Abrir menú principal

Villarejo-Periesteban

municipio de la provincia de Cuenca‎, España

SímbolosEditar

El escudo heráldico y la bandera que representan al municipio fueron aprobados en 2003. El blasón que define al escudo es el siguiente:

Escudo medio partido y cortado. Uno, de plata, cruz de Santiago de gules; dos, de gules cruz papal de Oro; tres, de sinople, cabrio invertido de plata, acompañado de haz de tres espigas de oro. Al timbre la corona real cerrada.

Diario Oficial de Castilla-La Mancha n.º 15 de 27 de marzo de 1998[1]

La descripción textual de la bandera es la siguiente:

Bandera rectangular, de proporciones 2/3, formada por tres franjas horizontales iguales, blanca la superior, roja la central y amarilla la inferior.

Diario Oficial de Castilla-La Mancha n.º 15 de 27 de marzo de 1998[2]

GeografíaEditar

UbicaciónEditar

Noroeste: Zafra de Záncara Norte: Altarejos Noreste: Altarejos
Oeste: Zafra de Záncara   Este: San Lorenzo de la Parrilla
Suroeste: Villares del Saz Sur: San Lorenzo de la Parrilla Sureste: San Lorenzo de la Parrilla

Relieve y paisajeEditar

El término municipal de Villarejo-Periesteban está situado en el extremo Nordeste de la Mancha de Cuenca, y a treinta y cuatro kilómetros al Suroeste de la ciudad de Cuenca en línea recta. El terreno es fuertemente ondulado en las partes Norte y Este del término. Los cerros se van suavizando a medida que nos acercamos a la parte Central en donde es prácticamente llano, volviendo a presentar ondulaciones en los extremos Sur y Este. La altura máxima es de 1.042 msnm (Cerro de la Condenada, al límite con los términos de Zafra de Záncara y Altarejos)[3]​ y la mínima unos 885 msnm. El núcleo urbano está situada a una altitud de 910 msnm.[4][5]

Los principales accidentes hidrográficos son los ríos Marimota (o Belbis) y el del Pontón que discurren en dirección Noroeste-Sureste. Los dos son de poco caudal y de estiaje muy acentuado. También hay algunos arroyos y barrancos que afluyen a los anteriores y permanecen secos la mayor parte del año. Los cerros están constituidos principalmente por areniscas oligocénicas y de escasa fertilidad. En los valles las tierras son profundas y de consistencia y están formadas por los arrastres aluviales de ríos y barrancos. El cultivo predominante es el cereal de secano.[6]

El paisaje cambio considerablemente desde el siglo XVIII. En 1751, sólo un 21% de la superficie total del municipio estaba aprovechada para la agricultura. Esta parte se situaba en el centro del término, alrededor del núcleo urbano. Se practicaba el policultivo típico de una economía de subsistencia : trigo, centeno, cebada, avena, viña y leguminosas en tierras de barbecho (guijas, garbanzos). El resto del término era pasto arrendado por el ayuntamiento (Dehesa carnicera, Los Villares y Llano del Sexmero) y pasto común para las 1.200 cabezas de ganado lanar churro de la villa.[7]​ Desde entonces, el término ha sido casi enteramente desforestado. Según el censo agrario de 2009, el 94% de la superficie total del municipio esta aprovechada para la agricultura. Los pastos han pasado de un 79% del término en 1751 a un 3% en 2009. El policultivo ha desaparecido y la agricultura se ha ido especializando en cultivos de cebada y girasol (el 94% de la superficie labrada).[8]​ Con la deforestación, la erosión de los suelos y el avance de la desertificación, se ha notado una reducción importante de los recursos hídricos del término. Destaca la falta de caudal de los ríos Pontón y Marimota.[9]

HistoriaEditar

 
Billarejo de Peri Estevan en un documento manuscrito de 1600.

