Vaso de precipitado

material de laboratorio

Un vaso de precipitado es un recipiente cilíndrico de vidrio borosilicatado fino que se utiliza muy comúnmente en el laboratorio, sobre todo, para preparar o calentar sustancias, medir o traspasar líquidos. Es cilíndrico con un fondo plano; se le encuentra de varias capacidades, desde 100 mL hasta de varios litros. Normalmente es de vidrio, de metal o de un plástico en especial y es aquel cuyo objetivo es contener gases o líquidos. Tiene componentes de teflón u otros materiales resistentes a la corrosión.

Imagen de vaso de precipitado, tipo vaso Griffin.

Suelen estar graduados, pero esta graduación es inexacta por la misma del artefacto; su forma regular facilita que pequeñas variaciones en la temperatura o incluso en el vertido pasen desapercibidas en la graduación. No es recomendable utilizarlo para medir volúmenes de sustancias, ya que es un material que se somete a cambios bruscos de temperatura, lo cual lo hace desgraduar y en consecuencia entregará una medida errónea.

TiposEditar

 
Tipos de vasos de precipitado: A) vaso Griffin; B) vaso Berzelius; C) R2P2.

La mayoría de los vasos de precipitado pertenecen al diseño de Griffin, en honor de John Joseph Griffin. En este caso suelen ser de altura baja en relación a su diámetro[1]​ (su altura viene a ser 1,4 veces su diámetro;[2]​ modelo A de la imagen adjunta) y suelen venir provistos de un pico o labio que facilita el vertido de líquidos sin que se produzcan derrames.

Suelen ser más altos y esbeltos[3]​ (su altura viene a ser el doble de su diámetro;[2]​ modelo B), en cuyo caso reciben el nombre de vaso Berzelius, en honor del químico sueco Jöns Jacob Berzelius. A veces, carecen de pico vertedor y son apropiados para contener electrodos y para titulaciones.

Los vasos planos (C, en la imagen) a menudo son llamados cristalizadores, porque la mayoría se utilizan para realizar la cristalización de un compuesto a partir de una de sus disoluciones, pero a menudo también se utiliza como recipientes para su uso en calefacción al baño María. Estos vasos por lo general no tienen escala graduada.[cita requerida]

Un vaso de precipitado se distingue de un frasco porque en este último sus caras laterales son rectas y no inclinadas o curvas. La excepción a esta definición es un vaso de lados ligeramente cónicos, llamado vaso Phillips.[cita requerida]


Los vasos de precipitado también se conocen como "beaker".[cita requerida]

MaterialesEditar

Los vasos de precipitado son fabricados comúnmente en vidrio (por lo general, vidrio de borosilicato[2]​), pero también puede ser en metal (como el acero inoxidable o aluminio) o algunos tipos de plástico (en particular, de polietileno, polipropileno o PTFE). Un uso común de los vasos de polipropileno es el análisis espectral de rayos gamma de muestras líquidas y sólidas y gaseosas.

Véase tambiénEditar

Lecturas adicionalesEditar

  • ASTM E960 - 93 (2008) Standard Specification for Laboratory Glass Beakers

ReferenciasEditar

  1. Catálogo de matraces y vasos Kimax. Medilab, artículos médicos y de laboratorio.
  2. a b c British Standard 6523 (1984) Glass beakers for laboratory use
  3. INTRODUCCIÓN AL LABORATORIO QUÍMICO. PREPARACIÓN DE DISOLUCIONES. Química general. Universidad Nacional de Luján. Argentina. Pág. 10