Urofagia

Ingestión de orina

La urofagia, consiste en la ingestión de orina. El término viene del griego, οὖρον, (ouron) orina y φαγειν, (phagein) ingerir. La orina se consume por razones de supervivencia, como parte de prácticas sexuales o en medicina alternativa. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud advierte que beber orina conlleva riesgos para la salud.[1][2]​Múltiples fuentes desaconsejan su consumo como elemento de supervivencia[3][4][5]​ y no se ha demostrado que tenga ningún beneficio a la salud.[2][6]

Razones de la urofagiaEditar

Como técnica de supervivencia de emergenciaEditar

Guías de supervivencia como el Manual de campo del ejército de EE. UU., [3]​ y el Manual de supervivencia SAS,[4]​ entre otros [5]​ generalmente desaconsejan beber orina para sobrevivir. Estas guías indican que beber orina tiende a empeorar en lugar de aliviar la deshidratación debido a las sales que contiene, y que la orina no debe consumirse en una situación de supervivencia, incluso cuando no se dispone de otro líquido. Si bien algunas personas en apuros han bebido orina, no está claro si esto realmente ayudó o dificultó su situación.

En un incidente, Aron Ralston bebió orina cuando estuvo atrapado durante varios días con el brazo encajado debajo de una roca.[7]

El presentador de televisión de programas de supervivencia Bear Grylls bebió orina y animó a otros a hacerlo en varios episodios de sus programas de televisión.[8][9][10]

Práctica sexualEditar

La urolagnia es un tipo de fetichismo sexual o parafilia enfocada en la orina y la micción. El nombre coloquial de esta práctica es lluvia dorada.[11]

Medicina alternativaEditar

La orinoterapia es una pseudoterapia[12]​ englobada en la medicina alternativa, que consiste en la aplicación de orina humana o animal para fines medicinales o cosméticos, incluyendo la bebida e ingestión de la propia orina y el masajeado de la piel o encías, con ella. No hay evidencia científica que apoye su uso terapéutico.[2][6]

Advertencias sanitariasEditar

La Organización Mundial de la Salud advierte que beber orina conlleva riesgos para la salud.[1][2]​ 

Beber orina puede ser agresivo para el tracto intestinal y causar problemas en los riñones (los cuales ya han trabajado en filtrar los desechos que han sido eliminados en la orina).[13]

La ingesta de orina puede también causar infecciones ya que una vez que la orina deja el cuerpo es común que se contamine con bacterias, las cuales al ser ingeridas pueden provocar infecciones y complicaciones serias.[13]​ Además estudios muestran que incluso sin contaminarse la orina contiene bacterias que al ser ingeridas o al entrar al torrente sanguíneo por una herida pueden ser dañinas para el organismo.[14]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. a b http://skepdic.com/urine.html Urine Therapy: Skeptic's Dictionary entry
  2. a b c d Why You Definitely Shouldn't Drink Your Own Pee, Gizmodo, 22 Oct 2014
  3. a b «Water Procurement». US Army Field Manual. 
  4. a b Wiseman, John "Lofty". The SAS Survival Handbook. p. 42. «Warning: Urine and sea-water. Never drink either – Never!» 
  5. a b «Equipped to Survive – A Survival Primer». Consultado el 26 de mayo de 2016. 
  6. a b Maxine Frith (21 February 2006). «Urine: The body's own health drink?». The Independent. Consultado el 26 de septiembre de 2016. 
  7. Mark Jenkins. «Aron Ralston – Between a Rock and the Hardest Place». Outside Online. Consultado el 26 de mayo de 2016. 
  8. Singh, Anita (31 de mayo de 2014). «Bear Grylls: Kids, please don't drink your own urine». The Telegraph. 
  9. Loughrey, Clarisse (18 de diciembre de 2015). «Obama refused to drink his own urine...». The Independent. 
  10. Thistlethwaite, Felicity (26 de febrero de 2015). «Stars vomit profusely after drinking their own urine...». Daily Express. 
  11. «A Note on Golden Showers, Even if You Never Take Them» (en inglés). Glamour Magazine. 11 de enero de 2017. Consultado el 24 de abril de 2019. 
  12. «Sanidad clasifica 73 técnicas como pseudoterapia y estudia incluir 66 más». Redacción Médica. 28 de febrero de 2019. Archivado desde el original el 31 de marzo de 2019. Consultado el 13 de marzo de 2019. 
  13. a b «Please can everyone stop drinking their own urine? It’s really not very good for you». www.BBC.co.uk (en inglés). 26 de septiembre de 2018. Archivado desde el original el 31 de marzo de 2019. Consultado el 30 de marzo de 2019. «The kidneys will have to work hard to filter out all the excess again, putting strain on them.» 
  14. Corinne O'Keefe Osborn and medically reviewed by Debra Rose Wilson, PhD, MSN, RN, IBCLC, AHN-BC, CHT (20 de marzo de 2018). «What Are the Risks and Benefits of Drinking Urine?» (en inglés). p. www.healthline.com. Archivado desde el original el 31 de marzo de 2019. Consultado el 30 de marzo de 2019.