Tratado de París de 1900

El Tratado de París, publicado en la Gaceta española el 30 de marzo de 1901 con el título de Convenio entre España y Francia para la delimitación de las posesiones de ambos países en la costa del Sahara y en la del Golfo de Guinea, fue firmado el 27 de junio de 1900 entre el Reino de España (bajo el gobierno de la regente Reina María Cristina de Habsburgo-Lorena) y la Tercera República Francesa (presidida por Émile Loubet), actuando como representantes de los respectivos gobiernos Fernando León y Castillo, embajador español en Francia y Théophile Delcassé, Diputado y Ministro de Negocios Extranjeros francés.

El tratado delimitó las fronteras de las colonias españolas en el desierto del Sáhara (Sahara Español) y el África ecuatorial (Guinea Española) respecto de las colonias francesas colindantes.[1]

AntecedentesEditar

Río de Oro (Sahara Español)Editar

Mapa detallando la costa del entonces Río de Oro (posterior Sáhara Español) en 1896.
 
Fronteras de 1900 surgidas por este tratado de los territorios españoles del África Occidental Española hasta 1956, incluyendo Río de Oro dentro del Sáhara español.

El interés español por el Sahara Occidental fue fruto de las actividades pesqueras llevadas a cabo desde las cercanas islas Canarias. En 1881 un pontón fue fondeado en la costa de la península de Río de Oro para apoyar las tareas de la flota pesquera canaria.[2]​ Sin embargo, no fue hasta 1884 cuando se fundó Villa Cisneros. Ese año, en una operación promovida por la Sociedad Española de Africanistas y financiada por el gobierno de Cánovas del Castillo, el militar y arabista español Emilio Bonelli reconoció la costa entre cabo Bojador y cabo Blanco, fundando tres establecimientos en la costa saharaui: uno en Villa Cisneros, en honor al cardenal Cisneros; otro en cabo Blanco, al que dio el nombre de Medina Gatell; y otro en Angra de Cintra, con el nombre de Puerto Badía[3][4]​ (en honor del arabista y aventurero Domingo Badía). Con el inicio de la presencia española en la zona del Sáhara nacerá la colonia española conocida como Sahara Español (1884-1976), que tendrá dos subdivisiones: el norte se denominará Saguía el Hamra y el sur Río de Oro.

Bonelli consiguió que los habitantes nativos de la península de Río de Oro firmaran un acuerdo mediante el cual se ponían bajo la protección de España.[2]​ Gracias a la presencia de los tres puestos, en diciembre de ese año, el gobierno español ponía en comunicación de las potencias reunidas en la conferencia de Berlín (1884-1885), que se adjudicaba la posesión del territorio situado entre los cabos Bojador y Blanco.[2]​ Sin embargo, tanto Medina Gatell como Puerto Badia fueron abandonados poco tiempo después,[5]​ permaneciendo solo Villa Cisneros como establecimiento permanente.

Durante mucho tiempo, Villa Cisneros constituyó la única presencia española en el territorio saharaui. No fue hasta la segunda década del siglo XX que la presencia española se amplió. Posteriormente hasta 1958 se conocería como África Occidental Española y hasta 1975 como la provincia del Sahara.

Guinea EspañolaEditar

Mapa de las posesiones españolas en el Golfo de Guinea en 1897, antes de la firma de este tratado.
 
Fronteras de 1900 surgidas por este tratado de lo que sería la Guinea Española (hoy Guinea Ecuatorial).

El explorador portugués Fernão do Pó es considerado el primer europeo en pisar la isla de Bioko en 1472 y, aunque la llamó Formosa, acabó siendo conocida por su nombre. Portugal mantuvo su control hasta 1777 cuando las islas y los derechos de comercio fueron cedidos a España por el tratado de San Ildefonso de 1777, y por el tratado de El Pardo de 1778 entre la reina María I de Portugal y el rey Carlos III de España.

España tenía la intención de iniciar operaciones de comercio de esclavos en el continente. Entre 1778 y 1810, el territorio de Guinea Ecuatorial fue administrado por el Virreinato del Río de la Plata, con sede en Buenos Aires mediante la Gobernación de Fernando Poo y Annobón.[6]

De 1827 a 1843, el Reino Unido tuvo una base en Bioko para suprimir la trata transatlántica de esclavos, que luego se trasladó a Sierra Leona tras un acuerdo con España en 1843.[7]​ En 1843, al restaurarse la soberanía española tras la llegada de Juan José Lerena, se la conoció como los "Territorios Españoles del Golfo de Guinea". España se había negado a ocupar la gran área en la Bahía de Biafra a la que tenía derechos de tratado, y los franceses habían estado expandiendo su ocupación a expensas del área reclamada por España. El Tratado de París de 1900 dejó a España con el enclave continental de Río Muni, apenas 26 000 km² de los 300 000 que se extienden hacia el este hasta el río Ubangi, que los españoles habían reclamado inicialmente.[8]​. Entre 1959 y 1968 la zona continental se convirtió en la provincia de Río Muni.

