IVFC14
Pergamon Museum Berlin 2007058.jpg

Wikipedia-logo-v2.svg
Wikipedista
Actualmente en el cargo
Desde el 3 de febrero de 2018 (4 años, 9 meses y 26 días)
Ediciones 7272
Intereses Konservative Revolution, generación del centenario, nueva derecha francesa, raza e inteligencia, psicología evolucionista, Reino de Chile, cultura en Reino de Chile, filosofía en el Reino de Chile, nacionalismo chileno (1901-presente)

Información personal
Nacimiento Santiago, Reino de Chile Bandera del Imperio español
Nacionalidad Chilena
Religión Paganismo heleno
Características físicas
Peso 71.5kg (off-season)
68.8kg (competición)
Ojos Azul
Educación
Educado en
Información profesional
Ocupación Investigador
Área Filosofía, psicología, historia de Chile
Movimiento Heideggerianismo
Género Ensayo
Partido político Royal Coat of arms of Spain (1761-1843) - Common Version of the Colours.svg Bando Realista
Carrera deportiva
Deporte Powerlifting

Nietzsche retorna a los griegos, "modelos para cualquier nación culta en el futuro" y heraldos de la competencia agonística, para comprender mejor la relación entre animalidad y cultura (Sobre la utilidad y el perjuicio de la historia para la vida. Consideraciones Intempestivas II, 10). El genio de la cultura griega reside en su conocimiento sobre la forma de preservar y de concebir una relación fructífera con la animalidad. Los griegos no perciben una falta de justicia o de moralidad en la "crueldad" del animal; por el contrario, hallan en ella un estímulo para la competencia agonística y para el refinamiento de la cultura: "Así vemos a los griegos el pueblo mas humano de la antigüedad, presentan ciertos rasgos de crueldad, de fiereza destructiva [tiegerartiger Vernichtungslust]" (El certamen homérico). Lo que Nietzsche llega a concluir que "sin envidia, sin rivalidad, sin ambición combatiente, el Estado helénico, como el hombre helénico, se degenera" (El certamen homérico).[1]

Todo hombre, con toda su actividad, sólo tiene dignidad en la medida en que, de una forma consciente o inconsciente, es instrumento del genio; de donde se ha de sacar inmediatamente la conclusión de carácter ético de que el ‘hombre en sí’, el hombre absoluto, no posee ni dignidad, ni derechos ni deberes: sólo como un ser totalmente determinado que sirve a fines inconscientes puede el hombre disculpar su existencia.[2]

Mientras nuestras estimación es todavía pequeña no llegamos a odiar; sólo lo hacemos cuando ésta es igual o superior a la que nos tenemos a nosotros mismos.[3]

  • Jenseits von Gut und Böse. Vorspiel einer Philosophie der Zukunft (173), Friedrich Nietzsche.

TalleresEditar

ReferenciasEditar

  1. Lemm, Vanessa (2010). La filosofía animal de Nietzsche. Cultura, política y animalidad del ser humano [2009] (1ra edición). Santiago, Chile: Ediciones Universidad Diego Portales. p. 47. ISBN 978-956-314-096-5. 
  2. Fernández, A. G. (2002). F. Nietzsche y la República de Platón. In Anales del Seminario de Historia de la Filosofía. Vol. 19, pp. 129-167.
  3. Nietzsche, Friedrich (2014). Más allá del bien y el mal. Madrid, España: Edimat Libros. p. 98. ISBN 978-84-9794-216-4.