Wifredo II de Cerdaña

Wifredo II de Cerdaña (? 970 - San Martín del Canigó 1050) fue Conde de Cerdaña (988-1035) y, como Wifredo I de Berga, conde de Berga (1003-1035).

Wifredo II recibiendo el homenaje de dos vasallos

Heredó el condado de Cerdaña de su padre en 988 cuando este decidió hacerse monje en Montecassino, quedando su madre como regente entre 988 y 994. Asimismo recibió el condado de Berga en 1003 cuando su hermano Oliva también se hizo monje.

Participó activamente en la consagración de iglesias y monasterios como el de San Martín del Canigó fundado por él en 1007 y consagrado en 1009. Luchó por independizarse del obispado de Urgel pese a la resistencia del obispo de la Seo de Urgel, que a posteriori será reconocido por la iglesia como santo, (San Armengol).

En 1023, llegó a un acuerdo de concordia ente el conde de Barcelona y el de Besalú.

En 1035 se retiró al monasterio de San Martín del Canigó profesando como monje y murió en 1050.

FamiliaEditar

Hijo del conde Oliba Cabreta y Ermengarda de Ampurias. Hermano de los condes Bernardo I de Besalú y del abad Oliba.

Se casó con Guisla de Pallars, con la que tuvo a:

Enlaces externosEditar


Predecesor:
Oliba Cabreta
Conde de Cerdaña
988 - 1035
Sucesor:
Ramón Wifredo
Predecesor:
Abad Oliva
Conde de Berga
1003 - 1035
Sucesor:
Bernardo I