Eurozona

conjunto de estados miembros de la U.E que han adoptado el euro como moneda oficial
(Redirigido desde «Zona Euro»)

La eurozona,[1]​ denominada oficialmente zona del euro[1]​ y llamada también zona euro,[1]​ es la unión monetaria del conjunto de Estados miembros de la Unión Europea (UE) que han adoptado el euro como moneda oficial. La zona reune unos 340 millones de personas en un total de 19 Estados:[2]Alemania, Austria, Bélgica, Chipre, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, España, Finlandia, Francia, Grecia, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos y Portugal.[3]

     Estados de la zona del euro: 19 (Alemania, Austria, Bélgica, Chipre, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos y Portugal)      Estados de la UE que tienen la obligación de unirse a la zona del euro: 7 (Bulgaria, Croacia, Hungría, Polonia, República Checa, Rumanía y Suecia)      Estados de la UE con una cláusula de exclusión: 1 (Dinamarca)      Estados de fuera de la UE que utilizan el euro mediante un acuerdo: 4 (Andorra, Ciudad del Vaticano, Mónaco, San Marino)      Estados (incl. estados de facto) de fuera de la UE que utilizan el euro sin que medie un acuerdo: 2 (Kosovo y Montenegro)

La ampliación de la eurozona es un proceso por el que los estados miembros de la Unión Europea abandonan sus monedas nacionales y adoptan el euro, también llamado moneda única. El 1 de enero de 1999 se introdujo la nueva moneda de manera oficial. Once países de la Unión Europea se acogieron a la moneda única: Alemania, Austria, Bélgica, España, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Países Bajos y Portugal. La primera ampliación de la zona del euro fue la incorporación de Grecia, cuya moneda quedó atada de forma irrevocable con el euro a partir de 2001. Sin embargo, Grecia introdujo el euro como moneda física el 1 de enero de 2002, el mismo día que los restantes miembros fundadores de la zona del euro. Las siguientes incorporaciones a la zona del euro fueron las de Eslovenia (1 de enero de 2007), Malta y Chipre (1 de enero de 2008), Eslovaquia (1 de enero de 2009), Estonia (1 de enero de 2011), Letonia (1 de enero de 2014) y Lituania (1 de enero de 2015). En estos últimos casos, la incorporación a la zona del euro y la introducción de las monedas y billetes de euro se producen simultáneamente.

La autoridad monetaria que controla la eurozona es el Eurosistema. La autoridad económica y política reside en el Eurogrupo y en la Comisión Europea (CE). El Banco Central Europeo (BCE) es la entidad responsable de la política monetaria de los estados que forman la zona del euro.[4]

