Acuerdo de Serón de Nágima (1158)

El Acuerdo de Serón de Nágima o Tratado de Haxama fue un acuerdo entre el rey Sancho III de Castilla y el conde de Barcelona Ramón Berenguer IV. El pacto se concluyó en febrero de 1158 en la localidad de Serón de Nágima, fronteriza entre sus reinos respectivos, y se enmarca en el problema surgido a raíz del testamento del rey Alfonso I de Aragón respecto a su sucesión.

TérminosEditar

Según los términos del acuerdo, el rey castellano renunció al título de rey de Zaragoza que ostentó su padre, Alfonso VII, así como a su soberanía sobre la ciudad de Calatayud y otras villas que se le habían cedido por el Tratado de Carrión. Sancho las cedió a Ramón Berenguer IV y a su hijo, el futuro Alfonso II de Aragón, aunque en el documento se le llama Ramón;[1]​ a cambio, este debía rendirle homenaje, tanto a él como a sus sucesores, sin estar obligado a entregarle ninguna fuerza, castillo o señorío.[2]

ConsecuenciasEditar

Alfonso II de Aragón pudo liberarse de este homenaje después de combatir en el asedio de Cuenca (1177).

ReferenciasEditar

  1. Jordi Ventura, Alfons el Cast, Editorial Aedos, Barcelona, 1961, pág. 84.
  2. Bofarull, Próspero: Colección de documentos inéditos de la Corona de Aragón. Vol IV: XCV. Concordia para terminar las cuestiones que se habían suscitado entre el conde y el rey don Sancho de Castilla, sobre los estados de Zaragoza y Calatayud

BibliografíaEditar