Abrir menú principal

Yi qi (奇翼 "ala extraña" en mandarín) es una especie extinta de dinosaurio terópodo escansoriopterígido planeador. Yi qi es conocido a partir de un único espécimen fósil de un individuo adulto hallado en rocas del período Jurásico en la provincia de Hebei, China.

Symbol question.svg
 
Yi qi
Rango temporal: 160 Ma
Jurásico Medio
Yi qi restoration.jpg
Recreación.
Taxonomía
Dominio: Eukaryota
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Dinosauria
Suborden: Theropoda
Familia: Scansoriopterygidae
Género: Yi
Xu et al., 2015
Especie: Yi qi
Xu et al., 2015

Era un pequeño animal arborícola. Como otros escansoriopterígidos, poseía un inusual tercer dedo de la mano muy alargado que ayudaba a soportar una membrana a modo de ala hecha de piel (patagio). Las alas de Yi qi además contaban con el apoyo de un largo hueso que sobresalía de la muñeca. Este hueso modificado de la muñeca y las alas membranosas son rasgos únicos entre todos los dinosaurios conocidos, y hacen que las alas de Yi qi, por convergencia evolutiva, sean mas similares a las de los murciélagos y pterosaurios; que a las aves, con los cuales está más cercanamente emparentados.

DescripciónEditar

 
Tamaño comparativo de Yi comparado con un humano.

Yi qi es conocido de un único espécimen (STM 31-2) que se encuentra en las colecciones del Museo Shandong Tianyu de la Naturaleza. Era un animal relativamente pequeño, con un peso estimado en cerca de 380 gramos.[1]

Como otros escansoriopterígidos, la cabeza era corta y con un hocico romo, mientras que la mandíbula se orientaba hacia abajo. Sus escasos dientes estaban presentes solo en el extremo frontal de la boca, siendo los dientes superiores los mayores levemente orientados hacia adelante, mientras que los inferiores presentaban una mayor inclinación hacia adelante.[1]​ Las largas y delgadas extremidades delanteras eran parecidas en general a las de muchos dinosaurios paravianos. Como otros escansoriopterígidos, el primer dedo de la mano era el más corto y el tercero era el más largo. A diferencia de cualquier otro dinosaurio conocido, un alargado hueso de la muñeca conocido como el "elemento estiliforme" se extendía hacia atrás a partir de los huesos del brazo. Este hueso estiliforme, una adaptación para ayudar a soportar la membrana alar, puede haber sido un hueso recién formado, o un cartílago largo calcificado.[1]

El fósil de Yi qi preserva una abundante cubierta de plumas. De manera inusual para un terópodo clasificado en el derivado clado Pennaraptora (un grupo que contiene a los terópodos con plumas avanzadas similares a las de las aves modernas), las plumas de esta especie son de estructura muy simple y con la apariencia de una brocha, debido a sus bases largas en forma de púas rematadas por filamentos más delgados.[1]​ Las plumas cubrían la mayor parte del cuerpo, permaneciendo cerca de la punta del hocico. Las plumas de la cabeza y el cuello eran largas y forman una densa cubierta, mientras que las plumas corporales eran aún más largas y densas, dificultando a los científicos estudiar su detallada estructura. También se preservaron pequeños parches de piel entre los dedos y el hueso estiliforme, lo que indica que a diferencia de todos los otros dinosaurios alados, las alas de Yi qi se formaban por una membrana de piel en lugar de plumas de vuelo.[1]​ La membrana se extendía entre los dedos más cortos, el alargado tercer dedo, el hueso estiliforme, y posiblemente se conectaba al torso, aunque la parte interna de la membrana alar no se preservó en el fósil.[1]​ Esto le daría a las alas una apariencia similar a la de los actuales murciélagos, en un ejemplo de evolución convergente.[1][2]​ Sin embargo, en los murciélagos la membrana alar se extiende solo entre sus dedos, no de un hueso estiliforme de la muñeca. Este tipo de hueso también se halla en las alas de algunos planeadores modernos como las ardillas voladoras, el petauro gigante y el extinto roedor planeador Eomys quercyi.[1]

HistoriaEditar

 
Replica del fósil holotipo.