HistoriaEditar

Eurozona
Estado miembro PIB (PPA) Población
Estados que adoptaron el euro
el 1 de enero de 1999
  Alemania &&&&&&&&02806266.&&&&&02 806 266 &&&&&&&081802000.&&&&&081 802 000
  Austria &&&&&&&&&0328571.&&&&&0328 571 &&&&&&&&08396760.&&&&&08 396 760
  Bélgica &&&&&&&&&0389518.&&&&&0389 518 &&&&&&&010827519.&&&&&010 827 519
  España &&&&&&&&01438959.&&&&&01 438 959 &&&&&&&046439864.&&&&&046 439 864
  Finlandia &&&&&&&&&0190862.&&&&&0190 862 &&&&&&&&05377000.&&&&&05 377 000
  Francia[nota 1] &&&&&&&&02108228.&&&&&02 108 228 &&&&&&&065447374.&&&&&065 447 374
  Irlanda &&&&&&&&&0188112.&&&&&0188 112 &&&&&&&&04470700.&&&&&04 470 700
  Italia[nota 2] &&&&&&&&01740123.&&&&&01 740 123 &&&&&&&060494632.&&&&&060 494 632
  Luxemburgo &&&&&&&&&&040025.&&&&&040 025 &&&&&&&&&0502100.&&&&&0502 100
  Países Bajos[nota 3] &&&&&&&&&0658228.&&&&&0658 228 &&&&&&&016638200.&&&&&016 638 200
  Portugal &&&&&&&&&0235904.&&&&&0235 904 &&&&&&&010636888.&&&&&010 636 888
Estados que adoptaron el euro con posterioridad (todos se adhieren el 1 de enero del año señalado)
  Grecia (2001) &&&&&&&&&0341688.&&&&&0341 688 &&&&&&&011306183.&&&&&011 306 183
  Eslovenia (2007) &&&&&&&&&&059316.&&&&&059 316 &&&&&&&&02059510.&&&&&02 059 510
  Chipre (2008)[nota 4] &&&&&&&&&&022703.&&&&&022 703 &&&&&&&&&0801851.&&&&&0801 851
  Malta (2008) &&&&&&&&&&&09806.&&&&&09806 &&&&&&&&&0416333.&&&&&0416 333
  Eslovaquia (2009) &&&&&&&&&0119268.&&&&&0119 268 &&&&&&&&05429763.&&&&&05 429 763
  Estonia (2011) &&&&&&&&&&027207.&&&&&027 207 &&&&&&&&01340127.&&&&&01 340 127
  Letonia (2014) &&&&&&&&&&036090.&&&&&036 090 &&&&&&&&02017000.&&&&&02 017 000
  Lituania (2015) &&&&&&&&03218064.&&&&&03 218 064
eurozona &&&&&&&012188781.&&&&&012 188 781  &&&&&&0320225704.&&&&&0320 225 704

El Tratado de la Unión Europea, el cual entró en vigor en 1993, prevé la creación de una Unión Económica y Monetaria con la introducción de una moneda única. De ella formarían parte los países que cumplieran una serie de condiciones; se introduciría de forma gradual. La fecha inicialmente prevista se fue retrasando. Finalmente, los Estados miembros de la Unión Europea acordaron el 15 de diciembre de 1995 en Madrid la creación de una moneda común europea –bajo la denominación de euro– con fecha de puesta en circulación en enero del año 2002.[5]

El primer paso en la introducción de la nueva moneda se dio oficialmente el 1 de enero de 1999, cuando dejaron de existir como sistemas independientes las monedas de los once países de la Unión que se acogieron al plan de la moneda única, la denominada Eurozona: Alemania, Austria, Bélgica, España, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Países Bajos y Portugal y otros países fuera de la Unión Europea como Ciudad del Vaticano, Mónaco y San Marino que adoptaron la moneda a través de acuerdos que mantenían con Estados miembros de la UE (Francia en el caso de Mónaco, e Italia en los casos de Ciudad del Vaticano y San Marino) a título de esta última —estos acuerdos han sido renegociados con la Unión—.[6]Grecia, por su parte, se incorporó el 1 de enero de 2001.

Debido al período de fabricación requerido para los nuevos billetes y monedas, las antiguas monedas nacionales, a pesar de haber perdido la cotización oficial en el mercado de divisas, permanecieron como medio de pago hasta el 1 de enero de 2002, cuando fueron reemplazadas por billetes y monedas en euros. Tanto las monedas como los billetes tuvieron un período de coexistencia con las anteriores monedas nacionales hasta que fueron retiradas totalmente de la circulación. Este período de coexistencia tuvo diferentes calendarios en los países que adoptaron el euro. Anteriormente y a modo de prueba piloto, los días 1, 2, y 3 de octubre de 1998 se puso en marcha un programa patrocinado por la UE, Euro Málaga, en la barriada de Churriana, para poner en funcionamiento dicha moneda. Durante aquellos días, Churriana se convirtió en el primer lugar de Europa en funcionar con euros.

