Abrir menú principal
La llegada del Hipparion a Europa marca el inicio del Vallesiense

El Vallesiense es un periodo de tiempo geológico situado entre 11,6—9,0 millones de años en el Mioceno, utilizado más específicamente con las Edades de los Mamíferos Terrestres Europeos. Precede al Turoliense y es continuado por el Astaraciense. El Turoliense se sobrepone a las edades Tortoniense y el Messienense.[1]

La llamada crisis Vallesiense resultó en la extinción de varios mamíferos característicos del Mioceno medio.

El término "Vallesiense" fue introducido por el equipo formado por el palenteólogo catalán Miquel Crusafont, José Fernández de Villalta y Jaume Truyols en los años cuarenta para marcar la llegada del équido Hipparion en Europa.[2]​ Las paleofaunas europeas restantes, sin embargo, habían existido desde el Mioceno medio, incluyendo el mósquido Micromeryx (un ciervo almizclero), el cérvido Euprox, el suid Listriodon y los felinos Sansanosmilus y Pseudaelurus, y el límite Aragoniense-Vallesiense no representa un cambio importante en el registro europeo de mamíferos. Por el contrario, la transición entre Vallesiense inferior y superior corresponde a una gran crisis biótica: la desaparición de la mayoría de los artiodáctilos aragonienses, incluidos el antílope Protragocerus, el bóvido Miotragocerus, Listriodon y los suidos Hyotherium y Parachleusastochoerus. La crisis también afectó a roedores como la familia Eomyidae y la mayoría de los cricétidos y glíridos. Fueron reemplazados por especies que llegaron del este, de carácter turoniense: por ejemplo, el suido Schizochoerus, el múrido Progonomys, los bóvidos Tragoportax y Graecoryx, el hiénido Adcrocuta, el felino Paramachairodus y el suido Microstonyx.[3]

El Vallesiense fue un período crucial para la evolución de la fauna terrestre europea. Durante el Mioceno medio, la fauna mamífera altamente diversificada de los bosques europeos fue reemplazada por las faunas del Mioceno tardío, adaptadas a un clima seco y a un terreno abierto. El comienzo del período está marcado por la aparición y dispersión del caballo primitivo Hipparion en toda Eurasia. La llamada crisis Vallesiense resultó en la extinción de varios mamíferos característicos del Mioceno medio. El final del Vallesiense, y el principio del Turoliense, trajo la extinción en el oeste de las faunas dominadas por los bóvidos y giráfidos característicos de la llamada sub-Paratetis o provincia griego-iraní.[4][5]

ReferenciasEditar

  1. «Fossilworks: Gateway to the Paleobiology Database». fossilworks.org. Consultado el 28 de febrero de 2018. 
  2. Jordi Agustí i Àngel Galobart. «Noves localitats amb mamífers fòssils en el miocè de la Conca del Vallès-Penedès». Tribuna d'Arqueologia 1996-1997 Generalitat de Catalunya. 
  3. Agusti, J.; Moya-Sola, S. (1990). Extinction Events in Earth History. Lecture Notes in Earth Sciences (en inglés). Springer, Berlin, Heidelberg. pp. 425-432. ISBN 9783540526056. doi:10.1007/bfb0011163. Consultado el 28 de febrero de 2018. 
  4. Isaac Casanovas i Vilar (2007). Universidad de Barcelona, ed. «"The rodent assemblages from the Late Aragonian and the Vallesian (Middle to Late Miocene) of the Vallès-Penedès Basin (Catalonia, Spain)"». 
  5. Agustí, Jordi; Antón, Mauricio (1997). Memoria de la tierra: vertebrados fósiles de la Península Ibérica. Ediciones del Serbal. ISBN 9788476281956. Consultado el 28 de febrero de 2018.