En la segunda mitad del siglo XII, el rey Alfonso VIII de Castilla reconquistó sucesivamente Cuenca (1177), Zafra (1179), Castillo de Garcimuñoz (1182) y Alarcón (1184). Promovió una política de repoblación de esta región con la fundación de nuevas villas. Villarejo de Pero Esteban (o Peri Esteban) fue una de ellas. Adoptó entonces el nombre de Pedro Esteban, hijo de Esteban Illan, un noble mozárabe de Toledo. No sabemos si fue el conquistador del lugar, como en el caso de Castillo de Garcimuñoz, o el primer señor de la villa. Lo seguro es que la villa fue descrita en el siglo XV como una aldea realenga dependiente de Cuenca y un despoblado.[10]​ Lo primero significa que dependía directamente del rey y estaba gobernada por el regidor de la ciudad de Cuenca.[11]​ Lo segundo que contaba con muy pocos habitantes, probablemente menos de diez vecinos.

En el siglo XVI, Villarejo de Periesteban deja ser una simple aldea para asumir su dignidad de villa. El censo de pecheros de 1528 indica ya 13 vecinos.[12]​ A esa época el maestro cantero Pedro de Urreta reforma la iglesia parroquial de San Clemente, bajo la responsabilidad del mayordomo Miguel Melero. Unos visitadores la describen en 1569 como un edificio de mampostería con techo de madera.[13]​ Hacia la mitad del siglo XVI, la Corona vende la villa de Villarejo de Periesteban, con sus tercias y alcabalas, a Diego Hernández de Hinestrosa, vecino de La Olmeda. Este último pretendía de esa forma mejorar los bienes de su mujer, Florencia de Mejía.[14]​ Poco después de la muerte de Diego Hernández de Hinestrosa en 1577, es probable que su viuda, o su hijo mayor haya vendido de nuevo la villa al canónigo Juan del Pozo Palomino, de cuya iniciativa se construyó el convento y el puente de San Pablo de Cuenca. En 1605, tras la muerte de Juan del Pozo, su hermana y heredera Ana del Pozo Palomino vendió la villa al IV marqués de Cañete, García Hurtado de Mendoza.[15]​ Aunque la compra debía mejorar los bienes de su segunda esposa, Villarejo de Per-Esteban fue finalmente incorporada al mayorazgo del marquesado de Cañete, donde permaneció hasta finalizar el Antiguo Régimen.

Empezamos a tener más datos sobre la villa a partir del siglo XVII. El primer libro de bautismos de la parroquia se remonta a 1624, y el de matrimonio a 1632.[16]​ El primer alcalde de la villa mencionado en las fuentes fue Miguel de Villagómez, en 1654. Le sucedió como alcalde su hijo Bartolomé Villagómez en 1660.[17]​ También sabemos que Julián Huerta, vecino de Villarejo Periesteban, recibió en 1704 el grado de bachiller en arte por la Universidad de Alcalá.[18]​ Pero el villarejeño más famoso del siglo XVII fue sin duda el sanador Juan Ruiz. Recibía en Villarejo o visitaba en sus casas pacientes de toda la comarca (Cervera, Belmontejo, etc.). Los enfermos que no se podían desplazar le hacían llegar madejas de pelo para que les pudiera curar a distancia. El tribunal de la Inquisición le detuvo en 1698 por supersticiones.[19]

La población de la villa creció mucho en la primera mitad del siglo XVIII, pasando de 13 vecinos en 1712[20]​ a 38 vecinos en 1751[7]​. En 1779, un antiguo alcalde de la villa, Miguel Guijarro, declaraba en un juicio que Villarejo era «una población de treinta vecinos todos o los más parientes en tercer o cuarto grado»[21]​.

DemografíaEditar

El municipio, que tiene una superficie de 33,43 km²,[22]​ cuenta según el padrón municipal para 2017 del INE con 392 habitantes y una densidad de 11,73 hab./km².

