Abrir menú principal

La vacuna contra la rubéola es una vacuna que se usa para prevenir la rubéola.[1]​ La efectividad comienza aproximadamente dos semanas después de una dosis única y alrededor del 95% de las personas se vuelven inmunes. Los países con altas tasas de inmunización ya no ven casos de rubéola o síndrome de rubéola congénita. Cuando hay un bajo nivel de inmunización infantil en una población, es posible que las tasas de rubéola congénita aumenten a medida que más mujeres llegan a la edad fértil sin la vacunación o la exposición a la enfermedad. Por lo tanto, es importante que más del 80% de las personas se vacunen.

Vacuna contra la rubéola
Identificadores
ChemSpider none
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó que la vacuna contra la rubéola se incluyera en los programas de vacunación. Si no todas las personas están inmunizadas, al menos las mujeres en edad fértil deben ser inmunizadas. No debe administrarse a las mujeres embarazadas o con una función inmunológica muy deficiente. Mientras que una dosis es a menudo todo lo que se requiere para una protección de por vida, a menudo se administran dos dosis.

Los efectos secundarios son generalmente leves. Pueden incluir fiebre, erupción cutánea, dolor y enrojecimiento en el lugar de la inyección. El dolor articular se puede reportar entre una y tres semanas después de la vacunación en mujeres. Las alergias severas son raras. La vacuna contra la rubéola es una vacuna viva atenuada. Está disponible ya sea sola o en combinación con otras vacunas. Las combinaciones incluyen con la del sarampión (vacuna MR), la vacuna contra el sarampión y las paperas (vacuna MMR) y la vacuna contra el sarampión, las paperas y la varicela (vacuna MMRV).

Una vacuna contra la rubéola se autorizó por primera vez en 1969.[2]​ Está en la Lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud, los medicamentos más efectivos y seguros que se necesitan en un sistema de salud.[3]​ A partir de 2009, más de 130 países lo incluyeron en sus vacunas de rutina. El costo al por mayor de la vacuna MMR en el mundo en desarrollo es de US$0,24 por dosis para el año 2014.[4]​ En los Estados Unidos cuesta entre US$50 y 100.[5]

Usos médicosEditar

La vacuna contra la rubéola está en la Lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud, una lista de los medicamentos más importantes que se necesitan en un sistema de salud.[6]


ProgramaEditar

Hay dos formas principales de administrar la vacuna contra la rubéola. El primero son los esfuerzos iniciales para inmunizar a todas las personas menores de cuarenta años, y luego se proporciona una primera dosis de vacuna a la personas entre los 9 y los 12 meses de edad. De otra forma, las mujeres en edad fértil pueden ser las vacunadas.

Si bien solo se necesita una dosis, a menudo se administran dos dosis, ya que generalmente se mezcla con la vacuna contra el sarampión.

EmbarazoEditar

En teoría, no debe administrarse durante el embarazo. Sin embargo, más de mil mujeres recibieron la vacuna sin darse cuenta de que estaban embarazadas y no se produjeron resultados negativos. No es necesario realizar pruebas de embarazo antes de administrar la vacuna.

Si se encuentra un título bajo durante el embarazo, la vacuna debe administrarse después del parto. También es recomendable evitar el embarazo durante las 4 semanas posteriores a la administración de la vacuna.[7]

HistoriaEditar

 
Mono de laboratorio inspeccionado por los Dres. Harry M. Meyer, Jr. (izquierda) y Paul D. Parkman (derecha), asistidos por Rudyard Wallace, técnico (centro).

