Abrir menú principal

Willibaldo

obispo católico

Willibaldo de Dryopolis (o Willibaldo de Eichstätt) (Wessex, ca. 700 - Eichstätt, Baviera, ca. 786) fue un obispo anglosajón de Eichstätt (Baviera). Es venerado como santo por diferentes confesiones cristianas.

San Willibaldo
Willibald-Eichstaett.jpg
Escultura del santo en la catedral de Eichstätt, por Loy Hering, s. XVI
Obispo de Eichstätt
Nacimiento ca. 700
Reino de Wessex (Inglaterra)
Fallecimiento 7 de julio de 786
Eichstätt (Baviera)
Venerado en Iglesia Católica, ortodoxa, anglicana y luterana.
Canonización 935 en Roma por el Papa León VIII
Orden religiosa Orden de San Benito Ver y modificar los datos en Wikidata
Festividad 7 de julio

BiografíaEditar

Willibaldo nació en Wessex (Inglaterra) y era hijo de San Ricardo el Peregrino, hermano de los santos Winebaldo y Walburga y primo de Bonifacio de Maguncia. A los cinco años entró en la abadía benedictina de Waltham Forest para ser educado y se convirtiera en monje con el tiempo.

Alrededor de 722, Wilibaldo emprendió un viaje de peregrinación junto a su padre y su hermano que les llevó primero a Roma. Tras cruzar los Apeninos y llegar a la ciudad de Lucca, el rey Ricardo falleció de enfermedad.[1]​ Tras enterrar a su padre en la basílica de San Frediano, los dos hermanos reanudaron el camino final hasta Roma, ahora junto a un grupo de viajeros para procurarse alguna protección frente a la inestabilidad imperante en la zona.[2]​ Winebaldo se quedó en Roma y Willibaldo continuó el viaje hasta Tierra Santa. Volviendo a Italia, pasó por Constantinopla, donde estuvo dos años. Una crónica de sus viajes fue escrita por la religiosa Hugeburc de Heidenheim en un libro conocido como Hodoeporicon o Vida de San Willibaldo, donde se citan algunos lugares por los que pasaron los peregrinos. Es el primer libro de viajes escrito por un inglés, y el único relato conservado de un peregrino a Tierra Santa del siglo VIII, que sirve de puente entre los relatos de Arculfo (670) y de Bernardo el Sabio (870).[3]​ También es una buena fuente de las primeras vías romeas.

Ya en Italia, vivió en un monasterio de Montecassino, casa madre de los benedictinos, donde fue sacristán y decano, y contribuyó a la restauración que había comenzado Petronax poco antes.

En Roma, el papa Gregorio III le envió a tierras alemanas para que ayudara a su primo Bonifacio en la evangelización. Bonifacio le mandó a Eichstätt, donde Willibaldo comenzó a predicar, y hacia 741 fue consagrado obispo en Turingia. Con Winebaldo, fundó la abadía mixta de Heidenheim en 742, y se decidió que Winebaldo se quedara como abad. Al morir, se nombró abadesa a su hermana Walburga.

Willibaldo murió en 786, muy mayor y fue enterrado en la catedral de Eichstätt.

León VII lo canonizó en 935. En Alemania, es patrón de los fabricantes de rejas.

Galería de imágenesEditar

NotasEditar

  1. Brownlow, 1891, p. 7.
  2. Brownlow, 1891, p. 8.
  3. Brownlow, 1891, p. VIII.

BibliografíaEditar

Enlaces externosEditar