Abrir menú principal

El vuelo 114 de Libyan Arab Airlines en sus siglas (LN 114) era un vuelo regular desde Trípoli a El Cairo vía Bengasi. En 1973, un Boeing 727-200 que servía para este vuelo fue derribado por aviones de combate israelíes F-4 Phantom II.

Vuelo 114 de Libyan Arab Airlines
727-f4-3.png
Una ilustración que representa al Vuelo 114 sobre el Sinaí acompañado por dos aviones de combate israelíes, antes de su derribo.
Fecha 21 de febrero de 1973
Causa Derribado por cazas israelíes tras internarse en la península del Sinaí (entonces ocupada por Israel) debido a desorientación del piloto y fallos de los sistemas de navegación.
Lugar Península del Sinaí
Coordenadas 30°20′40″N 32°40′34″E / 30.3444, 32.6761Coordenadas: 30°20′40″N 32°40′34″E / 30.3444, 32.6761
Origen Aeropuerto Internacional de Trípoli, Libia
Destino Aeropuerto Internacional de El Cairo, Egipto
Fallecidos 108
Heridos 5
Implicado
Tipo Boeing 727-224
Operador Libyan Arab Airlines
Registro 5A-DAH
Pasajeros 100
Tripulación 9
Supervivientes 5

El 21 de febrero de 1973, el avión salió de Trípoli y voló hasta Bengasi. Después de hacer parada en su aeropuerto, despegó rumbo a Egipto. No obstante, al poco de despegar, el avión se perdió debido a una combinación de mal tiempo y falla de equipos en el norte de Egipto. Ingresó al espacio aéreo sobre la Península del Sinaí (entonces ocupada por Israel), donde fue interceptada por dos F-4 Phantom II israelíes, y fue derribada luego de varios intentos de los pilotos de combate israelíes para hacer aterrizar el avión libio. De las 113 personas a bordo, hubo cinco sobrevivientes, incluido el copiloto.[1]

Índice

AeronaveEditar

 
5A-DAH, el Boeing 727 de Libyan Arab Airlines que estuvo involucrado en el accidente, en agosto de 1972.

Operado con un Boeing 727-224, registro 5A-DAH, el vuelo 114 era un servicio de pasajeros internacional programado para Trípoli-Benghazi-El Cairo. Había una tripulación de nueve a bordo del avión. El piloto al mando, llamado Jacques Bourges y de 42 años, era francés, al igual que otros cuatro miembros de la tripulación. Toda la tripulación estaba bajo un acuerdo contractual entre Air France y Libyan Arab Airlines. Después de una breve parada en Benghazi, el avión continuó su camino hacia El Cairo con 113 personas a bordo. La mayoría de los pasajeros eran árabes, pero había dos alemanes y un estadounidense a bordo.[2]

DerriboEditar

Normalmente, la ruta de Benghazi-El Cairo fue volada hacia el este a lo largo de la costa libia hasta llegar a la ciudad de Sidi Barrani en Egipto, donde la vía aérea gira hacia el interior al rango VHF omnidireccional (VOR) y al faro no direccional (NDB) ubicado al oeste del lago Qarun. La entrada a la zona terminal de El Cairo se realizó en dirección noreste en un trayecto de 71 millas náuticas (131 km) que separaba el Lago Qarun del VOR de El Cairo 276 A las 13:45 el control de tráfico de El Cairo (CTC) vio que el avión se acercaba desde el oeste. Se otorgó permiso para aterrizar en la pista 23. CTC sorprendentemente vio al Boeing dirigiéndose hacia el este hacia el Canal de Suez a las 13:50. Las pruebas de los grabadores de voz Boeing 727 recuperados y el registrador de datos de vuelo de las autoridades israelíes mostraron más tarde que era probable que el avión libio ya no estuviera en curso cuando informó su posición sobre Qarun, probablemente debido a los fuertes vientos del oeste de nivel superior asociados a una tormenta de arena de bajo nivel.[3]​ La tripulación se vio obligada a confiar en la navegación por instrumentos debido a esta tormenta de arena. Tanto el instrumento como el error de navegación provocaron que el avión se desviara del curso, entrando al espacio aéreo dominado por Israel cuando sobrevolaba la Península del Sinaí. En este momento el avión se había perdido del control de tráfico aéreo egipcio. La tripulación creía que estaban cerca del aeropuerto de destino y comenzó el descenso. [4]

