Acaparamiento de tierras

El acaparamiento de tierras es el control de cantidades de tierra mayores que las habituales, con fines de especulación, extracción, control de recursos o mercantilización.[1]​ En las últimas décadas, el término ha cobrado mayor relevancia a partir de un nuevo ciclo de apropiación de tierras en el contexto de la crisis global de alimentos 2007-2008.[cita requerida] Las corporaciones agroindustriales, tanto nacionales como extranjeras, lideran el proceso de acaparamiento de tierras.[2]

El proceso de acaparamiento de tierras a menudo va acompañado de otro proceso de acaparamiento de agua,[3][4]​ donde las compañías, a menudo con la complicidad de las élites locales, se adueñan de tierras que poseen gran cantidad de agua o tienen buenos flujos de irrigación.[2]

Denuncias internacionalesEditar

En el año 2008 la organización GRAIN publicó un informe titulado "¡Se adueñan de la tierra! El proceso de acaparamiento agrario por seguridad alimentaria y de negocios en 2008" en el que se exponen más de 100 casos de apropiación de tierras para producción de alimentos en el exterior y en el que se expone la necesidad de detener este proceso.[5]

A partir de ese momento diversos organismos internacionales como la FAO, el Banco Mundial, el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) reconocieron la problemática y propusieron la elaboración de unos principios para las inversiones responsables en agricultura (RAI, por sus siglas en inglés), que respetaran los derechos, los medios de subsistencia y los recursos.[6]

Sin embargo desde la sociedad civil, organizaciones de campesinos/as, organizaciones no-gubernamentales, organizaciones religiosas, sindicatos y otros movimientos sociales, reunidos en Dakar en el Foro Social Mundial 2011 realizaron el Llamamiento de Dakar contra el Acaparamiento de Tierras en el que rechazaron los intentos de regulación a través de las RAI y llamaron a los parlamentos y a los gobiernos nacionales a poner fin inmediatamente a todos los acaparamientos masivos de tierras actuales o futuros y a que se restituyan las tierras saqueadas.

En el mes de marzo del 2012 GRAIN publicó un nuevo conjunto de datos que documentan 416 acaparamientos recientes y a gran escala de tierras agrícolas por parte de inversionistas extranjeros para la producción de cultivos alimentarios. Los casos abarcan cerca de 35 millones de hectáreas de tierra en 66 países.[7]

Notas y referenciasEditar

  1. «What is Land Grabbing? | FAO». www.fao.org. Consultado el 29 de noviembre de 2020. 
  2. a b UN Environment (19 de mayo de 2018). «Global Gender and Environment Outlook (GGEO)». UNEP - UN Environment Programme (en inglés). Consultado el 29 de noviembre de 2020. 
  3. Franco, Jennifer; Mehta, Lyla; Veldwisch, Gert Jan (1 de octubre de 2013). «The Global Politics of Water Grabbing». Third World Quarterly 34 (9): 1651-1675. ISSN 0143-6597. doi:10.1080/01436597.2013.843852. Consultado el 30 de noviembre de 2020. 
  4. «Introduction to the Special Issue: Water grabbing? Focus on the (re)appropriation of finite water resources». www.water-alternatives.org. Consultado el 30 de noviembre de 2020. 
  5. «¡Se adueñan de la tierra! El proceso de acaparamiento agrario por seguridad alimentaria y de negocios en 2008». www.grain.org. Consultado el 29 de noviembre de 2020. 
  6. «FAO - Noticias: La FAO alerta sobre el acaparamiento de tierras». www.fao.org. Consultado el 29 de noviembre de 2020. 
  7. «GRAIN publica conjunto de datos con más de 400 acaparamientos de tierra agrícolas a nivel mundial». www.grain.org. Consultado el 29 de noviembre de 2020.