El 1 de enero de 2002, primer día de circulación de la nueva moneda europea, 1 euro se cambió por US$0,9038. En julio de 2002 el euro sobrepasó la paridad con el dólar en el mercado de divisas por primera vez desde febrero de 2000, y el 15 de julio de 2008 el euro alcanzó su valor máximo hasta el momento, al cambiarse 1 euro por US$1,5990.

Desde 2002, ha habido tres ampliaciones de la UE, en las que han ingresado un total de trece países, de los cuales, siete ya han adoptado el euro como moneda (véase tabla a la derecha). Además, el 30 de junio de 2011, Andorra, que estuvo utilizando el euro de facto desde su creación, firmó un acuerdo monetario con la UE que le permite usar el euro de manera oficial así como acuñar sus propias monedas de euro.[7]​ Este acuerdo entró en vigor el 1 de abril de 2012. La fecha prevista en la cual Andorra iba a comenzar a acuñar sus propias monedas de euro era el 1 de julio de 2013. Sin embargo, en octubre de 2012, se anunció el retraso de la emisión de euros hasta 2014.[8]​ Finalmente, dicha emisión se produjo en diciembre de 2014.[9]

Dinamarca y Suecia no han adoptado la moneda única. Dinamarca rechazó el euro en un referéndum llevado a cabo el 28 de septiembre de 2000, con una participación del 86 % y donde el 53,1 % de los votantes se manifestaron contra la adopción del euro. El referéndum sueco del 14 de septiembre de 2003, días después del asesinato de la ministra Anna Lindh, impulsora de la adopción del euro, resultó en poco más del 56 por ciento del electorado votando en contra. La cuestión queda así pospuesta al menos cinco años, transcurridos los cuales podrá repetirse el referéndum.

La zona euro y los demás estados de la Unión EuropeaEditar

El euro es utilizado en 19 de los 27 países que componen la Unión Europea. A dicho conjunto de países se le llama eurozona (o zona del euro). Hay que tener en cuenta que los departamentos de ultramar franceses de Guayana Francesa, Guadalupe, Martinica, Mayotte y Reunión así como la colectividad de ultramar francesa de San Martín pertenecen a la Unión Europea y tienen como moneda al euro.[10]

Las colectividades de ultramar francesas de San Bartolomé y San Pedro y Miquelón, así como las Tierras Australes y Antárticas Francesas y la Isla Clipperton (estas dos últimas, deshabitadas), no pertenecen a la Unión Europea pero también tienen como moneda al euro.

Los estados miembros de la Unión Europea que todavía no pertenecen a la zona del euro (Bulgaria, Croacia, Dinamarca, Hungría, Polonia, República Checa, Rumania y Suecia) tienen la obligación de incorporarse a ella, una vez que cumplan los criterios de adhesión. Excepto Dinamarca, que tiene una cláusula de exclusión, todos los demás miembros de la Unión Europea están obligados en teoría a unirse a la zona del euro.

Los tratados no dicen nada sobre la cuestión de la posible salida de los estados de la zona del euro. Del mismo modo no hay ninguna disposición para que un estado sea expulsado del euro.[11]​ Algunos, sin embargo, como los Países Bajos, se han mostrado a favor de una disposición en este sentido en el caso de que un estado de la zona del euro fuertemente endeudado se niegue a cumplir con la política de reforma económica de la Unión Europea.[12]

Requisitos para formar parte de la eurozonaEditar

Los países que deseen adoptar el euro como moneda deben:

1. Alcanzar una cierta convergencia económica que se pondera atendiendo al cumplimiento de los criterios establecidos en el Tratado de Maastricht.

2. Hacer converger la legislación nacional y la normativa por la que se rigen sus bancos centrales y los asuntos monetarios.

3. Contar con la aprobación de los jefes de Estado o de Gobierno, a partir de una propuesta de la Comisión Europea.

En cuanto a la convergencia económica, existen cinco criterios:

1. La estabilidad de precios:

Los Estados miembros deberán tener una tasa de inflación, observada durante un período de un año antes del examen, que no exceda en más de un 1,5% la de los tres Estados miembros con mejor comportamiento en materia de estabilidad de precios.