Pirámide de población (2011)[23]
% Hombres Edad Mujeres %
1,90
 
85+
 
5,23
3,80
 
80-84
 
2,85
2,61
 
75-79
 
3,80
3,33
 
70-74
 
4,51
4,04
 
65-69
 
2,61
2,61
 
60-64
 
3,80
4,04
 
55-59
 
3,09
4,51
 
50-54
 
3,80
4,99
 
45-49
 
2,85
2,85
 
40-44
 
2,61
2,85
 
35-39
 
2,38
2,14
 
30-34
 
2,14
3,33
 
25-29
 
2,38
3,33
 
20-24
 
2,61
0,71
 
15-19
 
1,66
1,66
 
10-14
 
4,28
0,48
 
5-9
 
0
0,24
 
0-4
 
0,24


Gráfica de evolución demográfica de Villarejo-Periesteban entre 1842 y 2017
 

     Población de derecho (1842-1897, excepto 1857 y 1860 que es población de hecho) según los censos de población del siglo XIX.[24]     Población de derecho (1900-1991) o población residente empadronada (2001 y 2011) según los censos de población del INE.[24]      Población según el padrón municipal de 2017 del INE.

AdministraciónEditar

Los datos expuestos más adelante provienen del Archivo municipal de Villarejo-Periesteban.

Alcaldes nombrados durante la Restauración borbónicaEditar

Años Alcalde
1879 Nicolas Guijarro
1885 Léon Guijarro
1885-1888 Quintín Guijarro Guijarro
1888-1891 Saturnino Guijarro Huerta
1891-1893 Juan Guijarro
1893-1894 Florentino Huerta
1894-1897 Victoriano Guijarro Escamilla
1897-1902 Juan Guijarro
1902-1910 Monico Guijarro Huerta
1910-1914 Florentino Huerta
1914-1920 José Guijarro Huerta
1920-1923 Eladio Guijarro Guijarro
1923-1926 Gregorio Guijarro Huerta
1926-1931 Laureano Guijarro Saiz

Elecciones municipales de la Segunda RepúblicaEditar

Año de la elección Alcalde Tenientes Partido
Lázaro Guijarro Saiz
Agustín Carrasco
Buendía
Anastasio Arribas Martínez
Aniceto Ruipérez Huerta
Antonio Belmar Carrasco
Florencio Azcoitia Albaladejo
IR

Alcaldes nombrados bajo el franquismoEditar

Año del nombramiento Alcalde
Laureano Guijarro Saiz
Marcelo Huerta Álvarez
José Prieto Gómez
Ramón Huerta Álvarez

Elecciones municipales desde 1979Editar

Legislatura Alcalde Partido
1979-1983 Trinitario Arribas del Barrio UCD[25]
1983-1987 Alvaro Guijarro Guijarro PDL[25]
1987-1991 Alvaro Guijarro Guijarro AP[25]
1991-1995 José Luis Carrasco PP[25]
1995-1999 Máximo López Guijarro
José Albaladejo Rodrigo
PSOE[25]
1999-2003 José Albaladejo Rodrigo PSOE[25]
2003-2007 Marino Huerta Guijarro PP[25]
2007-2011 Marino Huerta Guijarro PP[25]
2011-2015 Marino Huerta Guijarro PP[25]
2015-2019 Marino Huerta Guijarro PP[25]

EducaciónEditar

La primera escuela elemental (1861-1931)Editar

La Ley Moyano de 9 de septiembre de 1857 estableció en España la enseñanza obligatoria para niños y niñas de 6 a 9 años. Por lo tanto, una real orden de 1858 creó una plaza de maestro de primera enseñanza en Villarejo-Periesteban, dotada con 1.250 reales. [26]​ A pesar de ello, no hubo escuela en el pueblo antes del curso 1861-1862, cuando llegó su primer maestro, José Vicente Domínguez, natural de Avia de la Obispalía.[27]​. Se creó entonces una Junta local de primera enseñanza, compuesta por el alcalde, el juez, el secretario, el médico, el cura, dos padres de familia, y una madre de familia. Los miembros de la Junta local controlaban los avances de los alumnos, votaban cada mes el presupuesto de la escuela, entregaban premios a los alumnos más acreedores e instruidos, y tenían la facultad de otorgar la gratuidad escolar a los niños de familias pobres.

