Abrir menú principal

Ahmed Hussein al-Shar’a (Daraa, Siria. 1979), más conocido por su nombre de guerra Abu Mohammad al-Golani es un terrorista yihadista sirio, comandante en jefe de la filial siria de al-Qaeda, Tahrir Al-Sham, él es además fue emir de su organización predecesora Jabhat al-Nusra, al igual que esta, adherida al-Qaeda. al-Golani es por excelencia el terrorista más temido de Siria después de su rival Abu Bakr al-Baghdadi.

Abu Mohammad al-Golani
أبو محمد الجولاني
Abou Mohammed al-Joulani.jpg

Comandante en jefe de Tahrir al-Sham
Actualmente en el cargo
Desde el 28 de enero de 2017

Comandante en jefe de Jabhat Fateh al-Sham
28 de julio de 2016-28 de enero de 2017
Predecesor Él mismo
Sucesor Él mismo

Comandante en jefe del Frente al-Nusra
23 de enero de 2012-28 de enero de 2016
Predecesor Cargo creado
Sucesor Él mismo

Información personal
Nombre completo أحمد حسين الشرع‎
Ahmed Hussein al-Shar’a
Apodo أبو محمد الجولاني
Abu Mohammad al-Golani
Nacimiento 1979
Daraa, Siria
Religión islam salafismo
Información profesional
Ocupación Emir Ver y modificar los datos en Wikidata
Participó en

Guerra de Irak
Guerra Civil Siria
Guerra Civil Iraquí

Guerra contra el Terrorismo

Gran admirador de Bin Laden, al-Golani comenzó su trayectoria como salafista en 2003 cuando se unió al-Qaeda, organización clandestina en Siria, un año más tarde viajaría a Irak junto a otros muchos combatientes para hacer la yihad contra a los invasores estadounidenses, jurándole lealtad a Abu Musab al Zarqaui a quién conocería en persona y con quien entablaría amistad, cosa que le permitiría subir escaños en la organización. Tras la muerte de al-Zarqaui, al-Golani se convirtió en uno de los principales objetivos a abatir de los Estados Unidos por lo cual huyó a el Líbano. Meses más tarde regresaría a Irak, solo para ser capturado por las tropas americanas al poco tiempo y enviado a Camp Bucca, donde fue salvajemente torturado. Fue aquí donde conocería a Abu Bakr al-Baghdadi y tras su fuga en 2008 retomó su actividad como terrorista, convirtiéndose en uno de los principales comandantes de Estado Islámico en Irak.

En 2011, al-Baghdadi envió a su compañero a luchar a su natal Siria tras el estallido de las protestas por parte de grupos violentos, siendo su misión organizar en un solo frente a los combatientes islamistas. Si bien, la presencia de al-Qaeda estuvo presente desde el inicio de la insurgencia, no es hasta enero de 2012 que su líder Ayman al-Zawahirí nombra a al-Golani como comandante de al-Qaeda en Siria, fundando oficialmente Jabhat al-Nusra. Dicho grupo se refundaría en dos ocasiones, siendo la última en enero de 2017, cuando el grupo terrorista absorbió a grupos menores y pasó a llamarse Tahrir al-Sham, ganando además mayor autonomía de al-Qaeda sin abandonar la organización, aunque esto no a sentado demasiado bien a varios de los líderes del grupo.

Actualmente se ofrece una recompensa de 10 millones de dólares por información viable que lleve a su captura o muerte, lo que lo hace una de las personas más buscadas del mundo. Su nombre de guerra al-Golani hace referencia a los altos del Golán, territorio sirio ocupado por Israel desde 1967.