Aerosol (medicamento)

(Redirigido desde «Aerosol (medicina)»)

En las ciencias de la salud (es decir, en su forma galénica), se denomina aerosol a cualquier sistema presurizado dentro de un recipiente de aluminio, de hojalata o de vidrio, provisto de una válvula para la liberación del medicamento, reducido a gotas muy finas.

Índice

FisicoquímicaEditar

Desde un punto de vista fisicoquímico, es una dispersión constituida por una fase interna líquida o sólida, llamada fase dispersa, y una fase externa gaseosa, llamada fase dispersante. Conceptualmente, es sinónimo de pulverizador, aunque en éste la dispersión se puede hacer manualmente, con lo que se obtienen gotas de tamaño mayor que con el aerosol, que lleva incorporado un gas propelente. Por extensión, se aplica el término aerosol tanto al contenido que cumple estos requisitos como al envase que lo contiene.

 
Presentación clásica de un aerosol

Su uso primordial es por vía inhalatoria, por lo que este término se utiliza mucho más para las presentaciones dedicadas a este uso, mientras que las presentaciones para uso tópico suelen conocerse como spray, aunque realmente ambos términos sean sinónimos. No obstante, cuando la fase interna es sólida existe la tendencia a referirse a la presentación como inhalador, por su similitud con los sistemas verdaderos de inhalación, que no incorporan fase gaseosa, y se limita el uso del término aerosol para las presentaciones con fase interna líquida.

Como podrá comprenderse, dada la gran similitud de los conceptos, se utilizan de forma indistinta los términos pulverizador, aerosol, inhalador y spray. En este artículo, se usa la siguiente definición de aerosol:

Forma galénica consistente en una dispersión constituida por una fase interna líquida o sólida y una fase externa gaseosa, que se incorpora a presión en el interior de un envase dotado de una válvula para su liberación y que se utiliza por vía inhalatoria para el tratamiento de determinadas enfermedades.

ClasificaciónEditar

Se conocen numerosas clasificaciones, en función del parámetro utilizado para las mismas:[1]

  • por el número de fases: bifásicos, trifásicos;
  • por el tipo de gas propulsor: se usaban en abundancia los compuestos clorofluorocarbonados (CFC) pero, por los daños sobre la capa de ozono, casi han dejado de utilizarse por completo;
  • por el método de descarga;
  • por el uso terapéutico.

IndicacionesEditar

Los principios activos que pueden vehiculizarse en esta forma galénica son numerosos:

Su uso por vía inhalada orienta hacia las patologías que se beneficiarían del tratamiento con los aerosoles:[2]

Modo de empleoEditar

Al utilizarse por vía inhalatoria, es importante que el contenido del aerosol llegue a su lugar de destino: los bronquios. Para ello, es fundamental sincronizar la expulsión del fármaco al presionar la válvula del sistema con una inspiración profunda. En caso contrario, el producto quedaría depositado probablemente en la mucosa orofaríngea, con lo que resultaría inefectivo.

Para los ancianos o los niños, en quienes puede ser difícil la sincronización deseada, existen cámaras inhalatorias, en las que se proyecta el fármaco, y posteriormente este llegará a su destino, al respirar el aire del interior de la cámara que contiene el fármaco.

ReferenciasEditar

  1. Navascués, I. y Hernández, F. Notas galénicas: aerosoles farmacéuticos (I). Panace@. Vol. IV, n.º 11, marzo de 2003. Disponible en [1]
  2. British Thoracic Society & Scottish Intercollegiate Guidelines Network (SIGN). British Guideline on the Management of Asthma. Guideline No. 63. Edinburgh:SIGN; 2004. (HTML, Full PDF, Summary PDF)