A las 13:55 el avión fue detectado en el radar por los israelíes cuando ingresaba al espacio aéreo israelí; estaba ubicado al sureste de Suez a una altitud de 15,000 pies (4,600 m). Dos F-4 Phantom II de la Fuerza Aérea Israelí fueron enviados para interceptar el avión entonces no identificado. Tras el restablecimiento de las comunicaciones con CTC, el piloto del avión libio miró por la ventana del puerto de la cabina y vio a los combatientes, pero los confundió con los MIG egipcios. El avión libio continuó volando más profundo en el Sinaí a una velocidad de 325 millas por hora (523 km/h), pero de repente viró hacia el oeste. Fue en ese momento que la tripulación del Boeing se dio cuenta de que tenían problemas con sus instrumentos. Los pilotos de combate israelíes intentaron hacer contacto visual con la tripulación del avión de pasajeros, e intentaron comunicarse con ellos haciendo señas con las manos y bajando las alas. La respuesta de la tripulación 727 fue interpretada como una negación de esa solicitud. El 727 que adoptó un rumbo hacia el oeste fue interpretado por los pilotos israelíes como un intento de huida.[5]​.

Los pilotos Phantom israelíes dispararon ráfagas desde sus cañones M61 de 20 mm, dañando severamente las superficies de control del avión, los sistemas hidráulicos y la estructura de las alas. El vuelo 114 intentó un aterrizaje de emergencia en un área cubierta de dunas de arena, pero se estrelló, con una explosión cerca del tren de aterrizaje principal derecho. 108 de las 113 personas a bordo murieron.

InvestigacionesEditar

El copiloto, que sobrevivió, dijo más tarde que la tripulación sabía que los jets israelíes querían que aterrizaran, pero las relaciones entre Israel y Libia les hicieron decidir no seguir instrucciones. En contradicción directa con la propia cuenta del copiloto, el gobierno libio declaró que el ataque ocurrió sin previo aviso. La fuerza aérea de Israel percibió el Vuelo 114 como una amenaza a la seguridad, y que entre las posibles tareas podría haber sido una misión de espionaje aéreo sobre la base aérea israelí en Bir Gifgafa.[6]

El gobierno israelí también reveló que el LN 114 fue derribado con la autorización personal de David Elazar, el Jefe de Estado Mayor israelí. El argumento de Israel fue que la situación de seguridad elevada y el comportamiento errático de la tripulación del jet hicieron que las acciones se tomaran con prudencia. Las Naciones Unidas no tomaron ninguna medida contra Israel. Los 30 países miembros de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) votaron para censurar a Israel por el ataque. Estados Unidos no aceptó el razonamiento dado por Israel y condenó el incidente.El ministro de Defensa de Israel, Moshe Dayan, lo llamó un "error de juicio", e Israel pagó una indemnización a las familias de las víctimas.[7]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. «Archived copy». Archivado desde el original el 14 May 2011. Consultado el 17 de febrero de 2011.  List of 727 incidents.
  2. Descripción del Accidente en Aviation Safety Network
  3. David Gero, Aviation Disasters: The World's Major Civil Airliner Crashes Since 1940 (Plantilla:4e Édition), pp. 116-117 ISBN 0750931469
  4. Aerial intrusions by Civil and Military Aircraft in a Time of Peace". Military Law Review (Judge Advocate General's School, U.S. Army) 107: 255-303. p. 288
  5. http://www.airsafe.com/events/models/b727.htm consulté le 22 février 2012
  6. John T. Phelps (Maj.) (Winter 1985). «Aerial intrusions by Civil and Military Aircraft in a Time of Peace». Military Law Review (Judge Advocate General's School, U.S. Army) 107: 255-303. Archivado desde el original el 24 de marzo de 2018. 
  7. Omer-Man, Michael (25 de febrero de 2011). «IAF shoots down Libyan Flight 114». The Jerusalem Post. Archivado desde el original el 31 de enero de 2017.