Yohanan ben Zakai

Rabino del siglo I

El Rabino Yohanan ben Zakai (en hebreo: רַבִּן יוֹחָנָּן בֶּן-זַכַּאי ) conocido también con el acrónimo: ריב״ז (Ribaz), vivió en [Israel(región)|israel] en el siglo primero, y murió en el año 73 dC, después de haber sido testigo de la conquista de Jerusalén y de la destrucción del Templo de Jerusalén por parte del Ejército romano de Tito, hijo del Emperador Vespasiano. Se cree que Yohanan ben Zakai vivió entre el año 1 dC y en 80 dC. El Rabino Yohanan ben Zakai, fue un discípulo de Hillel el Anciano. Yohanan estudió en Jerusalén, y después en Galilea. El Rabino Yohanan, fue uno de los grandes tanaïm (repetidores) de la Mishná, la ley oral judía, y tuvo numerosas controversias con los saduceos. En su calidad de nasí o príncipe, inició importantes reformas que dieron lugar a la fundación del judaísmo rabínico y fue el promotor de la academia talmúdica de Yavne, que permitió la perpetuación del judaísmo rabínico, después de la destrucción del segundo Templo de Jerusalén por parte de los romanos.[1]

Johanan ben Zakai
Knesset Menorah Jochanan ben Sakkai.jpg
Información personal
Nombre en hebreo רבן יוחנן בן זכאי Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento Siglo I a. C.juliano Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento años 70juliano Ver y modificar los datos en Wikidata
Yavne (Israel) Ver y modificar los datos en Wikidata
Sepultura Tiberíades Ver y modificar los datos en Wikidata
Religión Judaísmo Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Alumno de
Información profesional
Ocupación Rabino, nasí y Av Beit Din Ver y modificar los datos en Wikidata
Alumnos Hanina ben Dosa Ver y modificar los datos en Wikidata

BiografíaEditar

La tradición dice que Yohanan ben Zakai era un descendiente del linaje del Rey David (David HaMelech). Sin embargo, no compartió la esperanza mesiánica de su familia y del pueblo judío. En lugar de soñar con la llegada del Mesías, se concentró en los problemas más prácticos e importantes del judaísmo, relacionados con la supervivencia de la religión judía después de la destrucción del Templo de Jerusalén, por parte del Ejército romano. Yohanan estaba convencido de que el estudio de la Torá, y la observancia de los mandamientos (mitzvot), permitiría que el pueblo judío continuara existiendo en el exilio, en cualquier lugar del mundo donde se encontrase, y que los judíos guardarían la memoria del Templo en sus corazones, y nunca lo olvidarían. Yohanan también estaba convencido de que Dios tendría piedad de su pueblo, y le permitiría volver a su tierra, y reconstruir de nuevo el Templo de Jerusalén. Yohanan ben Zakai era consciente de la imposibilidad de resistirse a los romanos, aun así destacó que era posible para el pueblo judío, sobrevivir al exilio, lejos de su centro espiritual, el templo de Jerusalén, y la Tierra de Israel. Esta posibilidad estaba basada en el hecho de que el pueblo judío, tenía todavía la Torá, y que ningún conquistador se la podía quitar.

Academia de YavneEditar

Vespasiano, un general romano, que pronto sería el nuevo emperador, concedió al rabino Yohanan tres deseos, el rabino no pidió la salvación de la ciudad de Jerusalén, ni de su templo, pues ya se había dado cuenta de que los romanos estaban decididos a destruir tanto la ciudad como el templo, y no podía ya salvarlos. Yohanan le pidió a Vespasiano permitir a la ciudad de Yavne que fuera el nuevo hogar del Sanedrín, la corte suprema del pueblo judío, y el lugar de reunión de los sabios y eruditos de la Torá. Después Yohanan fundó la academia rabínica de Yavne. Es probable que la academia de Yavne se refiera solamente a los rabinos, y no al conjunto del pueblo judío (Am Yisroel).

ReferenciasEditar

  1. Hezser, Catherine (1997). Mohr Siebeck, ed. The social structure of the rabbinic movement in the roman Palestine (en inglés). ISBN 978-3-16-146797-4.