Abrir menú principal

Tres departamentos y seis ministerios

El sistema tres departamentos y seis ministerios (en chino tradicional, 三省六部; pinyin, Sānshěng liùbù) era el elemento central de la administración de la China imperial. Este sistema se diseñó durante la dinastía de los Han occidentales (206 a. C.-25 d.C) y entró en funcionamiento oficial bajo la dinastía Sui (589-618), y se hizo esencial bajo la dinastía Tang (618-907). El sistema reemplazó al de los tres señores y nueve ministerios que había predominado bajo la dinastía Qin (221-206 a. C.).

Los tres departamentos son:

  • El Secretariado (中書省), órgano político, concibe las reformas y los decretos imperiales en función de la voluntad política reinante;
  • La Cancillería (門下省), órgano de consejo, relee y verifica que las reformas no contengan elementos contradictorios con la voluntad política general o con la situación del Imperio.
  • El departamento de Asuntos del Estado (尚書省), debe hacer aplicar los decretos aprobados; este ministerio clave tiene seis divisiones(部, bù) : el Ministerio de Personal (吏部), de Hacienda (戶部), de Ritos (禮部), de Guerra (兵部), de Justicia (刑部) y de Obras Públicas (工部).[1]

En la cumbre de esta organización gubernamental se situaba el emperador y los «directores» de cada departamento eran responsables directos ante él.

Los tres DepartamentosEditar

Los tres directores e departamento eran conocidos bajo el nombre de Canciller, estando los tres inmediatamente por debajo del emperador en términos de rango y de poder de decisión. Estos tres cancilleres eran colaboradores inmediatos del emperador, sus ojos, sus oídos, sus eminencias grises.

Cancillería y SecretariadoEditar

La Cancillería y el Secretariado eran los colaboradores más cercanos al emperador, las eminencias grises diseñaban con él las leyes que forjaron la sociedad, la economía y el ejército del Imperio. Su papel era puramente abstracto, imaginando soluciones, leyes, estrategias, presupuestos y proyectos que respondiesen a las necesidades del Imperio.

En este juego, el Secretariado es un órgano político que concibe los planes y las reformas y los formula bajo una forma de proposición de decreto imperial en función de la voluntad política y de las necesidades del momento. Por su parte, la Cancillería es un órgano de consejo, moralizador y limitador que relee y verifica las reformas propuestas para asegurarse de que no contengan elementos contradictorios con la voluntad política general o con la situación imperial. La Cancillería tiene la capacidad de denegar proyectos demasiado ambiciosos (como construcción de palacios o expediciones militares) e incluso para amonestar al emperador si pese a no darle la Cancillería su consentimiento, este si las aprueba.[2]

El emperador tenía la decisión final:

  • Podía eliminar los proyectos proclamando decretos-ley por sí mismo;[3]
  • Él podía ignorar los consejos de la Cancillería y lanzar acciones costosas pese a su oposición.

El departamento de Asuntos del Estado y sus seis ministeriosEditar

El departamento de Asuntos del Estado era responsable de la aplicación real sobre el inmenso terreno del Imperio. Es este departamento el que recluta, forma, guía, controla y paga a los funcionarios imperiales. Esta inmensa y compleja misión se divide en seis ministerios que gestionan un aspecto problemático para facilitar su función.

  • Ministerio de Personal (吏部) a cargo de nombrar, calificar y promover o destituir a los oficiales civiles, así como de emitir los títulos honoríficos.[4]
  • Ministerio de Hacienda (戶部) a cargo de recopilar los datos del censo, de recaudar los impuestos y de manejar los ingresos estatales y tenía dos oficinas de moneda a su cargo.[5]
  • Ministerio de Ritos (禮部) a cargo de las ceremonias estatales, los rituales y los sacrificios. También supervisaba los registros de sacerdocio budistas y taoístas e incluso la recepción de los envíos desde estados tributarios.[6]
  • Ministerio de Guerra (兵部) a cargo de los reclutamientos, promociones y degradaciones de los oficiales militares y del mantenimiento de las instalaciones y equipamiento militares, de las armas y del sistema de correos.[7]
  • Ministerio de Justicia (刑部) controlaba los procesos judicial y penal pero no tenía el papel de supervisar al Censorado ni la Gran Corte de Apelación.[8]
  • Ministerio de Obras Públicas (工部)a cargo de los proyectos de construcción gubernamentales, del mantenimiento de las carreteras y canales, de la estandarización de pesos y medidas y de reunir los recursos de las áreas rurales.[8]

HistoriaEditar

El origen de los tres departamentos y seis ministerios puede rastrearse hasta la dinastía Han (206 a. C.-220 d. C.). Los Han adoptaron en un principio el sistema de tres señores y nueve ministerios bajo la vigilancia de un Canciller a la cabeza de todos los funcionarios. Después, el emperador Wuti (156-87 a. C.), hizo perder poder al canciller y fue el emperador Wei quien instauró un proto-sistema de "tres departamentos y seis ministerios", que será el que, posteriormente los Sui desarrollarán más en profundidad.

Véase tambiénEditar

NotasEditar

  1. Li, 130.
  2. Twitchett, p.197. Voir la pique sidérante qu'envoie Wei Zheng à l'empereur Tang Taizong en 637, mais considérer aussi qu'en 648, simplement 11 ans plus tard, Fang Xuanling fait remarquer que plus personne n'ose adresser de remontrance à cet empereur (p.193). En règle générale, les empereurs acceptaient peu les critiques.
  3. Twitchett, p. 179.
  4. Hucker, 32.
  5. Hucker, 33.
  6. Hucker, 33–35.
  7. Hucker, 35.
  8. a b Hucker, 36.

ReferenciasEditar

  • Li, Konghuai (2007), Joint Publishing (H.K.) Co., Ltd., ed., History of Administrative Systems in Ancient China (en chino), ISBN 978-962-04-2654-4 
  • Lu, Simian (2008), New World Publishing, ed., The General History of China (en chino), ISBN 978-7-80228-569-9 
  • Wang, Yü-Ch'üan (junio de 1949). «An Outline of The Central Government of The Former Han Dynasty». Harvard Journal of Asiatic Studies 12 (1/2): 134-187. 
  • Twitchett, Denis C.; Fairbank (Hrsg.), John K. (1979), Cambridge University Press, ed., The Cambridge History of China : Sui and T'ang China 589–906 (en inglés) 3, Cambridge, p. 179,193,197, ISBN 0-521-21446-7