Ilustración artística de aborigen manteña llevando una esmeralda representativa de la diosa Umiña

La diosa Umiña es un personaje de leyenda de la creencia popular ecuatoriana. Era considerada la diosa de la salud de la cultura Manteña que se desarrolló en la costa ecuatoriana entre los años 500 a. C. - 1500 d.C.[1]

LeyendaEditar

Se dice que la Diosa Umiña era la princesa de la región ocupada por los manteños, hija del cacique Tohalli, de ojos color verde, por lo que era reconocida en su territorio y los de pueblos vecinos, famosa por su belleza.[2]​ Fue asesinada brutalmente, y fue enterrada junto a sus padres, pero se le extrajo su corazón, de donde se obtuvo luego una esmeralda. A esta esmeralda el pueblo manteño empezó a rendirle culto, construyendo templos en su honor.[3]

CultoEditar

En los territorios actuales de Manta, la diosa tenía su santuario principal, con un sumo sacerdote que administraba las ofrendas del pueblo. En este templo se hallaba la esmeralda que representaba a esta diosa, que estaba tallada con una figura femenina. Con esta frotaba al enfermo en el área afectada. La deidad era conocida en la Isla de Santa Clara como la diosa de las enfermedades, y tenía un templo en esta región, llena de ofrendas en su honor.[1]

Se perdió el lugar original tras la colonización hispánica, pero se infiere que el lugar es cerca de los cerros manabitas alrededor de Manta, por los registros de los cronistas que indican que sobre los templos dedicados a las deidades locales se levantaron los nuevos a las figuras de la religión católica. Posiblemente en ese lugar se haya levantado el actual templo a la Virgen de Monserrate, por el cerro de Montecristi.[4]

ReferenciasEditar

  1. a b «Dioses de la salud». Diario El Universo. Grupo El Universo. 13 de abril de 2008. Consultado el 28 de noviembre de 2015. 
  2. Pino Roca, José Gabriel (1930). Leyendas, tradiciones y páginas de la historia de Guayaquil (Cuarta edición, 1997 edición). Guayaquil: Grupo El Universo. pp. 60-63. 
  3. «La Diosa Umiña, identidad viviente del pueblo de Jocay». Página web de la organización Ballenita Sí. Consultado el 28 de noviembre de 2015. 
  4. «La "Diosa Umiña" tenía un santuario cerca de los cerros». El Diario. Medios Ediasa. 25 de agosto de 2014. Consultado el 28 de noviembre de 2015.