Vuelo 811 de Austral Líneas Aéreas

Vuelo comercial víctima de un secuestro

El vuelo 811 de Austral Líneas Aéreas (AU-811) del 15 de agosto de 1972 fue un vuelo regular de pasajeros operado con un BAC 1-11 entre el aeropuerto General Mosconi de Comodoro Rivadavia, con escalas en el Aeropuerto de Trelew y Aeropuerto de Bahía Blanca, y destino final en el Aeroparque Jorge Newbery de la Ciudad de Buenos Aires.[4][5][6]

Vuelo 811 de Austral Líneas Aéreas
Austral LV-JNT.jpg
Un BAC 1-11 de Austral en el Aeroparque Jorge Newbery, similar al secuestrado por los guerrilleros.
Fecha 15 de agosto de 1972
Causa Secuestro
Lugar Trelew, Chubut, Bandera de Argentina Argentina (inicio del secuestro)
Santiago, ChileFlag of Chile.svg Chile (fin del secuestro)
Origen Aeropuerto General Mosconi, Comodoro Rivadavia, Chubut, Bandera de Argentina Argentina
Última escala Aeropuerto de Trelew
Destino Aeroparque Jorge Newbery, Ciudad de Buenos Aires, Bandera de Argentina Argentina
Implicado
Tipo BAC 1-11
Operador Austral Líneas Aéreas
Registro LV-JNS[1][2][3]
Supervivientes Todos

No llegó a destino, ya que en la ciudad de Trelew fue secuestrado por un grupo de diez guerrilleros y presos políticos y desviado primero a Puerto Montt y finalmente a Santiago, en Chile.[2][7]​ Al día siguiente la aeronave regresó a Buenos Aires, mientras que los guerrilleros permanecieron en Chile.[8]

DesarrolloEditar

 
Aeropuerto viejo de Trelew, actual Centro Cultural por la Memoria.

El 15 de agosto despegó pasadas las 18 horas (UTC-3) el habitual vuelo desde Comodoro Rivadavia a Buenos Aires, llevando un total de 96 personas,[nota 1]​ entre pasajeros y tripulantes.[7][9]​ Allí viajaban como pasajeros un comando guerrillero de apoyo formado por cuatro personas con armas escondidas.[5]​ Entre los integrantes se encontraban Víctor Fernández Palmeiro, del ERP, y Anita Weissen, de FAR.

A las 18:30 horas comenzó un masivo intento de fuga del Penal de Rawson, en la ciudad capital de la provincia del Chubut.[10]​ De la cárcel escaparon solamente dos grupos, uno de 6 y otro de 19 de los más de cien reclusos miembros de las organizaciones armadas Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) y Montoneros.

El jefe del operativo era Mario Roberto Santucho, del Partido Revolucionario de los Trabajadores, aunque algunas declaraciones -especialmente la de Fernando Vaca Narvaja, único sobreviviente de ambos grupos de evadidos- afirman que Marcos Osatinsky (de las FAR) había comenzado a planificar la fuga antes de que Santucho llegue al penal. Estos dos dirigentes junto a Fernando Vaca Narvaja, Roberto Quieto, Enrique Gorriarán Merlo y Domingo Menna integraban el denominado Comité de fuga, y fueron los únicos que pudieron huir rápidamente en un automóvil Ford Falcon que los esperaba, y trasladarse al aeropuerto de Trelew[11][nota 2]

Una vez que el avión hizo escala en el entonces aeropuerto de Trelew cerca de las 19:20, Santucho cruzó la pista corriendo junto a Vaca Narvaja que, disfrazado de mayor del Ejército, hizo señas al avión para que parara. De la torre de control no entendían lo que estaba sucediendo. El avión se detuvo en ese momento porque los guerrilleros armados que viajaban como pasajeros ocuparon la cabina y amenazaron al comandante de a bordo. Los primeros seis guerrilleros evadidos del denominado comité de fuga subieron, y ordenaron esperar unos minutos. Desde la torre de control del aeropuerto ya se había avisado a un avión de Aerolíneas Argentinas próximo a llegar, que no aterrizara. El piloto del BAC 1-11 intentó resistirse diciendo: «no hay combustible para llegar a Puerto Montt». Encañonándolo, Santucho respondió: «pues habrá que llegar igual»,[8][7][5]​ mientras que Ferreyra dijo que «todos caerían en la cordillera».[9]​ Para tranquilizar a los pasajeros, Quieto tomó el micrófono y dijo: «señores, no se preocupen, esto es un simulacro, les pedimos disculpas, quédense tranquilos en sus asientos; estamos haciendo un operativo de entrenamiento, porque acá hay una cárcel donde hay terroristas muy famosos».[12]