Se presentó el profesor don José Vicente Domínguez, titular del expresado pueblo con quince niños y diez niñas. Se dió principio a los exámenes generales y públicos de ambos sexos, principiando con los niños y niñas que componen la sexta sección chocando extraordinariamente a todos los concurrentes al ver responder con claridad y acierto a cuántas preguntas les hizo el señor don Luis Solero, teniente de cura de este pueblo, en historia sagrada y doctrina cristiana, en gramática analizaron perfectamente, y en aritmética resolvieron algunos problemas de enteros y decimales con bastante ligereza. En lectura y escritura también estuvieron los mencionados niños muy bien, habiendo experimentado desde los exámenes últimos mucho adelanto en particular en escritura y aritmética … Terminando este acta solemne y majestuoso, y que jamás olvidara este pueblo.

Archivo municipal de Villarejo Periesteban, Sesión de la Junta local de instrucción pública del primero de enero de 1865[28]

En 1863, la escuela contaba con 16 niños y 12 niñas.[29]​ Las clases eran mixtas y se impartían en una aula situada en la casa consistorial. La escuela carecía de material escolar. En 1869, la Junta Local aceptó financiar un tablero barnizado de negro por 12 reales y un poco de material escolar para los niños pobres (algunos libros, papel blanco, tinta).[30]​ Hasta la República, los maestros siempre denunciaron «el poco o ningún interés que los padres de familia tenían por la cultura de sus hijos». Según el libro de asistencia de 1904, «apenas acudían a clase de ocho a diez niños» a pesar de tener treinta y ocho alumnos matriculados.[31]​ En realidad, solo acudían los niños que venían de familias acomodadas. Los otros trabajaban en su casa o en el campo. Por ejemplo, ciertas niñas que no estaban escolarizadas tenían que ocuparse de limpiar y blanquear la escuela por un pobre jornal.[32]

Años Maestros o maestras Elementos biográficos Observaciones
1861-1870 José Vicente Domínguez Natural de Abia de la Obispalía (1825). Maestro en Reillo (1861).
1870-1874 Juan González de las Muelas
1874-1893 Pedro Escamilla Jiménez Natural de Montalbo (1849).
1893-1894 Agustín Vicente Ballesteros Nació hacia 1867. Maestro de Puebla del Salvador (1894), Prados-Redondos (1930-1933).
1894-1895 Amalia Taberner Alcaraz Maestra de Villar del Águila (1895), San Lorenzo de la Parrilla (1896), el Peral (1897), Beniatjar (1908-1915).
1895-1896 María de la Piedad Delgado Pariente Maestra de Castillo-Albaráñez (1897-1940). Represaliada del franquismo (depurada del magisterio en 1940).[33]
1896-1896 Juan Cruz Puerta Morillas Maestro de Montalbanejo (1908-1915), Alcázar del Rey (1915-1916).
1897-1904 Juliana Collada y Arce Maestra de Villarejo de la Peñuela (1894), La Cierva (1897), Abia de la Obispalía (1904), Verdelpino de Huete (1915).
1905-1909 José Lloret y Lloret Maestro de Callosa de Ensarriá (1904-1905).
1909-1913 Higinio Fortea Bueno Maestro de Fuentesbuenas (1906), Beteta (1909). Muere en 1913.
1913-1914 León González
1914-1918 Mercedes Díaz López Maestra de Masegosa (1911), la Mota de Altarejos (1912), Altarejos (1918), Pobeda de la Obispalía (1940). Represaliada del franquismo (depurada del magisterio en 1940).[34]
1918-1923 Feliciano Sanz Espejo Maestro de Graja de Campalbo (1911), Altarejos (1917-1918), Villarejo de Fuentes (1923-1941). Represaliado del franquismo (depurado del magisterio en 1941).[35]
1923-1931 Mariano Gómez Fernández Natural de Santa Ana de Pusa (1886). Maestro de Velada (1938). Represaliado del franquismo (depurado del magisterio en 1938).[36]

