Vocalización tiberiana

diacríticos desarrollados por los masoretas de Tiberíades para especificar la pronunciación de la Biblia hebrea

La vocalización tiberiana, señalización tiberiana o niqqud tiberiano (en hebreo: נִיקוּד טְבֵרִיָנִי Nikkud Tveriyani) es un sistema de diacríticos (niqud) ideado por los masoretas de Tiberíades para agregar al texto consonántico de la Biblia hebrea y producir así el texto masorético.[1]​ El sistema pronto se utilizó para vocalizar también otros textos hebreos.

Representaciones de figuras con diacríticos vocálicos tiberianos en piedra caliza y basalto en la costa de Tiberíades.

La vocalización tiberiana marca las vocales y el énfasis, hace distinciones sutiles de la calidad y la duración de las consonantes, y sirve como puntuación. Aunque el sistema tiberiano se creó para el hebreo tiberiano, se ha convertido en el sistema dominante para vocalizar todas las formas de hebreo y desde hace mucho tiempo ha eclipsado los sistemas de vocalización babilónica y palestina.

Diacríticos consonánticosEditar

El punto sin distingue entre los dos valores del hebreo ש. Un daguesh indica que una consonante está geminada o sin aspirar, y un rafe indica espirantización. El mappiq indica que ה es consonántico, no silencioso, en posición sílaba-coda.

Diacríticos vocálicosEditar

Las siete cualidades vocales del hebreo tiberiano se indican directamente por distintos signos diacríticos:

niqud con א אַ אֶ אֵ אִ אָ אֹ אֻ אוּ
nombre patah segol tzere hiriq qamatz holam qubutz shuruq
valor /a/ /ɛ/ /e/ /i/ /ɔ/ /o/ /u/

Los diacríticos qubutz y shuruq representan / u /, pero se usa shuruq cuando el texto usa ortografía completa (con waw como mater lectionis). Cada uno de los fonemas vocálicos podría alargarse alofónicamente y ocasionalmente, la longitud está marcada con metheg. (Entonces, metheg también puede indicar indirectamente cuándo un shva que sigue es vocal).

Las vocales ultracortas son un poco más complicadas. Había dos grafemas correspondientes a la vocal / ă /, atestiguadas por alternancias en manuscritos como ארֲריך~ארְריך, ואשמֳעָה~ואשמְעָה}}.‎.[2]​ Además, uno de los grafemas también podría ser silencioso:

niqud con א אְ אֲ אֱ אֳ
nombre shva hataf patah hataf segol hataf qamatz
valor /ă/, ⌀ /ă/ /ɛ̆/ /ɔ̆/

Shva fue usado tanto para indicar la falta de una vocal (šwa inactiva, shva nah) o como otro símbolo para representar el fonema / ă / (šwa móvil, shva na), este último también representado por hataf patah.[2][3]​ El fonema / ă / tenía varios alófonos; / ă / tuvo que escribirse con shva en lugar de hataf patah cuando no se pronunciaba como [ă] .[4]​ Antes de un laríngeo-faríngeo, šwa móvil fue pronunciado como una copia ultracorta de la siguiente vocal (וּבָקְעָה [uvɔqɔ̆ʕɔ]) y como [ĭ] que precede / j /, (תְדֵמְּיוּ֫נִי /θăðammĭjuni/).[2]​ El uso de las vocales ḥataf era obligatorio bajo guturales pero opcional bajo otras letras, habiendo una variación considerable entre los manuscritos.[5]

ReferenciasEditar

  1. Las partes de la Biblia hebrea en arameo bíblico usan el mismo sistema de vocalización.
  2. a b c Blau (2010, pp. 105–106)
  3. Joshua Blau (2010). Phonology and Morphology of Biblical Hebrew. Winona Lake, Indiana: Eisenbrauns. ISBN 1-57506-129-5. 
  4. Joshua Blau (2010). Phonology and Morphology of Biblical Hebrew. Winona Lake, Indiana: Eisenbrauns. ISBN 1-57506-129-5.  Texto «página 118» ignorado (ayuda)
  5. Yeivin, Israel (1980). Introduction to the Tiberian Masorah. Scholars Press. ISBN 0-89130-373-1. 

BibliografíaEditar

  • Sáenz-Badillos, Ángel (1993). A History of the Hebrew Language. Cambridge University Press. ISBN 0-521-55634-1. 

Véase tambiénEditar