La inflación se medirá utilizando el Índice de Precios de Consumo (IPC) sobre una base comparable, teniendo en cuenta las diferencias en las definiciones nacionales.

2. Las finanzas públicas:

La posición financiera de las Administraciones Públicas debe ser sostenible, sin un "déficit público excesivo", lo que significa que:

La proporción entre el déficit público previsto o real y el Producto Interior Bruto (PIB) no sobrepase el 3%, a menos que la proporción haya descendido sustancial y continuadamente y llegado a un nivel que se aproxime al valor de referencia o que el valor de referencia se sobrepase solo excepcional y temporalmente, y la proporción se mantenga cercana al valor de referencia. La proporción entre la deuda pública y el PIB no rebase el 60%, a menos que la proporción disminuya lo suficiente y se aproxime a un ritmo satisfactorio al valor de referencia.

3. La estabilidad del tipo de cambio:

Los Estados miembros deben haber observado, sin tensiones graves y por lo menos durante los dos años anteriores al examen, los márgenes normales de fluctuación dispuestos por el Mecanismo de Cambios del Sistema Monetario Europeo (SME). En particular, no deberán hacer devaluado, durante dicho período, por iniciativa propia, el tipo central bilateral de su moneda respecto de la de ningún otro Estado miembro.

4. Los tipos de interés a largo plazo:

Observados durante un período de un año antes del examen, el tipo promedio de interés nominal a largo plazo no debe exceder en más de un 2% el de los tres Estados miembros con mejor comportamiento en materia de estabilidad de precios.

Los tipos de interés se medirán con referencia a los bonos del Estado a largo plazo u otros valores comparables, teniendo en cuenta las diferencias en las definiciones nacionales.

5. Otros factores:

Además, se tomarán en consideración los resultados de la integración de los mercados, la situación y la evolución de las balanzas de pagos por cuenta corriente y un estudio de la evolución de los costes laborales unitarios y de otros índices de precios.[13]

Administración y representaciónEditar

La política monetaria de los países de la zona del euro es administrada por el Banco Central Europeo (BCE) y el Eurosistema, que comprende el BCE y los bancos centrales de los estados de la Unión Europea que se han unido a la zona del euro. Los países de fuera de la zona del euro no están representados en estas instituciones. Cabe señalar que todos los estados miembros de la Unión Europea forman parte del Sistema Europeo de Bancos Centrales (SEBC). Sin embargo, los estados que no pertenecen a la Unión Europea no tienen voz en ninguna de estas tres instituciones aunque utilicen el euro y lo hagan a través de acuerdos monetarios, como es el caso de Andorra, Ciudad del Vaticano, Mónaco y San Marino. El BCE está facultado para autorizar el diseño y la impresión de los billetes en euros y el volumen acuñado de monedas de euro.[14]

La zona del euro está representada políticamente por sus ministros de Finanzas, conocidos colectivamente como el Eurogrupo, y están presididos por un presidente, actualmente Mário Centeno. Los ministros de Finanzas de los estados miembros de la zona del euro se reúnen un día antes de una reunión del Consejo de Asuntos Económicos y Financieros (Ecofin) del Consejo de la Unión Europea. El Grupo no es una formación oficial del Consejo, pero, cuando el Consejo ECOFIN completo vota sobre asuntos que solo afectan la zona del euro, solo los miembros del Eurogrupo están autorizados a votar.[15][16]

En abril de 2008, el entonces presidente del Eurogrupo Jean-Claude Juncker, sugirió que la zona del euro estuviera representada en el Fondo Monetario Internacional (FMI) como un bloque, en lugar de cada estado miembro por separado.[17]