La escuela graduada (1931-1967)Editar

Con la llegada de la república, los recursos de los ayuntamientos para la instrucción pública aumentaron. En diciembre de 1931, se creó en Villarejo Periesteban una escuela unitaria de niñas.[37]​ La escuela seguía siendo mixta pero con unidades separadas de niños y niñas. Aunque oficialmente las clases no fueran consideradas mixtas antes del 6 de octubre de 1979, la mixidad ya se practicaba a partir de los años 1960.[38]

Años Maestros de niños Observación
1931-1934 Mariano Gómez Fernández Represaliado del franquismo (depurado del magisterio en 1938).
1934-1940 Nicasio Ruiz Molinero Represaliado del franquismo (depurado del magisterio en 1940).
Años Maestras de niñas Observación
1931-1934 María de la Ecarnacion López Juanes Represaliada del franquismo (depurada del magisterio en 1940).
1934-1940 Melitona Constantina Perona Aranguren Represaliada del franquismo (depurada del magisterio en 1940).

Patrimonio civil y religiosoEditar

Iglesia parroquial de San Clemente Papa y MártirEditar

 
Portada de la iglesia parroquial.

Una primitiva iglesia románica fue edificada en el primer cuarto del siglo XIII. Fue reformada a mediados del siglo XVI por el maestro cantero Pedro de Urreta, como lo indica una inscripción que se encuentra en un sillar circular de la iglesia.

Villa de la Cañada del ManzanoEditar

Las ruinas de lo que fue la villa de la Cañada del Manzano se encuentran al noreste del término de Villarejo Periesteban, en la orilla del rio Marimota, a mitad de camino entre Malpesa y la Mesón. Destacan los vestigios de la antigua iglesia de Nuestra Señora de la Paz, llamada Casa del Conde por los habitantes de la zona.

La primera mención de la Cañada del Manzano aparece en un documento del 9 de octubre de 1184. Se trata de una donación regia del Valle del Manzano en el término de Belvis (termino de Beluiso dono uobis uallem del Manzano) a Diego Jiménez de Cameros y a su mujer doña Guiomar.[39]​ En 1447, la villa pertenece a Alfonso Álvarez de Toledo, y está incluida en 1450 en un mayorazgo creado a favor de su hijo primogénito, Juan Álvarez de Toledo, primer señor de Cervera. La villa seguirá perteneciendo a los condes de Cervera hasta el siglo XIX.[40]

Según el catastro del marqués de Ensenada, la villa contaba en 1752 con seis casas alquiladas al conde de Cervera por seis vecinos, todos labradores y ganaderos. Por entonces se cultivaban trigo, cebada, avena, centeno, escaño, guijas, garbanzos y hortaliza.[41]​ El teniente de cura de la villa era presbítero de Poveda de la Obispalía, donde residía. La Cañada del Manzano tenia 23 habitantes en 1787[42]​, 19 en 1862[43]​, 38 en 1874[44]​, 8 en 1924[45]​. En 1935, ya solo quedaban dos pastores.[46]​ Fue definitivamente abandonado después de la guerra civil.

Las 1.073 hectáreas de la Cañada del Manzano fueron agregadas como caserío al municipio de San Lorenzo de la Parilla a principios del siglo XIX, al de Poveda de la Obispalía en 1859[47]​ y finalmente al de Villarejo Periesteban a principios del siglo XX[48]​.