Un equipo de investigadores de la División de Biología de los Institutos Nacionales de la Salud elaboró la vacuna contra la rubéola. Dirigidos por Harry M. Meyer y Paul J. Parkman, el equipo incluyó a Hope Hopps, Ruth L. Kirschstein, y a Rudyard Wallace, entre otros, el equipo comenzó un trabajo serio sobre la vacuna con la llegada de una importante epidemia de rubéola en los Estados Unidos en 1964. Antes de llegar al NIH, Parkman había estado trabajando para aislar el virus de la rubéola para el Ejército. Se incorporó al laboratorio de Harry Meyer.[8]

La primera vacuna contra la rubéola se preparó pasando el virus a través de las células de un riñón de mono verde africano 77 veces.[9]

Parkman, Meyer y el equipo del NIH probaron la vacuna en Children's Colony en Conway, Arkansas, en 1965, mientras que la epidemia de rubéola seguía en todo Estados Unidos.[10]​ Este hogar brindaba atención a niños con discapacidades cognitivas y niños enfermos. La capacidad de aislar a los niños en sus cabañas y controlar el acceso a los niños lo convirtió en un lugar ideal para probar una vacuna sin iniciar una epidemia de rubéola. Cada uno de los padres de los niños dio su consentimiento para la participación en el ensayo.[8]

En junio de 1969, el NIH emitió la primera licencia para la producción comercial de la vacuna contra la rubéola a la compañía farmacéutica Merck Sharp & Dohme.[11]​ Esta vacuna hizo uso de la cepa de rubéola HPV77 y se produjo en células de embrión de pato. Esta versión de la vacuna contra la rubéola estuvo en uso solo unos pocos años antes de la introducción de la vacuna combinada contra el sarampión, las paperas y la rubéola (MMR) en 1971.

ReferenciasEditar

  1. «Rubella vaccines: WHO position paper.». Releve epidemiologique hebdomadaire / Section d'hygiene du Secretariat de la Societe des Nations = Weekly epidemiological record / Health Section of the Secretariat of the League of Nations 86 (29): 301-16. 15 de julio de 2011. PMID 21766537. Archivado desde el original el 4 de marzo de 2016. 
  2. Atkinson, William (2011). Epidemiology and Prevention of Vaccine-Preventable Diseases (12 edición). Public Health Foundation. pp. 301-323. ISBN 9780983263135. Consultado el 1 Mar 2015. 
  3. «WHO Model List of Essential Medicines (19th List)». World Health Organization. April 2015. Archivado desde el original el 13 de diciembre de 2016. Consultado el 8 de diciembre de 2016. 
  4. «Vaccine, Measles-Mumps-rubella». International Drug Price Indicator Guide. Archivado desde el original el 16 de enero de 2016. Consultado el 8 de diciembre de 2015. 
  5. Hamilton, Richart (2015). Tarascon Pocket Pharmacopoeia 2015 Deluxe Lab-Coat Edition. Jones & Bartlett Learning. p. 315. ISBN 9781284057560. 
  6. «WHO Model List of Essential Medicines (18th list)». World Health Organization. October 2013. Archivado desde el original el 23 de abril de 2014. Consultado el 23 de abril de 2014. 
  7. Marin, M; Güris, D; Chaves, SS; Schmid, S; Seward, JF; Advisory Committee on Immunization Practices, Centers for Disease Control and Prevention, (CDC) (22 de junio de 2007). «Prevention of varicella: recommendations of the Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP).». MMWR. Recommendations and reports : Morbidity and Mortality Weekly Report. Recommendations and reports / Centers for Disease Control 56 (RR-4): 1-40. PMID 17585291. Archivado desde el original el 10 de noviembre de 2014. 
  8. a b Parkman, Paul. «Dr. Paul Parkman Oral History». Office of NIH History. National Institutes of Health. Consultado el 13 de octubre de 2018. 
  9. Parkman, P.D.; Meyer, H.M.; Kirschstein, R.L.; Hopps, H.E. (November 1966). «Development and characterization of a live attenuated rubella virus». The Journal of Pediatrics 69 (5): 893. doi:10.1016/S0022-3476(66)80490-0. Consultado el 13 de octubre de 2018. 
  10. Milford, Lea. «Arkansas Children's Colony aka: Conway Human Development Center». Encyclopedia of Arkansas History and Culture. Consultado el 13 de octubre de 2018. 
  11. Wendt, Diane. «Combating infectious disease and slaying the rubella dragon, 1969-1972». O Say Can You See?. National Museum of American History. Consultado el 13 de octubre de 2018.