Vuvuzela

Una vuvuzela[1]​ (en zulú, también conocida como lepatata en setsuana) es una especie de trompeta larga o corneta hecha de material plástico, utilizada por los aficionados para animar a sus equipos o clubes deportivos. Ha sido usada desde los años 60 en diferentes estadios del mundo aunque este término está en desuso desde el finales del mismo siglo. Algunos timbres que produce son similares al barritar de un elefante o al zumbido de una abeja.[2]

Una vuvuzela de plástico.
Vuvuzela a rayas negras y amarillas.

Normalmente suena en nota Si bemol.

Origen del términoEditar

Sonido de una vuvuzela
Sonido de una vuvuzela estándar tocando una única nota, si3.
Armónicos de una vuvuzela
Primeros tres armónicos de una vuvuzela de plástico.

Aunque el origen de la palabra vuvuzela se desconoce, podría derivar de la palabra vuvu, que en idioma zulú significa ‘hacer ruido’, o de un término sudafricano más coloquial, «baño de sonido». Originalmente se fabricaban con estaño y ya en 1978, para el Mundial de Argentina, se popularizó esta corneta en material plástico que resultó más barato y accesible para el público. Desde 2001 una empresa conocida como Masincedane Sport la empezó a comercializar en Sudáfrica.[3]

UsosEditar

 
Aficionados sudafricanos con vuvuzelas durante la Copa Mundial de Fútbol del 2010.

La vuvuzela está extendida en el fútbol sudafricano, donde es frecuente ver a los seguidores con bocinas personalizadas[cita requerida]. Su uso en el ámbito internacional ha producido controversia. La FIFA llegó a plantear su prohibición alegando la posibilidad de que pudieran ser usadas como un arma dentro del estadio, aunque están permitidas desde 2008.[4]

Durante la Copa FIFA Confederaciones 2009, las cadenas de radio y televisión solicitaron al organismo mundial la prohibición de las vuvuzelas al considerarlas molestas y perjudiciales para la retransmisión de los encuentros, algo que también hicieron algunos jugadores y entrenadores.[5][6]​ En el Mundial de Sudáfrica, algunas cadenas de televisión adaptaron un filtro para eliminar el ruido de las vuvuzelas sin afectar a otros sonidos, aprovechando que éstas producen tonos de frecuencia muy similar.[7]

Un estudio ha concluido que dicho elemento puede ocasionar serios daños al aparato auditivo de las personas debido al elevado nivel de intensidad de sonido que emite. A modo de comparación, el motor de un avión en marcha genera 120 dB (decibelios), y al momento de despegar 130 dB. Una vuvuzela ejecutada a corta distancia alcanza 127 dB.[8]​ A pesar de las críticas, la FIFA permitió el uso de las vuvuzelas en la Copa Mundial de Fútbol de 2010.[9]

NotasEditar

  1. «Vuvuzela, grafía apropiada». Fundéu. Consultado el 4 de diciembre de 2013.
  2. «V for Vuvuzela». FIFA.com (en inglés). Archivado desde el original el 10 de mayo de 2010. Consultado el 14 de junio de 2010. 
  3. «Vuvuzela: SA football's beautiful noise». Gobierno de Sudáfrica (en inglés). Consultado el 14 de junio de 2010. 
  4. «Las vuvuzelas africanas resonarán en la Copa Mundial». FIFA.com. Consultado el 14 de junio de 2010. 
  5. «Las trompetas de la polémica». La Prensa (Honduras). Archivado desde el original el 13 de junio de 2010. Consultado el 14 de junio de 2010. 
  6. «FIFA to discuss vuvuzela future». BBC.co.uk (en inglés). Consultado el 14 de junio de 2010. 
  7. Un físico crea un filtro doméstico contra las vuvuzelas Archivado el 20 de junio de 2010 en la Wayback Machine. Agencia EFE, 18.6.2010
  8. ABC Digital, ed. (7 de junio de 2010). «Vuvuzelas causan daños auditivos». 
  9. «FIFA give vuvuzela green light for World Cup». ESPN.com (en inglés).  Texto « Copa Mundial de Fútbol de 2010 » ignorado (ayuda)

Enlaces externosEditar