 
La Mesón y la Cañada del Manzano en el mapa de 1692.

Villa de La MesónEditar

Las ruinas de lo que fue la villa de La Mesón (o Lamesón) se encuentran en la margen derecha del río Marimota, a mitad de camino entre Villarejo Periesteban y la Cañada del Manzano.

El lugar esta mencionado en 1191 en una carta de donación otorgada por Don Ferrand Díaz al Real Hospital de Santiago de la ciudad de Cuenca, recién creado por la Orden de Santiago.[49]​ Pero la primera mención como tal de la villa de la mesō se encuentra en un mapa del obispado de Cuenca de 1692.[50]​ La villa perteneció al Real Hospital de Cuenca hasta el siglo XIX. Según el catastro de Ensenada de 1752, el Real Hospital nombraba un mayordomo de la villa, un tal Francisco de Cañas, también su único vecino y alcalde ordinario. Este último contrataba unos criados que para el Hospital producían trigo, cevada, centeno, avena, hortaliza, miel, cera y lana. Por aquel entonces la villa contaba con cuatro casas habitables y algunos solares. En la ermita de la villa concurría un religioso del convento de San Lorenzo de La Parrilla para celebrar misa.[51]

La Mesón pasa a formar parte del termino de Villarejo Periesteban a principios del siglo XIX. Contaba con trece habitantes en 1832, los cuales residían parte del año en Villarejo Periesteban[52]​, y veinte habitantes en 1901[53]​. El caserío fue definitivamente abandonado a principios del siglo XX.

Lavaderos públicosEditar

El principal lavadero del término se encuentra en el interior del núcleo urbano, en la intersección de la calle Amargura con la calle del Castillejo. Fue construido de ladrillos y cemento alrededor del 1920 y techado a principios de los años 1970. Esta alimentado por el manantial de la Fuente del Hontanar, que surge a 1,5 km del pueblo.

Existe otro lavadero, llamado de la Fuente del Espino. Fue construido en los años 1950 a 1 km del pueblo, en la margen derecha del río Marimota.[54]