El único espécimen conocido de Yi qi fue hallado por un granjero, Wang Jianrong, en una cantera cerca del pueblo de Mutoudeng (en el distrito de Qinglong, en Hebei). Wang vendió el fósil al Museo Shandong Tianyu de la Naturaleza en 2007, momento en el cual Ding Xiaoqing, un técnico del museo, comenzó la preparación del fósil. Debido a que sus muchos rasgos únicos y la preservación de tejidos blandos fueron descubiertos en la preparación llevada a cabo por el equipo del museo en lugar de los vendedores aficionados de fósiles, los científicos que lo estudiaron tuvieron la confianza de que el fósil es auténtico y no fue alterado.[1]

PaleobiologíaEditar

Las extrañas membranas alares de Yi qi son únicas entre los dinosaurios y difíciles de interpretar. La presencia del largo hueso estiliforme añadiendo soporte para la membrana, propio de animales que planean, sugiere que Yi qi se especializaba en el planeo como método de locomoción. Aunque es posible que usara alguna forma de vuelo activo, la falta de evidencia de grandes músculos pectorales, y la naturaleza engorrosa del hueso estiliforme implican que es más probable que Yi qi fuera exclusivamente un planeador. En cualquier caso, los investigadores que realizaron el estudio inicial del único ejemplar conocido de Yi concluyeron que su modo de vuelo debería ser considerado como incierto.[1]

Yi qi, y presumiblemente otros escansoriopterígidos, poseían un tipo de ala desconocido en otros tipos de parientes antiguos de las aves. Estos dinosaurios, a diferencia de otros paravianos, parecen haber reemplazado sus plumas avianas con membranas alares, en lo que debió ser uno de los muchos experimentos independientes con el vuelo que se produjeron en la base del origen evolutivo de las aves.[1]

PaleoecologíaEditar

El único fósil de Yi qi fue hallado en rocas asignadas a la Formación Tiaojishan, que data de las épocas del Calloviense al Oxfordiense entre el Jurásico Medio y el Jurásico Superior,[1]​ datado de entre 165 a 153 millones de años.[3]​ Esta es la misma formación y edad de la que proceden los otros escansoriopterígidos conocidos, Epidexipteryx y Scansoriopteryx. El ecosistema preservado en la Formación Tiaojishan corresponde a un bosque dominado por bennettitales, árboles ginkgos, coníferas y helechos leptosporangiados. Estos bosques rodeaban grandes lagos a la sombra de volcanes activos, cuya ceniza fue responsable de la notable preservación de muchos de los fósiles hallados allí. Basándose en la flora de Tiaojishan, su clima habría sido de subtropical a templado, cálido y húmedo.[4]​ Aparte de los escansoriopterígidos, la fauna de vertebrados terrestres del ecosistema de Tiaojishan pudo haber incluido a varias salamandras (como Liaoxitriton y Jeholotriton), mamíferos primitivos y animales mamiferoides (incluyendo a Juramaia, el excavador Docofossor y el planeador Volaticotherium), pterosaurios como Darwinopterus y Jeholopterus, y a otros dinosaurios (como Anchiornis y Tianyulong).

ReferenciasEditar

  1. a b c d e f g h i j k l Xu, Xing; Zheng, Xiaoting; Sullivan, Corwin; Wang, Xiaoli; Xing, Lida; Wang, Yan; Zhang, Xiaomei; O’Connor, Jingmai K.; Zhang, Fucheng; Pan, Yanhong (29 de abril de 2015). «A bizarre Jurassic maniraptoran theropod with preserved evidence of membranous wings». Nature 521 (7550): 70-73. doi:10.1038/nature14423. 
  2. Wilford, John Noble (29 de abril de 2015). «Small Jurassic Dinosaur May Have Flown Without Feathers». New York Times. Consultado el 29 de abril de 2015. 
  3. Zhang, H.; Wang, M.; Liu, X. (2008). «Constraints on the upper boundary age of the Tiaojishan Formation volcanic rocks in West Liaoning-North Hebei by LA-ICP-MS dating». Chinese Science Bulletin 53 (22): 3574. doi:10.1007/s11434-008-0287-4. 
  4. Hongnan, Li; Haifeng, Bai (1 de septiembre de 2006). «High-voltage transmission tower-line system subjected to disaster loads». Progress in Natural Science (en inglés) 16 (9): 899-911. doi:10.1080/10020070612330087. 

Enlaces externosEditar