Vehículo (farmacéutico)

El vehículo, al igual que el excipiente, es una sustancia que se usa en las formulaciones farmacéuticas para diluir el complejo total hasta un volumen o peso determinado.

DescripciónEditar

Regularmente los vehículos son sustancias inertes de naturaleza acuosa u oleosa. Cuando la fórmula farmacéutica es líquida, el diluyente se conoce como vehículo, que puede ir o no acompañado de otros excipientes, que son sustancias que modifican alguna/s de las características del principio activo en el producto final denominado forma farmacéutica.

Otras sustanciasEditar

En ciertas formulaciones suelen intervenir otras sustancias cuya finalidad es permitir la solubilización, emulsificación o suspensión de la base o sus coadyuvantes, a fin de obtener una solución homogénea y uniforme. A estas sustancias se les conoce regularmente como coadyuvantes farmacéuticos o farmacotécnicos, esto para diferenciarlos de los terapéuticos. Estos coadyuvantes deben estar verificados en las farmacopeas de cada país.

FunciónEditar

Las funciones primordiales de los vehículos son:

  • Facilitar la incorporación de los elementos restantes.
  • Permitir una mejor dosificación y administración.
  • Dar consistencia y forma a la preparación farmacéutica.