Abrir menú principal

Adrasto

rey de Argos

En la mitología griega, Adrasto (Ἄδρηστος / Adrēstos), hijo de Tálao y Lisímica, fue rey de de Argos. Se casó con Anfitea. En su juventud, las rivalidades dinásticas lo llevaron a refugiarse en Sición, en la corte del rey Sicione, cuyo trono llegó a ocupar, e instituyó los Juegos Nemeos.

Más tarde pudo regresar a Argos. Siendo allí rey acogió a Polinices, expulsado de Tebas por su hermano Eteocles. Polinices llegó al palacio de Adrasto, al mismo tiempo que Tideo, que había sido desterrado de Etolia y se emprendió una lucha entre los dos. Adrasto detuvo el combate y, siguiendo un oráculo que había recibido mediante el cual casaría a sus dos hijas con un león y un jabalí, decidió que Deípile se casaría con Tideo y Argía con Polinices (puesto que Polinices había acudido cubierto con una piel de león y Tideo con la de un jabalí), e intentó reponerlo en el trono. Con ello dio lugar a la guerra de los Siete contra Tebas, en la cual perecieron todos los héroes menos Adrasto.[1]

Sin embargo, diez años más tarde pudieron ser vengados por una expedición punitiva emprendida por sus hijos (los Epígonos).

Durante los tiempos históricos, Adrasto recibía culto en Megara, Sición y Argos. Puede admitirse que su origen debió ser un numen de la vegetación, probablemente originario de Sición, que posteriormente descendió a la categoría de héroe y fue relacionado con Argos.


Predecesor:
Pólibo
Reyes de Sición
Sucesor:
Yanisco
Predecesor:
Tálao
Reyes de Argos
Sucesor:
Diomedes

NotasEditar

  1. Es mencionado por Diomedes en la Ilíada' (XIV, 121), donde también aparece como dueño del afamado caballo Arión (XXIII, 347).

Enlaces externosEditar