Reforma del gobierno económico de la eurozonaEditar

En 2017 Emmanuel Macron sugirió que la eurozona debía continuar desarrollándose. Para lograrlo, planteó la necesidad de instaurar el cargo de ministro de Finanzas, un presupuesto común y el desarrollo de la unión bancaria.[18]​ Angela Merkel se mostró abierta a estas ideas aclarando que podía «imaginar muy bien» un gobierno económico al no existir diferencias de peso entre las economías de los miembros de la eurozona, recalcando que la toma de decisiones, las responsabilidades y los riesgos no deberían compartirse, sino que deberían continuar en manos de los Estados miembros.[19]

Por su parte, la Comisión Juncker propuso cambiar las instituciones que gobiernan el euro, como son el Eurogrupo y el Consejo de Asuntos Económicos y Financieros de la Unión Europea (Ecofin).[20]​ El gobierno económico para la eurozona estaría acompañado de una emisión conjunta de deuda y un sistema de seguro de depósito europeo.[21]​ El plan —que no implicaría una mutualización de la deuda— estaría vinculado a una garantía paneuropea de depósitos (especie de Tesoro europeo común), para que los bancos fuesen un asunto comunitario y no solo del Estado en el que tienen su sede.[20]

Los planes de la Comisión Juncker fueron bien acogidos por Macron y Merkel,[22]​ que confirmaron su intención de avanzar en estas reformas para reforzar la unión económica y monetaria. Sin embargo, habría que contar con el beneplácito de los Estados que no forman parte del euro si los cambios requiriesen una reforma del Tratado de la Unión Europea,[20]​ aunque sin el respaldo del Reino Unido tras el Brexit, los gobiernos de los Estados fuera del euro tendrán más difícil oponerse a las iniciativas consensuadas por la eurozona, ya que no suman el requerido 35 % de la población para una minoría de bloqueo.[23]​ Es así que ya en 2018 los líderes europeos fijaron por primera vez un calendario para dotar a la Unión Monetaria de un presupuesto para la eurozona, pero la desconfianza mutua entre los socios retrasó sine die la culminación de la Unión Bancaria.[24]​ No obsstante, desde 2019 la Comisión Von der Leyen tiene entre sus prioridades profundizar la unión bancaria y de los mercados de capitales.[25]​ La institución europea también pretende crear un nuevo “instrumento anticoerción” que, de ser adoptado, permitiría prevenir y contrarrestar las medidas coercitivas —en el comercio o las inversiones— adoptadas por terceros países.[26]

Reservas internacionales de la zona del euroEditar

Las reservas internacionales (RIN) son depósitos de moneda extranjera controlados por los Bancos Centrales y otras autoridades monetarias, las reservas internacionales de la zona del euro en 2007 superaron los 483 mil millones de dólares estadounidenses. Estas reservas dan confianza a los inversionistas extranjeros y mejora la calificación de país a nivel mundial.

Las reservas internacionales de la zona del euro son un billón (1012) de euros menores a las de China, 500 mil millones menores a las reservas internacionales de Japón. Las reservas internacionales de la zona del euro son 20 mil millones de dólares mayores a las de Rusia, 100 mil millones de dólares mayores a las reservas internacionales de la India, el doble de reservas que países como Brasil y Singapur, más del triple de reservas de Estados Unidos y Australia, el cuádruple de reservas de Canadá y Argentina.

Véase tambiénEditar

NotasEditar

  1. Los territorios franceses del Pacífico (Nueva Caledonia, Polinesia Francesa y Wallis y Futuna) utilizan el Franco CFP
  2. La comuna de Campione d'Italia, enclavada en territorio suizo, utiliza el franco suizo.
  3. Excepto Aruba, que utiliza el florín arubeño; Curazao y Sint Maarten, que utilizan el florín antillano neerlandés, en proceso de sustitución por el florín caribeño; y las islas del Caribe Neerlandés, que emplean el dólar estadounidense.
  4. La autoproclamada República Turca del Norte de Chipre, que solo está reconocida por Turquía, utiliza la Lira turca. Sin embargo, el euro también circula.

