Tratado de Heligoland-Zanzíbar

El Tratado de Heligoland-Zanzíbar (Helgoland-Sansibar-Vertrag en alemán, Heligoland-Zanzibar Treaty en inglés), firmado el 1 de julio de 1890 fue un acuerdo entre Reino Unido y Alemania —por lo que también se le conoce como Acuerdo Anglo-Alemán de 1890— en relación con los intereses territoriales de ambas potencias en el África austral.

Tratado de Heligoland-Zanzíbar
Heligoland-Zanzibar Treaty
Helgoland-Sansibar-Vertrag

Ceremonia de traspaso (Heligoland, 1890)
Firmado 01 de julio de 1890
Berlín
Firmantes
Partes Bandera de Imperio alemán Imperio alemán
Bandera de Imperio británico Imperio británico
Idiomas alemán, inglés

Principales puntos del tratado editar

Alemania ganó la isla de Heligoland (Helgoland en alemán, originalmente propiedad del ducado de Holstein-Gottorp) en el mar del Norte, la franja de Caprivi (cacicazgo del pueblo Fwe de Namibia), y la propiedad y control de la costa de Dar es Salaam, región que conformaba el corazón del África Oriental Alemana (territorio que al pasar a manos inglesas fue rebautizado como Tanganica, en la actualidad parte de Tanzania).

A su vez, Alemania entregó al Reino Unido el protectorado sobre del Sultanato de Witulandia (Deutsch-Witu), en la costa de Kenia, y otros puntos del oriente de África (puntos de vital importancia para el Reino Unido, necesarios para la construcción del ferrocarril al lago Victoria), y prometió no interferir en las acciones del Reino Unido en relación con el Sultanato de Zanzíbar. El Reino Unido declaró un protectorado sobre el sultanato de Zanzíbar y sus territorios insulares (las islas de Zanzíbar y Pemba) y, en 1896, después de la guerra anglo-zanzibariana obtuvo el control total del estado.

Además, el tratado también fijó los límites del África del Sudoeste Alemana (actual Namibia) y se establecieron las fronteras entre el Togo alemán y la Costa de Oro británica (actual Ghana;) además de los límites del Camerún alemán y la Nigeria británica.

Véase también editar