Términos del tratadoEditar

El convenio establecía fronteras reconocidas por ambas partes entre los territorios administrados por ambas naciones en el área del Golfo de Guinea (parte continental de la Guinea española) y en la zona de Río de Oro (sur del Sahara español).

En función de los términos del tratado, se definieron y establecieron los límites precisos en las fronteras entre el territorio francés y español en torno a Río Muni, en lo que posteriormente sería la Guinea Española. España solo recibía un exiguo territorio de 26 000 km² de los 300 000 que había reclamado inicialmente hacia el este hasta el río Ubangui.[8]​ Además, reservaba un derecho preferente a Francia para ocupar los territorios españoles si España decidiera abandonar sus posesiones en Río Muni.

Según el texto del tratado o convenio, los territorios intercambiados con la delimitación establecida en el texto se transferirían de administración el 27 de marzo de 1901, o antes si fuese posible.

Este pequeño enclave era mucho más pequeño de lo que los españoles habían considerado que les pertenecía en base a sus derechos y al Tratado de El Pardo. La humillación de las negociaciones franco-españolas, combinada con la derrota en la guerra hispano-estadounidense de 1898, llevaron a que el jefe de la delegación negociadora española y gobernador de Río Muni, Pedro Gover y Tovar, cometiera suicidio en el viaje de vuelta a España el 21 de octubre de 1901.[9]​ El propio Iradier murió en la ignominia en 1911 y no sería hasta décadas más tarde que sus logros serían tenidos en cuenta por la opinión popular española cuando la ciudad de Cogo fuese renombrada Puerto Iradier en su honor.

Según el texto del Tratado de 1900, los territorios intercambiados con la delimitación establecida en el texto se transferirían de administración el 27 de marzo de 1901, o antes si fuese posible. Al respecto de esto, la estructura político-administrativa de los territorios coloniales implicados en el Tratado en teoría se sostenía en la pervivencia de estructuras preoccidentales tradicionales arraigadas en la sociedad de la época y basadas en clanes:

Art. 9. - Las dos Potencias contratantes se comprometen recíprocamente a tratar con benevolencia a los Jefes que, habiendo celebrado Tratados con una de ellas, queden en virtud del presente Convenio bajo la soberanía de la otra.
Convenio entre España y Francia

(Gaceta de 30 de marzo de 1901)[10]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. La Gaceta de Madrid, Número 89 Boletín Ordinario Publicado el sábado, 30 de marzo del 1901.
  2. a b c (Trigo, 2008, pp. 534)
  3. Alonso Baquer, Miguel. «El Sahara. Un Mundo Desconocido Bonelli (1882-5)». Sociedad Geográfica Española. Archivado desde el original el 3 de febrero de 2012. Consultado el 19 de febrero de 2011. 
  4. Segura, Antoni (1994). El Magreb: del colonialismo al islamismo. Barcelona: Edicions Universitat de Barcelona. ISBN 8447506363. 
  5. Tabernero, Hermenegildo (julio de 1960). «Nuestra provincia africana del Sahara». Ejército (Madrid) (246): 15. Archivado desde el original el 12 de abril de 2012. , depósito legal: M. 1633-1958
  6. Fegley, Randall (1989). Equatorial Guinea: An African Tragedy, p. 5. Peter Lang, New York. ISBN 0820409774
  7. "The Hell-Borne Traffic", artículo de Jordan Goodman, Geographical, septiembre de 2007.
  8. a b William Gervase Clarence-Smith, 1986 "Spanish Equatorial Guinea, 1898-1940", en The Cambridge History of Africa: From 1905 to 1940 Ed. J. D. Fage, A. D. Roberts, & Roland Anthony Oliver. Cambridge: Cambridge University Press. «Archived copy». Archivado desde el original el 20 de febrero de 2014. Consultado el 23 de septiembre de 2013. 
  9. Fegley, Randall (1989). «The Plunge into the Dark». En Peter Lang, ed. Equatorial Guinea: An African Tragedy (en inglés). Nueva York: American University Studies. p. 19. ISBN 0820409774. Consultado el 2 de enero de 2020. 
  10. Convenio entre España y Francia para la delimitación de las posesiones de ambos países en la costa del Sahara y en la del Golfo de Guinea (Gaceta de 30 de marzo de 1901), en Wikisource.

Enlaces externosEditar