Abrir menú principal
Puerta entrada Cuartel de Regulares en Segangane, entrada.

El Tratado de Fez (en árabe: معاهدة فاس) fue un tratado que se firmó el 30 de marzo de 1912, en cual el sultán Abdelhafid de Marruecos cedió la soberanía de su país a Francia, haciendo de él un protectorado.

Como parte del tratado, Alemania reconoció las esferas de influencia francesas y españolas en Marruecos, recibiendo a cambio territorios en el Congo Medio (actual República del Congo), una colonia del África Ecuatorial Francesa, los cuales se convirtieron en parte de Camerún Alemán.

España recibió algunos territorios en el norte y el sur de Marruecos, que se convirtieron en el Protectorado español de Marruecos. Las dos zonas del protectorado español en el norte de Marruecos tenían pocos caminos pavimentados y se encontraban separadas por la bahía de Alhucemas. El tratado concedió la concesión para la explotación de las minas del hierro del monte Uixan a la Compañía Española de Minas del Rif. La compañía también recibió el permiso para construir un ferrocarril que conectara las minas con Melilla.

Las tribus del Rif, que sólo reconocían la autoridad religiosa del sultán pero no la política, rechazaron el acuerdo ya que consideraban que Fez no tenía poder sobre el Rif. De este modo años más tarde cuando el ejército español intentó adentrarse en el Rif se desancadenó Guerra del Rif de 1919 hasta 1926 entre España y las tribus de Jibala Gomara y Rif, bajo el liderazgo de Abd el-Krim se unieron para hacer frente a España, acabarían formando un nuevo país llamado República del Rif, que por primera vez unía a las tribus de las montañas del Rif bajo una estructura de estado moderna, con una asamblea y un gobierno con sede en Axdir.