ReferenciasEditar

  1. Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha (ed.). «ORDEN de 13 de marzo 1998, por la que se aprueba el escudo de aras del municipio de Villarejo-Periesteban (Cuenca)» (pdf). Diario Oficial de Castilla-La Mancha n.º 15 de 27 de marzo de 1988. ISSN 1575-0051. 
  2. Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha (ed.). «ORDEn de 13 de marzo de 1998 por la que se otorga la bandera del municipio de Villarejo-Periesteban (Cuenca)» (pdf). Diario Oficial de Castilla-La Mancha n.º 15 de 27 de marzo de 1988. ISSN 1575-0051. 
  3. «Instituto Geográfico Nacional, Visor IBERPIX». 
  4. «Datos de altitud para Villarejo-Periesteban en la página de previsión meteorológica de AEMET provenientes del Nomenclátor geográfico de municipios y entidades de población del Instituto Geográfico Nacional». 
  5. Agencia Estatal de Meteorología (ed.). «Interpretación: Predicción por municipios». Archivado desde el original el 18 de marzo de 2014. 
  6. Revista Mejora, Servicio de Concentracion Parcelaria, No. 36, julio de 1961.
  7. a b PARES, Catastro de Ensenada, Respuestas de la villa de Villarejo Periesteban, 27 de diciembre de 1751.
  8. INE, Censo agrario de 2009, datos de Villarejo Periesteban.
  9. La estación 8087 del rio Marimota en Belmontejo muestra la gran perdida de caudal del rio desde 1916. El promedio de los últimos veinte años es el más bajo desde 1916. Datos del Centro de estudios hidrográficos: http://ceh-flumen64.cedex.es/anuarioaforos/afo/estaf-datos.asp?indroea=8087.
  10. José María Sánchez Benito, "Términos despoblados en la tierra de Cuenca: un problema de organización del territorio y articulación social en el siglo XVI", Historia. Instituciones. Documentos, No. 40, 2013, p. 327-359.
  11. En 1420, el regidor de Cuenca Ferrant Suárez Gallego se queja de que algunos vecinos de Villar del Saz de don Guillen hayan hecho daños en el término de Villarejo Periesteban. Véase Miguel Jiménez Monteserín, Actas municipales del Ayuntamiento de Cuenca: Años 1417, 1419 y 1420, Ayuntamiento de Cuenca, 1994, p. 79.
  12. INE, Censo de Pecheros, Carlos I, 1528, Madrid, 2008, T. I, p. 129.
  13. Miguel Ángel García Guinea, José María Pérez González, Miguel Cortés Arrese, Enciclopedia del románico en Castilla-La Mancha: Cuenca, Fundación Santa María La Real, Centro Estudios del Románico, 2009, p. 76
  14. Antonio Ayerve de Ayora, Tractatus de partitionibus bonorum, Typis Benedicti Monfort, 1766, p. 335-351. Véase también Manuel de Parada y Luca de Tena, Apuntes para una bibliografía sobre la noble y leal ciudad de Huete, Madrid, 2018, 540 p.
  15. AHN, Consejos, leg. 11519, citado por Joaquín Saúl García Marchante, Julián Canorea Huete y María del Carmen Poyato Holgado en La economía conquense en perspectiva histórica, Cuenca : Ediciones de la Universidad de Castilla-La Mancha : Asociación de amigos del Archivo Histórico Provincial de Cuenca, 2000, p. 153.
  16. José Mª Martí Bonet (dir.), Guía de los Archivos de la Iglesia en España, Barcelona, 2001, p. 280.
  17. Vicente de Cadenas y Vicent, Caballeros de la Orden de Calatrava que efectuaron sus pruebas de ingreso durante el siglo XVIII, Ediciones Hidalguía, 1986, p. 218.
  18. Archivo Histórico Nacional, Universidad de Alcala (1499-1836), L. 406, Fol. 328.
  19. Carolin Schmitz, Los enfermos en la España barroca (1600-1740) y el pluralismo médico: espacios, estrategias y actitudes, Tesis doctoral, Universitat de Valància, 2016, 367 p.
  20. INE, Censo de Campoflorido, 1712, Madrid, 1995, T. I, p. 36.
  21. Archivo Histórico Nacional, Consejo de Castilla, 31393, Exp.21, Pleito entre Miguel Guijarro, vecino de la villa de Villarejo de Periesteban, contra Joaquín de Poveda sobre cortas y talas de árboles, 1779.
  22. Instituto Nacional de Estadística (ed.). «Población, superficie y densidad por municipios - Cuenca». Archivado desde el original el 4 de marzo de 2016. Consultado el 6 de agosto de 2019. 
