Trastornos del lenguaje

Las alteraciones, anomalías, perturbaciones o trastornos del lenguaje[1]​ dificultan, de manera más o menos persistente, la comunicación lingüística, afectando no solo a aspectos lingüísticos (fonológicos[2]​, sintácticos[3]​ o semánticos, tanto en el nivel de comprensión y decodificación como de expresión o producción-codificación), sino también intelectuales y de la personalidad, interfiriendo en las relaciones y rendimiento escolar, social y familiar de los individuos afectados.[4]​ Otra alteración a considerar son las denominada retraso del lenguaje, en donde existe un retardo en la adquisición de las diferentes etapas del desarrollo cronológico del lenguaje infantil. Debe considerarse a un niño con retraso en el lenguaje cuando, lo cuantitativo y lo cualitativo de su uso verbal, se halla por debajo de la cifra media delos otros niños de su edad, es decir, cuando un niño continúa dependiendo de gestos para comunicarse, cuando ya debiera estar utilizando signos convencionales verbales, cuando al usar las palabras lo hace de una manera tan deformada en su articulación que su lenguaje es ininteligible, y cuando sólo utiliza determinados elementos gramaticales en el aspecto pragmático, demorándose en la adquisición de otros nuevos elementos lingüístico.[5]

DefiniciónEditar

Las primeras clasificaciones incluían bajo la denominación de trastornos del lenguaje únicamente las discapacidades referentes a la función motora de los órganos vocales, excluyendo así perturbaciones centrales, como la afasia, o bien la afonía del emisor o la falta de agudeza auditiva del receptor.[4]​ En otro extremo se sitúan los que incluyen bajo el concepto todas las discapacidades físicas y mentales que obstaculizan la comunicación verbal, incluyendo la esquizofrenia, la condición de sordo o hipoacúsico, el paladar hendido o alteraciones en la lectura y en la escritura, como la dislexia y la disortografía.[4]

Una posición más moderada consideraría como trastorno del lenguaje las perturbaciones referidas específicamente a la producción y a la recepción del habla, condiciones que excluyen las anomalías del lenguaje que son consecuencia de otros desórdenes, como las características de la esquizofrenia. También se excluirán los que son más propios de trastornos de la voz (disfonías y fenopatías), aunque pueden ser incluidas aquellas alteraciones que, a pesar de ser consecuencia de otros síndromes clínicos, pueden ser recuperables, o aquellos que son en parte consecuencia de trastornos propios del lenguaje.

HistoriaEditar

 
Lóbulo temporal

Broca y Wernicke fueron pioneros en el estudio de los trastornos del lenguaje con el objetivo de localizar las áreas cerebrales específicamente relacionadas con el lenguaje. Las primeras investigaciones revelaron que las áreas de las funciones del lenguaje se sitúan en el hemisferio izquierdo (lateralización del lenguaje), próximas a la unión de los lóbulos temporal, frontal y parietal. Las lesiones en el área de Broca, situada en la circunvolución inferior del lóbulo frontal izquierdo, provocan trastornos del lenguaje, motores y expresivos. Las lesiones en el área de Wernicke, situada en la circunvolución superior del lóbulo temporal izquierdo, producen trastornos de tipo receptivo o sensorial, es decir, que afectan a la comprensión del lenguaje.

EtiologíaEditar

El origen de los trastornos del lenguaje puede ser variado. En general, cuándo la causa puede localizarse en una lesión o disfunción cerebral o del sistema nervioso, se emplea el término orgánico, y, si no es posible descubrir causas similares a las mencionadas, se consideran trastornos funcionales (es necesario mencionar que pueden ser causa de trastorno funcional tumores cerebrales, lesiones obstétricas, enfermedades infecciosas del tipo meningitis, heridas craneales, etc.).[6]

ClasificaciónEditar

Tratando de unificar criterios referidos a la variedad de taxonomías existentes, y con el fin de proporcionar un conocimiento genérico, podemos clasificar los trastornos del lenguaje en:

Trastornos orgánicosEditar

Disglosias; alteraciones del habla provocadas por anomalías o malformaciones de los órganos encargados de la articulación de los fonemas.

