Abu Mohammad al-Golani

terrorista sirio

Ahmed Hussein al-Shar’a (Daraa, Siria. 1979), más conocido por su nombre de guerra Abu Mohammad al-Golani es un terrorista yihadista sirio, comandante en jefe de Tahrir Al-Sham, filial siria de al-Qaeda, además fue emir de su organización predecesora Jabhat al-Nusra, al igual que esta, adherida al-Qaeda. Junto a su rival Abu Bark al-Baghdadi eran los dos terroristas más temidos y buscados de Irak y Siria, pero después de la muerte del líder del Estado Islámico, únicamente al-Golani es por excelencia el terrorista más temido y buscado de Siria e Irak, y también a nivel mundial junto a su leal amigo Ayman Al-Zawahiri, líder del grupo principal Al-Qaeda, el cual es la cabeza principal de Tahrir Al-Sham (Frente Nusra), grupo terrorista cuyo líder es Al-Golani y a su vez es una rama de Al-Qaeda en Siria e Irak.

Abu Mohammad al-Golani
أبو محمد الجولاني
Abou Mohammed al-Joulani.jpg

Comandante en jefe de Tahrir al-Sham
Actualmente en el cargo
Desde el 28 de enero de 2017

Comandante en jefe de Jabhat Fateh al-Sham
28 de julio de 2016-28 de enero de 2017
Predecesor Él mismo
Sucesor Él mismo

Comandante en jefe del Frente al-Nusra
23 de enero de 2012-28 de enero de 2016
Predecesor Cargo creado
Sucesor Él mismo

Información personal
Nombre completo أحمد حسين الشرع
Ahmed Hussein al-Shar’a
Apodo أبو محمد الجولاني
Abu Mohammad al-Golani
Nacimiento 1979
Daraa, SiriaBandera de Siria Siria
Nacionalidad apátrida
Religión islam salafismo
Información profesional
Ocupación Emir Ver y modificar los datos en Wikidata
Años activo desde 2003
Conflictos

Guerra de Irak
Guerra Civil Siria
Guerra Civil Iraquí

Guerra contra el Terrorismo
Miembro de

Gran admirador de Bin Laden, al-Golani comenzó su trayectoria como salafista en 2003 cuando se unió al-Qaeda, organización clandestina en Siria, un año más tarde viajaría a Irak junto a otros muchos combatientes para hacer la yihad contra a los invasores estadounidenses, jurándole lealtad a Abu Musab al Zarqaui a quién conocería en persona y con quien entablaría amistad, cosa que le permitiría subir escaños en la organización. Tras la muerte de al-Zarqaui, al-Golani se convirtió en uno de los principales objetivos a abatir de los Estados Unidos por lo cual huyó a el Líbano. Meses más tarde regresaría a Irak, solo para ser capturado por las tropas americanas al poco tiempo y enviado a Camp Bucca, donde fue salvajemente torturado. Fue aquí donde conocería a Abu Bakr al-Baghdadi y tras su fuga en 2008 retomó su actividad como terrorista, convirtiéndose en uno de los principales comandantes de Estado Islámico en Irak.

En 2011, al-Baghdadi envió a su compañero a luchar a su natal Siria tras el estallido de las protestas por parte de grupos violentos, siendo su misión organizar en un solo frente a los combatientes islamistas. Si bien, la presencia de al-Qaeda estuvo presente desde el inicio de la insurgencia, no es hasta enero de 2012 que su líder Ayman al-Zawahirí nombra a al-Golani como comandante de al-Qaeda en Siria, fundando oficialmente Jabhat al-Nusra. Dicho grupo se refundaría en dos ocasiones, siendo la última en enero de 2017, cuando el grupo terrorista absorbió a grupos menores y pasó a llamarse Tahrir al-Sham, ganando además mayor autonomía de al-Qaeda sin abandonar la organización, aunque esto no a sentado demasiado bien a varios de los líderes del grupo.

Actualmente se ofrece una recompensa de 10 millones de dólares por información viable que lleve a su captura o muerte, lo que lo hace una de las personas más buscadas del mundo. Su nombre de guerra al-Golani hace referencia a los altos del Golán, territorio sirio ocupado por Israel desde 1967.