Abd-el-Hakk

Abd el-Hakk es último sultán de la dinastía merínida y murió asesinado. Gobernó entre 1420 y el 14 de agosto de 1465, hijo de Abu Saíd Uthmán III y de una cautiva española.

Fue atacado en 1437 por los hermanos de Duarte, rey de Portugal, quienes desembarcaron en África con un ejército y pusieron sitio a Tánger. El éxito les fue desfavorable, quedando vencidos y prisioneros el infante Fernando, que dirigía las fuerzas cristianas.