El arco de Gallienus en la Porta Esquilina, Vía Labicana.
Via Labicana en rojo, entre la Via Prenestina y la Via Latina.

Vía Labicana fue una calzada romana que salía de la puerta Esquilina en Roma y llevaba hasta la antigua ciudad de Labicum o Labici, a unos 25 km de Roma, donde después seguía en la misma dirección hacia las montañas Albanas y se unía con la Vía Latina en la estación de Ad Pictas.

La única estación entre Labicum y Ad Pictas era Ad Quintanas según el itinerario de Antonio pero la Tabla de Peutinger añade Ad Statuas (sin mencionar Ad Quintanas). Hasta Ad Quintanas seguía un curso paralelo a la vía Prenestina.

Su itinerario fue reconstruido perfectamente en el siglo XIX. El punto exacto de Ad Pictas, no obstante, no se ha determinado. Cerca de la vía y de Roma, había diversas tumbas, algunas de ellas bastante grandes; la más importante es la llamada Torre Pignatara, a unos 5 km de Porta Maggiore, que la tradición (sin fundamento) da como la tumba de Elena, la madre de Constantino el Grande. Sí que estaba en la zona, a unos 8 km de Roma, la tumba familiar del emperador Didio Juliano.

Puentes romanosEditar

Existen restos de al menos un puente romano en la vía, que cruza el Fosso del Giardinetto, 11 km al este de Roma.

Enlaces externosEditar