2016. Archivado desde el original el 4 de marzo de 2016. Consultado el 21 de mayo de 2017. 
  5. Who owns trap? | Music Feature | Chicago Reader (en inglés). Consultado el 22 de mayo de 2015.
  6. It's a Trap! An 11-Part History of Trap Music, From DJ Screw to Gucci Mane to Flosstradamus Miami New Times
  7. Alex Pappademas (4 de noviembre de 2011). «Lex Luger Can Write a Hit Rap Song in the Time It Takes to Read This». NY Times. Consultado el 27 de marzo de 2014. 
  8. Mabry-Paraiso, Alexander (6 de diciembre de 2016). «Maluma en el ojo del huracán por “Cuatro Babys”». peopleenespanol.com. Consultado el 31 de enero de 2017. 
  9. Tiempo, Casa Editorial El (19 de enero de 2019). «Bad Bunny, el fenómeno latino que tiene a la industria a sus pies». El Tiempo. Consultado el 1 de febrero de 2019. 
  10. Llano, Pablo de (13 de julio de 2018). «Fervor por Bad Bunny, el nuevo ídolo latino ‘millennial’». El País. ISSN 1134-6582. Consultado el 1 de febrero de 2019. 
  11. Townsend, Nicholas. «Disco debut de Bad Bunny cierra un año dominado por el pop latino». Publimetro Chile. Consultado el 1 de febrero de 2019. 
  12. Díaz, Marcos González (13 de agosto de 2018). «Cómo diferenciar el reguetón del trap, el polémico género musical que arrasa en medio mundo» (en inglés). Consultado el 1 de febrero de 2019. 
  13. a b «El 'trap', la música que odian los padres». El Mundo. 19 de agosto de 2015. Consultado el 4 de enero de 2016. 
  14. «Los 5 artistas del trap más fresh del panorama actual». Stage By Sony. 5 de diciembre de 2016. Consultado el 30 de agosto de 2017.