Abrir menú principal

William Kemmler

Primer ejecutado en silla eléctrica

William Francis Kemmler (9 de mayo de 1860 Filadelfia Pennsylvania- 6 de agosto de 1890 Auburn Nueva York) fue un vendedor ambulante acusado de asesinato, siendo la primera persona ejecutada en la silla eléctrica.

William Kemmler
William Kemmler.jpg
William Kemmler
Información personal
Nombre completo William Francis Kemmler
Nacimiento 9 de mayo de 1860
Bandera de Estados Unidos Filadelfia, Pennsylvania
Fallecimiento 6 de agosto de 1890 (30 años)
Bandera de Estados Unidos Auburn, New York
Causa de la muerte Electrocución, Negligencia y quemadura Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Estadounidense Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Criminal y vendedor ambulante Ver y modificar los datos en Wikidata
Información criminal
Cargo(s) criminal(es) asesinato Ver y modificar los datos en Wikidata
Condena Ejecución en la silla eléctrica.
Situación penal Asesinato

BiografíaEditar

El 29 de marzo de 1889, asesinó a su amante Tillie Ziegler con un hacha pequeña. Fue sentenciado a ser ejecutado el 6 de agosto de 1890, a las 6:00 AM. Sus abogados apelaron, argumentando que la electrocución era un castigo cruel e insólito; George Westinghouse, uno de los partidarios de la corriente alterna como estándar en la distribución de electricidad, apoyó su petición. Sin embargo, la petición falló, en parte debido al apoyo de Thomas Edison con la posición del estado (Edison era partidario de la corriente continua, y utilizó la ejecución mediante silla eléctrica como publicidad para que la gente se convenciera de que la corriente alterna era peligrosa). [1]

Los detalles prácticos de la silla fueron ultimados por el primer electricista estatal, Edwin Davis.

La primera tentativa en ejecución fracasó: Kemmler tuvo sobresaltos durante 17 segundos, pero permaneció vivo. El voltaje fue aumentado a 2 000 voltios, pero el generador necesitaba tiempo para cargarse de nuevo. Durante este intervalo, se oía gemir a Kemmler, mal quemado. La segunda tentativa duró más de un minuto y la escena fue descrita por muchos de los presentes como espantosa, con un olor a carne quemada y con humo emanando de la cabeza de Kemmler. Westinghouse más tarde comentó: "Mejor si hubieran usado un hacha". Un reportero quien lo atestiguó también dijo: "Era un espectáculo horrible, mucho peor que el ahorcamiento".

La novela de Cristóbal Davi "Una ojeada en el vigésimo siglo" (A Peep into the Twentieth Century - Harper y la Fila, 1971) presenta una ficción de las últimas semanas de la vida de Kemmler y la guerra entre los partidarios de la corriente continua y la alterna. [1]

ReferenciasEditar

  1. a b «Hace 125 años se realizó la primera ejecución en la silla eléctrica» (en inglés). Consultado el 9 de marzo de 2019. 

Véase tambiénEditar