Tratado de Xanten

El Tratado de Xanten (en alemán: en alemán, Vertrag von Xanten) se firmó en la ciudad renana homónima el 12 de noviembre de 1614. Los signatarios fueron Wolfgang Guillermo, conde palatino de Neoburgo, y Juan Segismundo, elector de Brandeburgo, y la ceremonia se verificó ante representantes de Inglaterra y Francia, que asistieron en calidad de mediadores del pacto.

El tratado puso fin a la crisis sucesoria en Juliers-Cléveris y al conflicto entre Wolfgang Guillermo y Juan Segismundo. Según lo dispuesto en el tratado, los territorios del Ducado de Berg, el Ducado de Jülich y el señorío de Ravenstein pasaron a manos de Wolfgang Guillermo. El Ducado de Cléveris, Condado de Mark y Ravensberg, por el contrario, se entregaron a Juan Segismundo. Estas fueron las primeras provincias de Renania y Westfalia que pasaron a ser gobernadas por la Casa de Hohenzollern, y constituyeron los más antiguos elementos de la futura Prusia renana y de la provincia de Westfalia.[1]

Durante el conflicto, los dos adversarios habían buscado aliados: el de Brandeburgo había obtenido el apoyo Provincias Unidas de los Países Bajos, mientras el de Neoburgo había hecho lo propio con España.[1]​ Como ni españoles ni holandeses deseaban romper la Tregua de los Doce Años firmada en 1609, se entablaron negociaciones entre los dos bandos en las que participaron representantes ingleses y franceses, que concluyeron con la firma del tratado.[1]​ Pese a la negativa española a evacuar la estratégica plaza de Wessel, que permanecería en poder español hasta el 19 de agosto de 1629, cuando fue tomada por las Provincias Unidas. Se implantó una inestable paz en el territorio.[1]

ReferenciasEditar

  1. a b c d Hayden, 1973, p. 22.

BibliografíaEditar

Enlaces externosEditar