Volante (bádminton)

Un volante, gallito o pluma (casi siempre se llama pluma) es el proyectil utilizado en bádminton. Tiene una forma cónica abierta: el cono está formado por dieciséis plumas insertadas alrededor de una base de corcho semiesférica cubierto de una capa delgada de cuero.

Perfil de un volante.

La forma del volante lo hace muy aerodinámico, y a pesar de la orientación inicial al golpearlo, enseguida se gira situándose el corcho por delante.

Las plumas son frágiles y se rompen fácilmente, por lo que en un partido de alto nivel es normal ver cambiar el volante cada pocos puntos. Por esta razón también existen volantes sintéticos o de plástico, de mucha más durabilidad. El plástico utilizado para este tipo de volantes es el nylon. Sin embargo, el tacto y el control sobre estos es mucho menor, por lo que a nivel principiante se utilizan los volantes de nylon, mientras que los de plumas se utilizan para un nivel más avanzado.

El comportamiento aerodinámico del volante y su estabilidad en el aire fueron estudiados para diseñar el vehículo espacial SpaceShipOne y su vuelo de reentrada a la atmósfera.

ReglamentoEditar

Un volante reglamentario debe pesar entre 4,74 y 5,50 gramos. Las dieciséis plumas, de un largo variable de 62 a 70 mm, pero en cada volante tienen que medir lo mismo, y tienen que ser las plumas del ala izquierda de un ganso; tienen que estar insertadas en un corcho de base de 25 a 28 mm de radio y final cuadrangular.

Véase tambiénEditar

Enlaces externosEditar