En la mitología griega, Abdero (Ἄβδηρος) era un héroe divino, hijo de Hermes.

Durante el octavo de los doce trabajos de Hércules, cuyo objetivo era capturar las cuatro yeguas de Diomedes, rey de Bistoni, en Tracia.

Hercules llevó las yeguas hasta el mar, dejándolas custodiadas por Abdero, un soldado de Heracles y según algunas fuentes amante suyo, mientras luchaba con Diomedes y sus súbditos, siendo éste devorado por las bestias. En venganza, hizo que Diomedes fuera devorado por sus propios animales.

Junto a la tumba de Abdero, Heracles fundaría en su honor la ciudad de Abdera.

Según el mito, en Abdera se instituyeron juegos agonales en honor a Abdero, pero se excluyó de ellos la carrera de carros, en razón de la muerte de Abdero.

BibliografíaEditar

Enlaces externosEditar