ReferenciasEditar

  1. a b c «zona euro, zona del euro y eurozona, con inicial minúscula». Fundeu. 4 de noviembre de 2009. Consultado el 11 de enero de 2022. «actualizado en 2021». 
  2. «Zona del euro». Europa. 2è de enero de 2017. Consultado el 11 de enero de 2022. 
  3. «Nuestra moneda». ECB. Consultado el 11 de enero de 2022. 
  4. «El Banco Central Europeo». Parlamento Europeo. Consultado el 23 de agosto de 2014. 
  5. «Consejo Europeo de Madrid (12/1995): Conclusiones». Parlamento europeo. 
  6. «The euro outside the euro area» (en inglés). Archivado desde el original el 7 de julio de 2014. 
  7. «Acuerdo monetario entre la Unión Europea y el Principado de Andorra». 30 de junio de 2011. Consultado el 6 de enero de 2012. 
  8. Andorra retrasa la emisión de sus euros al año 2014
  9. Los euros andorranos se pondrán en circulación a partir del 15 de enero
  10. «El euro fuera de Europa». BCE. 24 de enero de 2017. Consultado el 11 de enero de 2022. 
  11. Athanassiou, Phoebus (December 2009) Withdrawal and Expulsion from the EU and EMU, Some Reflections (PDF), European Central Bank. Retrieved 8 September 2011
  12. Phillips, Leigh. «EUobserver / Netherlands: Indebted states must be made ‘wards’ of the commission or leave euro». Euobserver.com. Consultado el 20 de mayo de 2014. 
  13. «Los criterios de convergencia». Archivado desde el original el 16 de enero de 2018. Consultado el 15 de enero de 2018. 
  14. Pérez, Claudi (9 de octubre de 2017). «Berlín rechaza las reformas del euro que proponen Macron y Juncker». El País. Consultado el 10 de octubre de 2017. 
  15. «An economic government for the eurozone?». Federal Union. Archivado desde el original el 17 de julio de 2011. Consultado el 26 de febrero de 2011. 
  16. Protocols, Official Journal of the European Union.
  17. Vucheva, Elitsa (15 de abril de 2008). «Eurozone countries should speak with one voice, Juncker says». EU Observer. Consultado el 26 de febrero de 2011. 
  18. «Merkel, abierta a la propuesta de reforma de Macron para la eurozona». El Boletín DPA. 20 de junio de 2017. Consultado el 28 de junio de 2017. 
  19. Suárez, Marcos (24 de junio de 2017). «Comienzo prometedor en Europa». El Economista. Consultado el 28 de junio de 2017. 
  20. a b c Núñez, Maribel (3 de julio de 2017). «El eje francoalemán ya diseña las bases para la refundación del euro». ABC. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  21. Vives, Xavier (18 de mayo de 2017). «Macron, Francia y Europa». La Vanguardia. Consultado el 28 de junio de 2017. 
  22. «El nuevo ‘momentum’ de la Unión Europea». eldiario.es (Fundación Alternativas). 11 de julio de 2017. Consultado el 23 de julio de 2017. 
  23. Oliveras, Eliseo (1 de febrero de 2020). «Una nueva UE por reinventar». El Periódico. Consultado el 9 de mayo de 2020. 
  24. Pelliger, Lluís (15 de diciembre de 2018). «La UE aprueba un embrión de presupuesto de la zona euro». El País. Consultado el 17 de diciembre de 2018. 
  25. «Prioridades de la Unión Europea para el período 2019-2024». Europa. 15 de noviembre de 2021. Consultado el 27 de noviembre de 2021. 
  26. «Reforzar la autonomía de la UE: la Comisión desea recabar opiniones sobre un nuevo instrumento de lucha contra la coerción». Europa. 23 de marzo de 2021. Consultado el 1 de diciembre de 2021. 

Enlaces externosEditar