Viejo Viscacha

personaje de poema gauchesco Martín Fierro del escritor argentino José Hernández

El viejo Vizcacha es un personaje del poema gauchesco Martín Fierro del escritor argentino José Hernández. Su nombre fue intencionalmente escrito por el autor con la letra "S", si bien en castellano, el animal de referencia se escribe con "Z" (vizcacha).[1]​ Aparece en la segunda parte del poema, La vuelta de Martín Fierro, publicada en 1879. El viejo Vizcacha es un anciano nombrado como tutor del segundo hijo de Martín Fierro, de quien se aprovecha amparado por la justicia local. El personaje se caracteriza por sus consejos inmorales, egoístas, misóginos, ventajistas y sin escrúpulos, que le imparte a su pupilo y lo hicieron célebre.

El viejo Vizcacha
Personaje de Martín Fierro
Viejo Vizcacha - Charles Clérice (1865-1912).png
"El viejo Vizcacha dando sus consejos", ilustración de Charles Clérice publicada en la edición de 1894 de La vuelta de Martín Fierro.
Primera aparición Capítulo XIII, verso 2155
Última aparición Capítulo XVIII, verso 2744
Causa/razón • muerte por enfermedad
Creado por José Hernández
Información personal
Nombre de nacimiento Desconocido
Alias Vizcacha
Edad Anciano
Nacionalidad Bandera de Argentina Argentina
Residencia Bandera de Argentina Provincia de Buenos Aires, Argentina
Características físicas
Sexo Masculino
Conexiones Segundo hijo de Martín Fierro

El personajeEditar

Aparece en la segunda parte del poema, La vuelta de Martín Fierro, publicada en 1879. El viejo Vizcacha es un anciano nombrado como tutor del segundo hijo de Martín Fierro, de quien se aprovecha amparado por la justicia local. Hernández dedica cinco cantos al personaje, “El Viejo Vizcacha”, “Consejos del Viejo Vizcacha”, “Muerte del Viejo Vizcacha”, “El inventario de sus bienes” y “El entierro”, habiéndose dicho que «constituyen un auténtico libro dentro del texto mayor que los presenta».[2]

Los consejos del viejo VizcachaEditar

 
El actor Fernando Vegal caracterizado como el Viejo Vizcacha en la película Martín Fierro (1968), de Leopoldo Torre Nilson.

El personaje se caracteriza por los consejos inmorales y sin escrúpulos que le imparte a su pupilo y lo hicieron célebre.[2][3]​ Algunos de los célebres consejos del viejo Vizcacha se han vuelto parte del habla cotidiana en Argentina, como «hacete amigo del juez», «cada lechón en su teta es el modo de mamar», «al que nace barrigón es al ñudo que lo fajen».

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Bentancor, Martín (29 de enero de 2012). «El viejo Vizcacha: picardía y sabiduría campera». Asunto Literario. 
  2. a b Bentancor, Martín (28 de junio de 2014). «Un repaso a los versos con moraleja que se han convertido en frases populares». Hoy Canelones. Uruguay. 
  3. Bellone, Liliana (11 de noviembre de 2020). «Las dos éticas del clásico de Hernández: los consejos del Martín Fierro y los del viejo Vizcacha en la sociedad argentina». Página 12. 

Referencias generalesEditar