Wabi-sabi

Culto a la belleza reinante en las creaciones abandonadas por el hombre

En la estética tradicional japonesa Wabi-sabi (侘寂?) es una cosmovisión basada en la transitoriedad (transiencia) y la imperfección[2]​. Dicho punto de vista está frecuentemente presente en la sociedad japonesa, en forma de elementos de aspecto natural o rústico que aparecen en los objetos cotidianos o en algunos elementos arquitectónicos.

Jardín zen de Ryōan-ji. Fue construido durante el período Higashiyama. La pared de arcilla, que está manchada por el tiempo con sutiles tonos marrones y anaranjados, refleja los principios sabi, mientras que el jardín de rocas refleja los principios wabi.[1]

El wabi-sabi combina la atención a la composición del minimalismo, con la calidez de los objetos provenientes de la naturaleza.

Características

editar

Corriente japonesa estética y de comprensión del mundo basada en la fugacidad e impermanencia. Deriva de la afirmación budista de las Tres Características de la Existencia.

Según Leonard Koren, autor del libro Wabi-Sabi: for Artists, Designers, Poets and Philosophers, se refiere a aquella belleza imperfecta, impermanente e incompleta. Algunas características de la estética wabi-sabi son la asimetría, aspereza, sencillez o ingenuidad, modestia e intimidad, y sugiere además un proceso natural.

El wabi-sabi ocupa la misma posición en la estética japonesa que en Occidente ocupan los ideales griegos de belleza y perfección.

Si un objeto o expresión puede provocar en nosotros una sensación de serena melancolía y anhelo espiritual, entonces dicho objeto puede considerarse wabi-sabi.
Ello (el wabi-sabi) cultiva todo lo que es auténtico reconociendo tres sencillas realidades: nada dura, nada está completado y nada es perfecto.

Las palabras wabi () y sabi () no se traducen fácilmente. Wabi inicialmente refería la soledad de vivir en la naturaleza, lejos de la sociedad, mientras que sabi significaba ‘frío’, ‘flaco’ o ‘marchitado’. Hacia el siglo XIV estos términos comenzaron a cambiar, adquiriendo connotaciones más positivas.

 
Yoshizawa Setsuan - Leaf from Album Depicting Birds, Flowers, Landscapes, and Flower Pots - Walters 3517417B

Wabi ahora connota simplicidad rústica, frescura o quietud, o elegancia sutil y discreta, y es aplicable a objetos tanto naturales como hechos por el ser humano. También se puede referir a peculiaridades o anomalías que surgen durante el proceso de construcción y dotan de elegancia y unicidad al objeto. Sabi es la belleza o serenidad que aparece con la edad, cuando la vida del objeto y su impermanencia se evidencian en su pátina y desgaste, o en cualquier arreglo visible.

Desde un punto de vista del diseño o ingeniería, wabi se interpretaría como la cualidad imperfecta de cualquier objeto, debida a inevitables limitaciones en el diseño y construcción. Así, sabi podría ser interpretado como el aspecto de imperfecta fiabilidad o limitada mortalidad de cualquier objeto; de aquí la conexión etimológica con la palabra japonesa sabi, oxidarse.

Ambos conceptos, wabi y sabi, sugieren sentimientos de desconsuelo y soledad. Según la perspectiva budista Mahāyāna, estas son características positivas, al representar la liberación del mundo material y la trascendencia hacia una vida más sencilla. La propia filosofía Mahayana, sin embargo, advierte de que la comprensión verdadera no puede alcanzarse mediante palabras o lenguajes, por lo que aceptar el wabi-sabi en términos no verbales sería el enfoque más adecuado.

Los conceptos de wabi y sabi son originariamente religiosos, pero su actual uso en japonés es bastante informal.

En la filosofía zen, se detallan siete principios estéticos vinculados al alcance wabi-sabi:

  • Fukinsei: asimetría, irregularidades;
  • Kanso: simplicidad;
  • Koko: minimalismo;
  • Shizen: desafectado (sin pretensiones), natural;
  • Yugen: belleza sutilmente profunda, no obvia;
  • Datsuzoku: libre de convenciones limitantes;
  • Seijaku: sereno, ameno.

Wabi-sabi en el arte japonés

editar

Numerosas artes japonesas durante los últimos milenios se han visto influidas por el Zen y la filosofía Mahāyāna, especialmente en cuanto a la aceptación y contemplación de la imperfección, el fluir constante y la impermanencia de todas las cosas. Dichas artes ejemplificarían la estética wabi-sabi, como son:

Wabi-sabi en Occidente

editar

Informática

editar

Durante los años 90, el concepto fue adoptado por creadores de software y utilizado para la programación Agile y para Wiki wiki con el fin de describir la aceptación del estado de imperfección actual en que se basan.[3]

Véase también

editar

Referencias

editar
  1. 森神逍遥 『侘び然び幽玄のこころ』桜の花出版、2015年 Morigami Shouyo,"Wabi sabi yugen no kokoro : seiyo tetsugaku o koeru joi ishiki" (Japanese) ISBN 978-4-434-20142-4
  2. «What Is Wabi-Sabi?». nobleharbor.com. Consultado el 13 de julio de 2017. 
  3. Wabi-Sabi: For Artists, Designers, Poets & Philosophers, por Leonard Koren]
  1. Koren, Leonard (1994). Wabi-Sabi for Artists, Designers, Poets and Philosophers. Stone Bridge Press. ISBN 1-880656-12-4.
  2. Wabi Sabi. Retrieved on 2006-11-19.
  3. Juniper, Andrew (2003). Wabi Sabi: The Japanese Art of Impermanence. Tuttle Publishing. ISBN 0-8048-3482-2.
  4. Powell, Richard R. (2004). Wabi Sabi Simple. Adams Media. ISBN 1-59337-178-0.
  5. Crowley, James and Sandra (2001). Wabi Sabi Style. Gibbs Smith, Publisher. ISBN 1-58685-753-3.
  6. "General Remarks on Japanese Art Culture" in Suzuki, Daisetz T. (1959). Zen and Japanese Culture. ISBN 1-56731-124-5.

Enlaces externos

editar