  23. Instituto Nacional de Estadística, España. (ed.). «Revisión del Padrón municipal 2011. Datos por municipios. Población por sexo, municipios y edad (grupos quinquenales). Villarejo Periesteban». Consultado el 3 de enero de 2019. 
  24. a b Instituto Nacional de Estadística (España) (ed.). «Alteraciones de los municipios en los Censos de Población desde 1842 - Villarejo-Periesteban». 
  25. a b c d e f g h i j Ministerio de Política Territorial y Función Pública (ed.). «Base de datos de Alcaldes. Elecciones 1979 - 2015». 
  26. Real Decreto de 10 de agosto de 1858, Gaceta de Madrid, Núm. 248, 05/09/1858, p. 3
  27. Archivo Municipal de Villarejo Periesteban, Instrucción Pública, Cuenta justificada que presenta el maestro de primera enseñanza de Villarejo Periesteban, 12 de abril de 1862
  28. Archivo Municipal de Villarejo Periesteban (ed.). «Sesión de la Junta local de instrucción pública». 1 de enero de 1865. 
  29. Archivo Municipal de Villarejo Periesteban, Instrucción Pública, Sesión de la Junta local de instrucción pública de 5 de julio de 1863
  30. Archivo Municipal de Villarejo Periesteban, Instrucción Pública, Cuenta justificada que presenta el maestro de primera enseñanza de Villarejo Periesteban, 10 de junio de 1869
  31. Archivo Municipal de Villarejo Periesteban, Instrucción Pública, Sesión de la Junta local de instrucción pública de 10 de julio de 1904
  32. Fue por ejemplo el caso de Patrocinio Belmar, quien aseó y blanqueó la escuela en julio de 1896 por 10 pesetas, véase Archivo Municipal de Villarejo Periesteban, Instrucción Pública, Cuenta justificada que presenta el maestro de primera enseñanza de Villarejo Periesteban, 10 de septiembre de 1897
  33. Sara Ramos Zamora, La represión del Magisterio: Castilla-La Mancha, 1936-1945, Toledo: Almud, Ediciones de Castilla-La Mancha, 2006
  34. Ibid.
  35. Ibid.
  36. Ibid.
  37. Gaceta de Madrid, Núm. 360, 26/12/1931, p. 1925
  38. Boletín Oficial del Estado, Núm. 267, 07/11/1979, p. 25871
  39. Ignacio Álvarez Borge, Cambios y alianzas: la política regia en la frontera del Ebro en el reinado de Alfonso VIII de Castilla (1158-1214), Madrid: CSIC, 2008, p. 211.
  40. José Antonio Jara Fuente, Concejo, poder y élites: la clase dominante de Cuenca en el siglo XV, Madrid: CSIC, 2001, p. 442.
  41. PARES, Catastro de Ensenada, Respuestas de la villa de la Cañada del Manzano, 7 de febrero de 1752.
  42. INE, Censo de 1787 Floridablanca, Madrid, 1987, T.2, p. 808.
  43. Gaspar y Reig, Geografía General de España: Diccionario general de todos los pueblos, Madrid, 1862, p. 58.
  44. José Torres Mena, Noticias conquenses : recogidas, ordenadas y publicadas, Madrid : Imprenta de la Revista de Legislación, 1878, p. 263.
  45. Archivo municipal de Villarejo Periesteban, Padron Municipal de los vecinos y domiciliados y transeúntes que se inscribieron en este término, 31 de diciembre de 1924.
  46. Archivo municipal de Villarejo Periesteban, Padron Municipal de los vecinos y domiciliados y transeúntes que se inscribieron en este término, 31 de diciembre de 1935.
  47. José Torres Mena, Noticias conquenses : recogidas, ordenadas y publicadas, Madrid : Imprenta de la Revista de Legislación, 1878, p. 732.
  48. El Heraldo de Madrid, 10 de julio de 1907, p. 4.
  49. Baltasar Cuartero y Huerta (coord.), Indice de la colección de don Luis de Salazar y Castro, Madrid: Real Academia de la Historia, 1949-1979, Vol. 49, p. 251.
  50. Bibliothèque Nationale de France, Chorographia del obispado de Cuenca, mapa ilustrado de Gregorio Fosman, Matriti: [s.n.], 1692.
  51. PARES, Catastro de Ensenada, Respuestas de la villa de La Mesón, 17 de septiembre de 1752.
  52. José Torner, Diccionario geográfico universal, Barcelona: 1832, T.6, p. 160.
  53. Archivo municipal de Villarejo Periesteban, Padrón municipal de Villarejo Periesteban, Tercera Sección: Barrio La Mesón, 12 de febrero de 1901.
  54. Jorge Hermosilla Pla (dir.), Regadíos tradicionales, patrimonio y paisaje en el Alto Júcar conquense, Universitat de Valencia, Serveis de Publicacions, 2013, p. 313

Enlaces externosEditar