Éurito (hijo de Augías)

En la mitología griega, Éurito era un príncipe de Élide, hijo del rey Augías. Defendió a su padre contra los ataques de Heracles, que quería vengarse por no haber cumplido Augías la promesa de entregarle la décima parte de su ganado si lograba limpiarle los establos en un solo día. Heracles logró reclutar todo un ejército entre los pueblos del Peloponeso para derrotar a Augías, pero Éurito, y sobre todo los dos generales y hermanos denominados los moliones, consiguieron frenar sus ataques y lograr numerosas bajas en sus filas, como la de Ificles, el hermano mellizo del mismo Heracles. Tardó éste más de tres años en cumplir sus amenazas y, al no poder matar a los generales eleos en combate, acudió a un festival que presidían en honor a Poseidón (los Juegos Ístmicos) y, cerca de la ciudad de Cleonas,[1]​ tendió una emboscada en la que murieron tanto Éurito como los Moliones.

ReferenciasEditar