Debido al temor de la llegada de las fuerzas armadas y por la tardanza del segundo grupo de 19 personas el avión finalmente despegó rumbo a Chile, aterrizando en el aeropuerto El Tepual de Puerto Montt.[7][5]​ Cerca de las 22:00, el avión aterrizó en el aeropuerto de Pudahuel de Santiago de Chile. Las carreteras de acceso a la capital chilena estaban cerradas por los carabineros y los periodistas eran mantenidos a distancia, para evitar todo contacto con los guerrilleros fugitivos. A las 23:30 (hora de Buenos Aires: UTC-3), Santucho, Osatinsky y dos jefes policiales comenzaron a conversar en un salón central del aeropuerto de Santiago.[8]

Luego de seis horas, a las 5:20, ya del 16 de agosto, Santucho y Osatinsky informaron a sus compañeros sobre las negociaciones en el aeropuerto. A las 5:45, los seis fugitivos del penal y sus cuatro ayudantes -Wiessen, Goldenberg, Ferreyra, Fernández Palmeiro- bajaron a tierra. Siete minutos más tarde, los pasajeros varones retenidos a bordo se reunieron en el vestíbulo con sus esposas e hijos, liberados cinco horas antes. El avión emprendió el regreso y llegó al aeroparque de Buenos Aires a las 7:32.[8]

Los diez guerrilleros permanecieron en Chile, donde semanas más tarde el entonces presidente Salvador Allende les otorgó un salvoconducto para pedir asilo en Cuba.[8]

ConsecuenciasEditar

El segundo grupo de guerrilleros evadidos llegó al aeropuerto cuando el avión estaba despegando. Debido a esto, tomaron la terminal aeroportuaria y se entregaron a las fuerzas armadas. El 22 de agosto, fueron fusilados en la Base Aeronaval Almirante Zar, en lo que se conoce como la Masacre de Trelew.[13][11][7][5]

NotasEditar

  1. El artículo del Diario Perfil cita 66 personas a bordo, mientras que otra fuente indica 96 y Aviation Safety Network indica 103, que es la capacidad máxima de la aeronave. No hay datos sobre el número exacto de cuántos eran pasajeros y cuantos, tripulación. Las características del BAC 1-11-500 indican que los miembros de la tripulación eran de 2 pilotos y 3 asistentes de vuelo.
  2. En 1979, el aeropuerto fue trasladado a su ubicación actual. Actualmente, en la vieja terminal aérea funciona un Centro Cultural por la Memoria, mientras que la pista es usada por un aeroclub.

ReferenciasEditar

  1. «LV-JNS». Aviation-safety.net. 
  2. a b «LV-JNS, BAC 1-11-521FH, c/n 194». 
  3. «Datos del Avión». 
  4. Diario La Nueva Provincia 1967 a 1969, “Clásicos en los Cielos del Cono Sur – Bac One Eleven en Argentina” SCAN ediciones, Juan Carlos Rodríguez & Carlos Abella. ISBN: ?
  5. a b c d e «Noticias cambiadas: la Masacre de Trelew y las noticias que llegaban a los nicoleños». Diario El Norte. Archivado desde el original el 29 de julio de 2014. Consultado el 19 de julio de 2014. 
  6. Pablo Luciano Potenze (1987). Aviación Comercial Argentina 1945-1980, Ediciones El Cronista Comercial. ISBN: ?
  7. a b c d e «Sobre la masacre de Trelew». 
  8. a b c d e «Argentina - 30 años de la masacre de Trelew: Cómo fueron los hechos». Archivado desde el original el 24 de abril de 2012. 
  9. a b «Trelew, la masacre que en 1972 anticipó el terrorismo de Estado». Perfil. 
  10. Gambini, Hugo: Historia del peronismo. La violencia (1956-1983) pág. 248 Buenos Aires 2008 Javier Vergara Editor ISBB 978-950-15-2433-8
  11. a b «A 40 años de la masacre de Trelew». La Verdad Obrera. 
  12. «Aeropuerto. Film Trelew». Archivado desde el original el 8 de julio de 2013. 
  13. «Centro Cultural por la Memoria». Gobierno del Chubut. 

Enlaces externosEditar