Abrir menú principal

El Tratado de Corfú fue un acuerdo firmado el 24 de junio de 1994 en la isla de Corfú entre los estados miembros de la Unión Europea y cuatro países (Noruega, Austria, Finlandia y Suecia), en relación con la adhesión de estos países a la UE. Entró en vigor el 1 de enero de 1995. El Tratado dispuso la adhesión de Austria, Finlandia y Suecia a la UE y modificó los anteriores Tratados de la Unión Europea. Como tal, es una parte integral de la base constitucional de la Unión Europea. Noruega no se unió a la UE porque su referéndum no fue aprobado.[1]

ReferenciasEditar