  • Labiales
  • Mandibulares
  • Dentales
  • linguales
  • Nasales
  • Palatales (paladar hendido)
  • Afasia[7][8][9][10]
    • Afasia receptiva/sensorial de Wernicke (sordera verbal o agnosia auditiva, ceguera verbal/alexia o agnosia visual),
    • Afasia expresiva o motora de Broca (apraxia o dispraxia),
    • Afasia mixta (agnosia y apraxia),
    • Afasia evolutiva o del desarrollo (afasia *expresiva del desarrollo y afasia sensorial del desarrollo).
  • Alalia
  • Disartria

Trastornos funcionales o articulatoriosEditar

Trastornos, no atribuibles a disfunciones, asociados a cuadros clínicosEditar

Véase tambiénEditar

 
Rey Jorge VI
  • El Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales[12](DSM-5), estros trastornos se encuentran los trastornos del desarrollo[13]
  • Trastornos del lenguaje y lenguas extranjeras.[15][16]
  • Trastornos del habla en la historia: El discurso del Rey . Su correlato en la película anticipa lo que actualmente se conoce como "tartamudez".[17]

ReferenciasEditar

  1. Montecinos, Jenniffer Peralta (2000). «Adquisición y desarrollo del lenguaje y la comunicación: una visión pragmática constructivista centrada en los contextos». Límite. Revista Interdisciplinaria de Filosofía y Psicología (7): 54-66. ISSN 0718-1361. Consultado el 28 de abril de 2020. 
  2. Alvarez Analia (2009). Enfoque Fonológico. Dunken. ISBN 9789870237495. 
  3. Soledad Parada Salazar (2019). Isidora Sesnic Humeres, ed. Manual de Morfosintaxis. Centro de Comunicación de las Ciencias | http://ciencias.uautonoma.cl © Universidad Autónoma de Chile. ISBN 978-956-8454-54-8. 
  4. a b c Arroyo Cantón, Carlos; Berlato Rodríguez, Perla (2012). «La comunicación». En Averbuj, Deborah, ed. Lengua castellana y Literatura. España: Oxford University Press. p. 7. ISBN 9788467367966. 
  5. «Guía para la Orientación Educativa Alumnado con retraso en el lenguaje y trastorno específico del lenguaje». 2018. 
  6. Monfort, M., Juárez, A. e Monfort, I. (2004). Niños con Trastornos Pragmáticos del Lenguaje y la Comunicación. Descripción e Intervención. Entha. 
  7. http://www.afasia.org/index.php/causas-de-la-afasia
  8. http://www.afasie.nl/aphasia/pdf/10/brochure1.pdf
  9. http://www.revista.unam.mx/vol.9/num12/art103/art103.pdf
  10. «Tipos de Afasia». 15 de mayo de 2020. Consultado el 19 de agosto de 2020. 
  11. Graciano - Alvarez, Carina- Analía. «Evaluación del aspecto Fonólogico del Lenguaje». www.asalfa.org.ar. Consultado el 2019. 
  12. «DSM-5» |url= incorrecta con autorreferencia (ayuda). Wikipedia, la enciclopedia libre. 4 de agosto de 2019. Consultado el 25 de noviembre de 2019. 
  13. Oken, Donald (2010). Manifestaciones Somáticas de los Trastornos Mentales. Elsevier. pp. xix-xxii. ISBN 978-84-458-2037-7. Consultado el 25 de noviembre de 2019. 
  14. «Trastorno del Lenguaje». 
  15. Coloma, C. (2013). Sintaxis compleja y discurso narrativo en escolares con Trastorno Específico del Lenguaje (TEL). Editorial de la Universidad de Granada. 
  16. Yúfera Gómez, Irene. «LA REEDUCACIÓN DE LOS TRASTORNOS DEL LENGUAJE Y LA ENSEÑANZA DE LENGUAS EXTRANJERAS.». cvc Cervantes. Consultado el 25 de mayo de 2020. 
  17. «El discurso del rey refleja lo que hoy se sabe sobre la tartamudez». La Nación (Ciencia). 1 de marzo de 2011. Consultado el 25 de mayo de 2020. 

Enlaces externosEditar